Con un gol de Benítez en el complemento, el equipo de Holan se impuso al de Barros Schelotto en Avellaneda
Independiente encendió las luces rojas en Boca
En un final cargado de polémica por una mano de Verón en el área que el árbitro no sancionó, el líder de la Superliga dejó en el camino tres puntos y se acortó la distancia con Godoy Cruz.
Los jugadores de Boca no encuentran respuestas a la segunda derrota consecutiva en la Superliga.Los jugadores de Boca no encuentran respuestas a la segunda derrota consecutiva en la Superliga.Los jugadores de Boca no encuentran respuestas a la segunda derrota consecutiva en la Superliga.Los jugadores de Boca no encuentran respuestas a la segunda derrota consecutiva en la Superliga.Los jugadores de Boca no encuentran respuestas a la segunda derrota consecutiva en la Superliga.
Los jugadores de Boca no encuentran respuestas a la segunda derrota consecutiva en la Superliga. 

Con perspectivas de consagrarse campeón, el líder Boca quedó atragantado y cayó 1-0 de visitante frente a Independiente, que también le ganó a River en este torneo, en el partido saliente de la fecha 23ª de la Superliga. Martín Benítez anotó en el complemento el único gol para el Rojo, que así escaló a la tercera posición con 42 puntos –al igual que San Lorenzo, que hoy juega contra Vélez– y pretende clasificar a las Copas de 2019. El clásico se jugó en Avellaneda después de casi tres años y fue la primera caída del xeneize desde que el estadio local pasó a llamarse Libertadores de América. Con este resultado, el escolta Godoy Cruz se mantiene expectante a cuatro puntos de la cima, cuando restan cuatro fechas. Una versión aseguraba que el veterano arquero Gianluigi Buffon, de la Juventus de Italia, podría jugar en el club de la Ribera junto a su amigo Carlos Tevez, descartado incluso del banco por un traumatismo en la rodilla derecha que sufrió en el empate copero ante Palmeiras en San Pablo.

Presente en el estadio, el DT del seleccionado nacional, Jorge Sampaoli, acudió para ver en acción a Fabricio Bustos en Independiente (ya que Maximiliano Meza ni siquiera integró el banco) y a Cristian Pavón y Pablo Pérez por el visitante, donde el técnico Guillermo Barros Schelotto dispuso el debut del chico Agustín Almendra, un volante de 18 años, sparring de la Selección. Pero el defensor del Rojo se lesionó en diez minutos de juego y debió ser reemplazado por el ex Boca Juan Sánchez Miño.

Poco antes, un mal pase desde el costado izquierdo hacia adentro de un defensor local obligó a Figal –que ni siquiera fue amonestado– a bajar al uruguayo Nández en la puerta del área, pero el tiro libre de Pavón dio en la barrera. De inmediato, un error similar esta vez del colombiano Barrios generó una mala salida del arquero Rossi –de flojo partido– y la pelota le quedó a Domingo, en la primera de riesgo para el Rojo. Luego, una jugada combinada entre Verón, Gigliotti (otro ex xeneize) y Sánchez Miño terminó con el remate de este último por arriba del travesaño. Boca era presionado por el local y encima perdía a Barrios, su principal motor, quien pidió el cambio al acusar dolor muscular y en su lugar entró Emanuel Reynoso. 

A los 35 minutos, el dominio era marcadamente local, pero Boca equilibraría el trámite. Un corner desde la derecha ejecutado por Pavón fue cabeceado por Bou al primer palo y exigió al uruguayo Campaña. Poco después, el propio Pavón desbordó con clase adentro del área, aunque definió mal, y en la jugada siguiente el activo Bou cayó aparatosamente dentro del área marcado por Silva. Al final de la etapa fue reemplazado el Galgo Gutiérrez y así los de Ariel Holan completarían su segunda baja por lesión.

El complemento siguió mostrando un juego de bajo vuelo, a tal punto que lo que parecía una contra letal de Boca comandada por Pavón acabó en la nada porque el 7 bravo xeneize entregó un pase atrás a uno de casaca verde y de apellido Penel. Pero a los 12, Boca perdió la pelota en mitad de cancha y Sánchez Miño metió un contragolpe perfecto para que Benítez someta a Rossi.

El líder tambaleaba y quedaba al borde del nocaut. El Mellizo sacó a Almendra y metió a Wanchope Abila, quien enseguida estrelló un remate en el palo. Boca estaba regalado atrás e Independiente no iba a fondo y le perdonaba la vida. En el descuento, Verón estiró el brazo en su área, pero el árbitro no dio el penal que todo Boca vio, por lo que Pérez se fue expulsado. Aunque irregular, Independiente se acomodó 3º en la tabla, mientras el líder entró en un cono de sombras y rechaza llamadas de teléfono desde Mendoza...

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ