Timerman declaró por segunda vez en la causa del Memorándum con Irán
"A Estados Unidos y a Israel les conviene que la causa no avance"
El ex canciller Héctor Timerman reiteró ante el fiscal Marcelo Colombo que nunca estuvieron en duda las alertas rojas que pesaban contra los acusados del atentado a la AMIA. Subrayó que fue él mismo quien pidió a Interpol que las ratificara. "Yo no vivo solo en la Argentiina", concluyó.

   El ex canciller Héctor Timerman negó hoy, al declarar en su domicilio, haber participado de una reunión secreta en Alepo, Siria, como parte de las negociaciaciones por el Memorándum de Entendimiento con Irán.

   "Cuatro años pasaron... ¿Pueden decirme en qué avanzó la causa? ¿En qué avanzó la causa? Lo único que avanza es mi cáncer y esa es una gran frustración. El avance chiquito siempre va a ser mejor que la nada", replicó Timerman.

   "¿A quién le conviene que en cuatro años estemos en silencio? No hay nadie que siquiera reemplace a Nisman. ¿A quién le conviene esto? Es muy difícil. Yo creo que hay alguien que está frenando esto y no es iraní. Sé que a Estados Unidos y a Israel le conviene", afirmó el ex canciller al responder las preguntas del fiscal de juicio.

   Luego de un primer intento de videoconferencia fallido, los jueces se trasladaron al domicilio de Timerman, quien a pesar de las dificultades técnicas contestó todas las preguntas del fiscal Marcelo Colombo.

   Timerman negó la supuesta reunión en Alepo: "Yo siempre negué su existencia", sostuvo el ex canciller de Cristina Kirchner, aunque sí dijo que mantuvo un encuentro con el presidente Sirio en otro ámbito.

   "No recuerdo mucho el año que comenzaron las conversaciones por el Memorándum con Irán", dijo Timerman aunque sí mencionó que la primera reunión que solicitaron los iraníes fue en Isla Margarita, durante una cumbre de países no alineados.

   Timerman explicó que "Irán negoció con la Argentina porque necesitaba mostrarle al mundo que podía negociar con un país extranjero" y "no porque le interesara" la cuestión AMIA.

   Según explicó Timerman, los iraníes dijeron que "revisaron el expediente y no encontraron una sola prueba que dijera que fueron ellos" los responsables del atentado a la AMIA y aclaró: "Si la Justicia argentina dice que son culpables, son culpables para nosotros".

   "Se nos ocurrió hacer soberanía argentina en territorio iraní, porque Irán no extradita ciudadanos y porque Argentina no hace juicios en ausencia", agregó acerca de la propuesta para interrogar en Teherán a los iraníes acusados.

   Además, explicó que el Ejecutivo no había informado al Poder Judicial acerca del desarrollo de las negociaciones porque "era un acuerdo político, no judicial".  "Los iraníes no querían que se hiciera público, nosotros pensamos que algo se tenía que decir (…) pero no queríamos parar las negociaciones si se hacía público o no", acotó.

Respecto de las alertas rojas que pesaban sobre los acusados de haber participado del atentado, Timerman subrayó que le pidió a Interpol que fueran ratificadas para que no cupiera ninguna duda. “Yo no tenía dudas, pero no vivo solo en la Argentina”, concluyó.

La declaración del ex canciller estaba pautada para ser trasmitida mediante videoconferencia por el delicado estado de salud del ex funcionario que padece un cáncer en etapa avanzada. Sin embargo, la indagatoria adelantada, solicitada por el propio Timerman, debió ser suspendida porque el personal judicial esta mañana no contaba con un micrófono adecuado para la videoconferencia.

La causa se originó el 14 de enero de 2015 tras la denuncia realizada por el fiscal Alberto Nisman por presunto encubrimiento de Irán en la investigación del atentado a la AMIA. En dos oportunidades la denuncia fue desestimada por el juez federal Daniel Rafecas, finalmente apartado del caso, y luego impulsada por su par Ariel Lijo, aunque finalmente una maniobra judicial hizo que recale en Claudio Bonadio por un expediente conexo que este tenía por supuesta "traición a la Patria" por la firma del Memorándum con Irán.

La audiencia de hoy,  había sido solicitada por Timerman haciendo uso de un artículo del Código Procesal Penal que permite la indagatoria de forma anticipada al comienzo del juicio por problemas de salud. "Mañana declaro en el juicio por encubrimiento. Es la segunda vez que lo hago a mi solicitud. Cada vez tengo menos fuerzas y quiero demostrar quién miente y quién dice la verdad", compartió ayer el ex funcionario en su cuenta de Twitter.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ