El músico, con un largo historial de escándalos policiales, está prófugo
Pity Alvarez, acusado por un homicidio
Un vecino del barrio Samoré, en Lugano, denunció haber visto cómo el músico mataba de tres disparos a un hombre, luego de una discusión. La policía encontró el cadáver y el arma. Buscan a Alvarez, que fue visto en un boliche de Ramos Mejía.
Pity Alvarez tiene un larguísimo historial de incidentes policiales e internaciones por adicción a las drogas.Pity Alvarez tiene un larguísimo historial de incidentes policiales e internaciones por adicción a las drogas.Pity Alvarez tiene un larguísimo historial de incidentes policiales e internaciones por adicción a las drogas.Pity Alvarez tiene un larguísimo historial de incidentes policiales e internaciones por adicción a las drogas.Pity Alvarez tiene un larguísimo historial de incidentes policiales e internaciones por adicción a las drogas.
Pity Alvarez tiene un larguísimo historial de incidentes policiales e internaciones por adicción a las drogas. 

El músico de rock Cristian “Pity” Alvarez era buscado intensamente como sospechoso de haber asesinado a tiros a un amigo con el que había discutido en el barrio porteño de Villa Lugano. El líder de Viejas Locas fue acusado por un testigo de matar con una pistola calibre 7.65 a un hombre en el complejo habitacional Samoré. La víctima, identificada como Cristian Díaz, de 36 años, residía en el Gran Buenos Aires, pero tenía parientes en Lugano.

La policía dijo que Alvarez escapó con un auto en dirección a la autopista Dellepiane. Luego se supo que había ido a Pinar de Rocha, en Ramos Mejía, cerca del cual encontraron el auto en el que escapó. Hay versiones de que encontraron varios miles de dólares en el vehículo.

El hecho se produjo alrededor de las 2 de la mañana de ayer, entre las torres 11 y 12 del barrio situado en Dellepiane y Escalada. Según el denunciante, en medio de la discusión, Díaz le propinó un cabezazo a Pity, quien enseguida sacó el arma y disparó. Existen al menos tres testigos del hecho, que ya declararon, y hay imágenes de cámaras de seguridad.

Una vez que intervino la policía, fue encontrado el cuerpo de la víctima y el arma, con la numeración intacta y cinco vainas servidas. Alvarez no tiene permiso de portación de armas.

El secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, indicó que ya se está trabajando y se realizan peritajes sobre el arma y la ruta del vehículo con el que escapó el cantante, aunque los vecinos advierten que todavía no se allanó la casa del músico. Según el funcionario, Díaz recibió dos disparos en la cara y uno en el pecho, lo que provocó su muerte en el acto.

En tanto, el abogado del músico, Sebastián Queijeiro, justificó la tenencia del arma por parte del músico porque el lugar en el que se produjeron los hechos “es un barrio muy peligroso”. El letrado sostuvo que el músico aún consume estupefacientes y dijo que es poco probable que se haya fugado: “Queremos esclarecer qué paso, porque esto no corresponde al perfil de él. Cuando nos enteramos a la mañana pensamos que era una falsa noticia. No creo que se pueda fugar, con la prensa y todo la difusión lo van a reconocer en cualquier lado”.

Sandra, testigo del hecho, dijo que desde su departamento, oyó la discusión y los disparos. La mujer señaló que conoce a Alvarez, lo aprecia “como vecino”, y que cuando se asomó por la ventana lo reconoció “por su forma de caminar” y oyó que una joven, que cree era su novia, le decía: “¿Qué hiciste?” mientras se alejaba del lugar. Otros vecinos confirmaron que Pity vivía en la torre 12 y advirtieron que “habitualmente está armado”, pese a lo dicho por su abogado. Otros hablaron directamente de un “ataque” y negaron el entredicho entre el cantante y Díaz.

El músico protagonizó una larga lista de incidentes, en algunos casos delictivos y con armas de fuego, y fue objeto de varias internaciones para tratar su adicción a las drogas. Entre los más resonantes está el haberle disparado a su productor, Alejandro Novara, en una pierna, en agosto de 2010, aunque no hubo denuncia. El 19 de julio de ese año fue detenido, acusado de haberle robado las llaves de un vehículo y una cámara a un equipo periodístico del canal América, que había intentado entrevistarlo. Poco después amenazó con un revólver a una mujer y su hija que se le acercaron para pedirle una foto. En enero de 2014 lo detuvieron por portación de crack. El 28 de septiembre de 2015 fue demorado por la policía por llenarse la boca con querosén y lanzar llamas contra el público, durante un recital ofrecido en la ciudad de La Plata. El último antes de éste fue el 6 de abril del 2017 cuando se produjeron serios incidentes en San Miguel de Tucumán porque se suspendió un recital porque Alvarez se negó durante más de seis horas a salir de su camarín.