UNIVERSIDAD › LA ENCUESTA NACIONAL QUE REALIZAN LAS FACULTADES DE CIENCIAS SOCIALES

“Un gran proyecto federal”

El estudio sobre la estructura social argentina es llevado adelante por todas las facultades de sociales y humanas de universidades públicas, con apoyo de los ministerios de Ciencia y de Educación. Unos 450 estudiantes ya están realizando las encuestas.

Unos 450 estudiantes universitarios de todo el país recorren más de 12 mil viviendas para conocer las características de los hogares argentinos. El trabajo de campo es parte de la Encuesta Nacional sobre la Estructura Social, que se lleva a cabo en el marco del Programa de Investigación sobre la Sociedad Argentina Contemporánea (Pisac), organizado en conjunto por las facultades públicas de Ciencias Sociales y Humanas de todo el país. En su paso por 359 localidades de 2 mil habitantes o más en las 24 jurisdicciones argentinas –una muestra que permitirá representar al 92 por ciento de la población–, los encuestadores formulan preguntas sobre educación, trabajo, acceso a servicios, entre otras. “Es un gran proyecto federal”, aseguró Juan Piovani, director del Pisac.

La encuesta es realizada por las facultades en articulación con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que aporta el financiamiento. “Son todos equipos de las universidades nacionales, que se ocupan desde el diseño hasta la aplicación. Es la primera vez que esto se hace”, explicó a Página/12 Verónica Maceira, investigadora de la Universidad Nacional de General Sarmiento, encargada del desarrollo teórico-metodológico de la encuesta.

Los estudiantes visitan las casas principalmente los fines de semana, cuando es más probable que los integrantes del hogar se encuentren. La encuesta puede ser contestada en el momento o puede concertarse una entrevista para recibirlos luego. Cada entrevista contiene preguntas sobre trabajo, acceso a servicios, educación y se responde en unos 40 minutos. Las respuestas siempre son confidenciales y los encuestadores no requieren la identidad de quienes contestan. El trabajo de campo ya alcanzó la última etapa y se están realizando las encuestas en el conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires. “Es el campo más complejo porque la gente es más reacia a abrir la puerta”, contó la socióloga.

Hay dos tipos de muestreo: una modalidad presencial en los hogares y una telefónica, sobre todo en los sectores de ingresos medios altos y altos, que usualmente no contestan encuestas. “Es la primera vez que se va a hacer esta articulación. Si no, los segmentos más altos no van a responder”, añadió Maceira. En general, se trata de personas que viven en edificios con barreras al ingreso, o torres, cuyos habitantes no bajan a atender a los investigadores.

Para Maceira, el estudio va a permitir articular un conjunto importante de investigaciones. El estudio recabará información sobre estructura social, atenderá la presencia de las distintas clases sociales y las relaciones entre ellas. Tendrá en cuenta la inserción laboral de los miembros del hogar, verificará si son propietarios o no de medios de producción, si se contrata fuerza de trabajo, qué nivel de calificación tienen si son trabajadores. Esta parte, además, es atravesada por otro eje relacionado con las desigualdades de género y étnicas.

La segunda parte de la encuesta tiene que ver con las condiciones de vida: familia, hogares, salud, educación, migraciones, trabajo, seguridad alimentaria, vivienda y transporte. Todo un conjunto de dimensiones.

“La encuesta fue diseñada para que todos los investigadores de las universidades nacionales puedan usarla. Por eso se diseñó desde una perspectiva muy plural”, explicó Maceira.

La encuesta se realiza en el marco del Pisac, una iniciativa del Consejo de Decanos de las Facultades de Ciencias Sociales y Humanas del país, donde participan cerca de 40 instituciones académicas. Para Juan Piovani, director del programa y docente de la Universidad Nacional de La Plata, se trata de “un gran proyecto federal. Había una tendencia a metropolizar los discursos. Ha habido mucha invisibilización de otros lugares y se universaliza el resultado de una especificidad y una realidad situada”, explicó a Página/12.

Por eso, según el director del Pisac, estudios como la Encuesta Nacional sobre la Estructura Social (Enes) se llevan adelante tras realizar concursos y garantizar mecanismos para investigadores de distintas instituciones y lugares del país, de modo que se “multipliquen las voces y las perspectivas”.

Con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, el programa lleva adelante las Encuestas Nacionales sobre la Heterogeneidad Social (Enhs). La Enes es el primer eslabón de ese estudio y sus primeros resultados se esperan para el próximo año. Basada en la misma muestra, la segunda encuesta del Pisac apuntará a las “dinámicas sociales y a cómo las personas se relacionan entre sí, con las instituciones y el Estado”, así como a señalar las distintas formas de participación, incluidas aquellas que se dan a través de las redes y la tecnología de la información. Actualmente, está en etapa de diseño.

Informe: Aldana Vales.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.