UNIVERSIDAD

Paros docentes y no docentes en una complicada semana académica

Las facultades de la UBA casi no tuvieron actividad ayer. Hoy y mañana para la Conadu Histórica. Negociaciones con Educación.

 Por Javier Lorca

Facultades cerradas o con escasa actividad, aulas vacías, estudiantes sin clases. La escena se repitió ayer en casi todas las sedes de la UBA debido al paro de los trabajadores administrativos y de maestranza. Fue el inicio de una sucesión de huelgas en la universidad, que tendrá su segundo capítulo hoy y mañana con un paro nacional de los docentes vinculados con la Conadu Histórica. Si los conflictos presupuestarios y salariales no se solucionan en las negociaciones con el Ministerio de Educación –hoy habrá una reunión–, está previstas nuevas medidas de fuerza en los próximos días.

Mientras ayer cumplía cinco meses, la crisis político-institucional de la UBA sumaba un inesperado ingrediente con el paro del gremio no docente Apuba, cuya conducción tiene una más que buena relación con el ministro Daniel Filmus y con el vicerrector Aníbal Franco –a cargo de la universidad ante la imposibilidad de elegir rector–. “Ya no teníamos más margen para bancar la situación”, confió un dirigente del sindicato que representa a los 11 mil no docentes de la universidad. “Por nuestra paritaria, tenemos que cobrar un adicional de 1500 pesos anuales. Este año solamente cobramos 200 pesos y la UBA no tiene fondos para pagar el resto.” El reclamo de los no docentes apunta, de todos modos, a una mejora global del presupuesto de la universidad. Según fuentes del rectorado, la casa de estudios necesita una partida de refuerzo para llegar a fin de año, alrededor de 45 millones de pesos.

Apuba difundió que el paro de ayer “fue total”, salvo en los hospitales, para preservar la salud de los pacientes. Las facultades de Ingeniería, de Psicología y de Filosofía y Letras ni siquiera abrieron sus puertas. Las demás sí, pero la actividad académica fue limitada. A la tarde, una recorrida por las unidades académicas cercanas a Plaza Hou-ssay permitió ver poca gente y menos movimiento en Ciencias Sociales. Algo más activas, pero lejos de lo normal, estaban Medicina, Económicas y Farmacia. En la entrada de Odontología, un cartel anunciaba: “Los docentes de esta facultad, basados en la grave situación presupuestaria que atraviesa la UBA, hemos decidido no realizar actividad”.

Al paro no docente de 24 horas le seguirá otro de 48 horas, pautado para este jueves y viernes, y otro de 72 horas, del martes al jueves de la próxima semana. Aunque en Apuba esperan que antes –hoy o mañana– llegue una oferta del Gobierno.

El conflicto docente, en cambio, tiene incidencia nacional. Pese a que, por ahora, sólo es sostenido por una de las tres federaciones del sector, la Conadu Histórica, que consideró insuficiente el aumento del 19 por ciento ya otorgado, incremento aceptado por los otros sindicatos nacionales, Conadu y Fedun. Entre otros puntos, la Conadu Histórica exige: triplicación del presupuesto universitario, media canasta familiar para el salario básico del cargo testigo, renta para los ad honorem y un 85 por ciento móvil para los jubilados. El sindicato ya paró 24 horas la semana pasada y el próximo miércoles organizará, junto a otras entidades gremiales, una “marcha federal por la educación”.

La huelga de hoy y mañana será acompañada, en la UBA, por clases públicas. En las dos sedes de Sociales diferentes cátedras harán actividades en la calle desde esta mañana, a las 10, las 17 y las 19. La actividad se replicará en otras facultades. A las 18, en Psicología, habrá una mesa debate sobre la proyectada nueva ley de educación. Mañana, a las 12, frente al Congreso, hablarán “jóvenes científicos precarizados”. Desde las 14.30, cátedras de Medicina, Exactas y Sociales darán clases en Plaza Houssay. Ahí mismo, a las 19, se hará el acto central de la jornada.

Aunque no tomó todavía medidas de fuerza, la Conadu acaba de declararse en estado de alerta y movilización “ante la falta de avances en la negociación salarial” que mantiene con los rectores y la Secretaría de Políticas Universitarias. El punto de la discordia es la bonificación de un adicional otorgado en 2005, que, según el compromiso asumido, debía acordarse antes del fin de agosto. Hoy habrá una nueva reunión de la comisión negociadora y los dirigentes de Conadu aguardan una oferta oficial. Por su parte, la Fedun hará un congreso este jueves y viernes, en su nueva sede porteña, para tratar también las condiciones laborales y salariales y elaborar una propuesta.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.