Exclusivo: PáginaI12 descubrió otro entramado offshore de los Macri. Una sociedad con 49 millones de dólares
Patrón de conducta para negocios de la familia
El padre del presidente Mauricio Macri administró un autopréstamo millonario a través de una sociedad radicada en Londres, corazón de la telaraña británica offshore. Framac (acrónimo de Franco Macri) Internacional LLP recibió un crédito de Sideco Americana.
Padre e hijo Macri, familia que ya tiene una colección de empresas offshore para administrar sus negocios.Padre e hijo Macri, familia que ya tiene una colección de empresas offshore para administrar sus negocios.Padre e hijo Macri, familia que ya tiene una colección de empresas offshore para administrar sus negocios.Padre e hijo Macri, familia que ya tiene una colección de empresas offshore para administrar sus negocios.Padre e hijo Macri, familia que ya tiene una colección de empresas offshore para administrar sus negocios.
Padre e hijo Macri, familia que ya tiene una colección de empresas offshore para administrar sus negocios. 

Las empresas de la familia Macri recurrieron a una sociedad radicada en Londres para administrar un autopréstamo por más de 49 millones de dólares. El vehículo utilizado para canalizar los fondos alrededor de la red global de servicios financieros se llama Framac International LLP. El entramado offshore comienza en el Reino Unido pero, a lo largo de una década, atraviesa otras cinco populares guaridas financieras y fiscales: Austria, Uruguay, Suiza, Dubai y Hong Kong. Documentación oficial de la compañía británica a la que tuvo acceso PáginaI12 indica que el multimillonario crédito fue otorgado por Sideco Americana en 2008 pero, según muestra el balance presentado el año pasado, los fondos seguían circulando. Desde la compañía donde se concentraron los distintos negocios del Grupo Macri reconocen la existencia de la offshore británica. Sideco Americana informa en el balance ser su dueña durante un año y le adjudica como objeto la realización de inversiones en China. Sin embargo, no existen  indicios sobre los 49.162.277 dólares prestados libres de intereses y sin plazos de devolución. 

Aunque fuentes cercanas a la empresa aseguraron a este diario que “todas las operaciones de la compañía están registradas”, los balances de Sideco Americana no dan cuenta de esa transacción. Allegados a la firma controlada por la familia presidencial remarcaron que, al momento de realizarse el préstamo, “Franco Macri era quien hacía y deshacía”. Los archivos del Companies House, el registro de sociedades británico, analizados por este diario dejan al desnudo esa última afirmación. A partir de 2012, el ahora retirado padre del presidente Mauricio Macri comenzó a figurar como el beneficiario final de Framac International LLP. O sea, él era el verdadero dueño de la empresa. La información indica que Franco controla, por lo menos, un 75 por ciento de la compañía. Atento a la tradición offshore de la familia presidencial y los funcionarios cambiemitas, que comenzó a revelarse en abril de 2016 con la publicación de los Panamá Papers, la firma británica es administrada por Franco Macri desde Uruguay.

British paradise

El Reino Unido es el enclave offshore más grande del mundo. Una desarrollada industria de servicios financieros, el laxo marco regulatorio y la opacas estructuras societarias disponibles ofrecen eficientes mecanismos para las maniobras de evasión, fuga, ocultamiento y lavado. Sobre esa plataforma londinense se monta la red de territorios británicos de ultramar y dependencias de la corona alrededor del planeta como Islas Caimán, Jersey, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Guersney, Anguila y Gibraltar que garantizan el secreto financiero y los beneficios fiscales. Los expertos de la organización Tax Justice Network estiman que la telaraña británica representa el 22,7 por ciento de todas la operatoria offshore del mundo. 

La fuga de capitales hacia los principales centros financieros del mundo es un rasgo estructural y permanente de la economía argentina. El origen, la dimensión y las causas variaron a largo de los últimos cuarenta años pero la sangría nunca se interrumpió. La red global de guaridas financieras permite a los argentinos ocultar entre 260 y 500 mil millones de dólares. Esas cifras representan entre el 40 y 80 por ciento del PIB. Los denominados paraísos fiscales no solo lesionan la capacidad estatal para recaudar impuestos sino que se constituyen como una fuente de inestabilidad macroeconómica al reducir el fondeo disponible para la (re)inversión y ejercer presión sobre las cuentas externas. Los flujos financieros ilícitos tienen como protagonistas las grandes empresas y sus dueños. 

Los registros londinenses muestran que el enclave offshore también facilitó operaciones de funcionarios del Gobierno de Cambiemos. En esa jurisdicción está registrada Line Action, la empresa donde el desplazado subsecretario general de la presidencia, Valentín Díaz Gilligan, se desempeñó como director entre 2012 y 2014. Con esa compañía el ex funcionario controlaba una cuenta bancaria no declarada en Andorra que, según reveló el diario español El País llegó a tener 1,2 millón de dólares. Como publicó este diario en noviembre, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue designado como director en tres sociedades británicas con presencia en guaridas africanas, caribeñas y europeas: Shell Namibia Limited controlada desde Islas Mauricio, The Shell Company (W.I) establecida en Curaçao y Shell Paraguay inscripta en Londres. Los registros y balances de las tres empresas muestran que el funcionario participó en esas empresas entre 1995 y 1997 cuando se desempeñaba en la actividad privada.

La historia de Framac

La británica Framac International LLP, de Franco Macri, nació el 28 de marzo de 2008. La firma londinense declara dedicarse a la administración de inversiones y tuvo entre sus fundadores a dos sociedades radicadas en Suiza: T&F Tax and Finance SA y Jeremyn Trust. La conformación inicial no duró mucho ya que el segundo de sus miembros originarios renunció y a las pocas semanas fue reemplazado por Saminvant GmbH de Austria. “Durante el período la LLP ingresó en una transacción, en el curso ordinario del negocio, con una firma vinculada. La operación en la que ingresó, y su balance al 31 de diciembre, es la siguiente: Préstamo de Sideco Americana SA por 49.162.277 dólares”, reporta la empresa a fines de 2008 para precisar que “Sideco Americana es la empresa controlante de Saminvint GmbH. El préstamo no paga intereses y no tiene fecha fija de cancelación”. 

En otras palabras, los treinta documentos obtenidos por este diario muestran que los Macri argentinos otorgaron un flexible y multimillonario crédito a los Macri británicos. El vínculo entre las dos empresas es reconocido en los estados contables de Sideco Americana a la Comisión Nacional de Valores argentina. A contramano de las afirmaciones realizadas por fuentes allegadas a la empresa, el préstamo por más de 49 millones de dólares, en cambio, no es identificable en los registros de Sideco Americana. “La Sociedad adquirió el 100 por ciento de Saminvint GmbH, una sociedad con sede en Viena, Austria, la cual cuenta con una participación del 99 por ciento en Framac International LLP, sociedad constituida en Londres, cuyo objeto es la realización de inversiones en la República Popular de China y otros países”, reza el balance de la empresa. 

El balance de Framac International LLP de 2009 permite seguir la ruta del dinero hasta Hong Kong. La firma declara haber utilizado parte del préstamo para otorgar otro en similares condiciones por 4,8 millones de dólares al Macri Group HK Limited. Framac International LLP registró ese año un retroceso mayor al monto del préstamo otorgado a la firma hongkonesa. Las tenencias bancarias cayeron de 49 a 42 millones de dólares ya que también “financió” a otras compañías o individuos pero los documentos no precisan quiénes fueron los beneficiarios. Los fondos alojados en entidades financieras por Framac continuarán consumiéndose entre 2010 y 2016 sin precisar a quién se le otorgan los préstamos para reducirse hasta los 3 millones de dólares.

Los registros británicos del Companies House muestran, a partir de 2012, cambios en la composición de la empresa cuando el último de los miembros originarios, la firma suiza T&F Tax and Finance SA, es reemplazada por Milman Holdings LTD de Dubai. Entonces, la empresa británica a la que la matriz del Grupo Macri le prestó cerca de 50 millones de dólares pasó a estar controlada desde Austria y Dubai. Es a partir de ese balance cuando la empresa declara que tiene una subsidiaria registrada en Irlanda denominada Hadrian Consulting Limited y suma así un nuevo destino al recorrido de Framac por la red global de servicios financieros offshore.   

La exótica estructura de control durará poco. Antes de terminar el año la composición de Framac International LLP vuelve a cambiar con la salida de la vienesa Saminvant GmbH. En su reemplazo será nombrada una uruguaya llamada Yecolin SA. Esa empresa es en la actualidad la dueña de la sociedad británica que durante una década distribuyó cerca de 49 millones de dólares alrededor del mundo. El propietario es el padre del presidente argentino, Franco Macri, que figura como “individuo con participación significativa” en los registros del Companies House a partir del 6 de abril de 2016. Tres días antes los Panama Papers habían revelado la existencia de la offshore bahameña Fleg Trading donde compartía el directorio con sus hijos Mariano y Mauricio. 

@TomasLukin 

[email protected]

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ