El Banco Central reducirá en 250 mil millones de pesos el stock de Lebac el martes 18
Una mala política que se bate en retirada
El Banco Central anunció que la semana próxima ejecutará la segunda etapa del programa de cancelación de Lebac. De los 400 mil millones de pesos que vencen el martes, sólo renovará 150 mil. Los bancos no podrán suscribir las nuevas.
El BC de Luis Caputo busca terminar de pagar a fin de año las Lebac, política monetaria costosa e inoperante.El BC de Luis Caputo busca terminar de pagar a fin de año las Lebac, política monetaria costosa e inoperante.El BC de Luis Caputo busca terminar de pagar a fin de año las Lebac, política monetaria costosa e inoperante.El BC de Luis Caputo busca terminar de pagar a fin de año las Lebac, política monetaria costosa e inoperante.El BC de Luis Caputo busca terminar de pagar a fin de año las Lebac, política monetaria costosa e inoperante.
El BC de Luis Caputo busca terminar de pagar a fin de año las Lebac, política monetaria costosa e inoperante. 

El Banco Central anunció ayer la segunda etapa del programa de cancelación de Lebac. La primera parte había sido presentada el 13 de agosto pasado. El objetivo de la autoridad monetaria es terminar de pagar antes de fin de año gran parte de las letras. El organismo a cargo de Luis Caputo indicó que su estrategia para la licitación del 18 de septiembre, en la que vencen cerca de 400 mil millones de pesos, será renovar únicamente 150 mil millones. Esto implica que quedarán en circulación unos 250 mil millones de pesos. El Central apuesta a compensar parte de los billetes que queden en circulación a través de la suba de 5 puntos de los encajes y la colocación de nuevas letras en moneda local a cargo del Tesoro. Se venderán reservas internacionales también para reducir la liquidez de pesos que resulte de los vencimientos. Los bancos destinarían la mayor parte de los pesos cobrados a comprar Leliq con tasas del 60 por ciento.     

 La autoridad monetaria dio algunos detalles sobre cómo se compone el stock actual de las Lebac. “La deuda asciende a aproximadamente 600 mil millones de pesos, de los cuales el 25 por ciento esta en poder de entidades bancarias y el resto en manos de las entidades no bancarias como fondos comunes de inversión, empresas, individuos y los inversores no residentes”, indicó. El Central planea reducir una gran parte de lo que queda de este stock en la licitación del próximo martes. Se difundió un comunicado en el que se describen las seis medidas para hacerlo. 

 La primera medida indica que en “la próxima licitación del 18 de septiembre se ofrecerán hasta 150 mil millones de pesos de Lebac para ser suscriptas por participantes no bancarios contra un vencimiento estimado de 300 mil millones de pesos en manos de los mismos”. El vencimiento total estaría en torno de los 400 mil millones de pesos. La diferencia son las letras en manos de los bancos. Al igual que en agosto, las entidades financieras no podrán renovar sus Lebac y deberán reinvertirlas en otros activos como las Leliq de corto plazo. Esto se aclara en la segunda medida. “Las entidades bancarias sólo podrán participar en las licitaciones Lebac por cuenta y orden de terceros no bancarios (y no con tenencia propia)”. La tercera medida detalla que “el Central ofrecerá a los bancos Notas a un año de plazo y letras de liquidez (Leliq) a una semana”. 

 La cuarta medida indica que habrá un trabajo conjunto con Hacienda. “El ministerio ofrecerá Letras del Tesoro, que servirán como alternativa de inversión en pesos para todos los participantes”. Por último, en la quinta estrategia se indica que la autoridad monetaria podrá vender reservas para absorber el exceso de liquidez. “Como ya fue informado, el Central y el FMI han acordado la disponibilidad de recursos adecuados en moneda extranjera (venta de reservas) para asegurar el buen funcionamiento del mercado de cambios a lo largo de esta operación. En el caso que sea necesario, se ofrecerá dólares de sus reservas mediante subastas”, dijo.

 La última medida que anunció el Central fue incrementar los encajes bancarios, con el objetivo de restar pesos en circulación. “Para garantizar un proceso ordenado de reducción de Lebac, se incrementará en 5 puntos los encajes obligatorios a partir del miércoles 19 de septiembre, permitiendo la integración de dicho incremento en Notas y Letras del Banco Central para el caso de los depósitos a plazo”, detalló la autoridad monetaria. Esta estrategia implicará un aumento de la base monetaria (porque el encaje se computa en este agregado monetario) pero implicará en la práctica un menor nivel de pesos circulando.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ