UNIVERSIDAD › CONFLICTO POR EL INGRESO EN MEDICINA DE LA UNC

Un examen ante la Justicia

Por Camilo Ratti
Desde Córdoba

Un grupo de padres de aspirantes a estudiar Medicina en la Universidad Nacional de Córdoba presentó ante la Justicia federal acciones de amparo, hábeas data y solicitud de medidas de no innovar, después de que fueran desalojados por policías y gendarmes los estudiantes que mantuvieron tomado por más de 20 días el Rectorado de la UNC. La protesta se realizó en reclamo de “un cambio en la metodología del examen de ingreso que dejó afuera al 80 por ciento de los estudiantes”. La Facultad de Ciencias Médicas ofreció tomar otro recuperatorio, pero padres y estudiantes lo rechazaron porque sería bajo las mismas condiciones.
Ya no se los ve por la calle, ni por la TV, ni en el diario. Tampoco se escucha por las radios a “los chicos de Medicina”, esos alumnos que reprobaron el examen de ingreso en la facultad conducida por el decano menemista José María Willington y que por tres semanas ocuparon junto a padres y agrupaciones de izquierda el Rectorado para exigir la revisión “de las gravísimas irregularidades que ofrecían el examen de ingreso y el recuperatorio”, según dijo a Página/12 Claudia Fioroni, madre de una de las estudiantes reprobadas.
Los padres buscan “que sea el Tribunal el que esclarezca los hechos que las autoridades universitarias no han querido ni podido hacer, omitiendo información y negándose a dar respuestas sobre los exámenes de ingreso que impiden el acceso a centenares de chicos a la universidad pública”, según consta en la denuncia que presentaron en el Juzgado Federal Nº 3. Las “irregularidades” se concentran en una carpeta firmada por escribano público que no ha sido tratada por el consejo de la UNC ni por el de Medicina y que el pasado viernes fue entregada al ministro de Educación, Daniel Filmus, quien prometió “atender los reclamos”.
Los padres y estudiantes denuncian que el durísimo examen (aprobaron 92 alumnos de los más de 2600 que se presentaron) es un “cupo encubierto” con “numerosas irregularidades”, como “la falta de tiempo para contestar 320 opciones en 300 minutos; más de una respuesta correcta en el multiple choice; ejercicios contrarios a la bibliografía; preguntas de un nivel superior al de un ingresante; además de maltrato psicológico y material”. La única respuesta de Willington fue la aceptación de tomar un segundo recuperatorio, el sábado 29: “Sería contradictorio participar de una metodología que hace veinte días venimos denunciando”, dijeron padres y alumnos.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.