El Fondo de Garantía de Sustentabilidad registró una pérdida de 29 mil millones de dólares en el año
Ni el fondo de los jubilados va a quedar
Las causas del deterioro son la baja relativa de los bonos del Estado nacional y el derrape de las acciones, que en conjunto explican el 76,4 por ciento del FGS. Según datos de la Anses, la pérdida equivale al 55 por ciento de su valor en dólares.
El FGS fue creado por el kirchnerismo a raíz de la estatización del sistema previsional.El FGS fue creado por el kirchnerismo a raíz de la estatización del sistema previsional.El FGS fue creado por el kirchnerismo a raíz de la estatización del sistema previsional.El FGS fue creado por el kirchnerismo a raíz de la estatización del sistema previsional.El FGS fue creado por el kirchnerismo a raíz de la estatización del sistema previsional.
El FGS fue creado por el kirchnerismo a raíz de la estatización del sistema previsional. 

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses, una enorme cartera de activos financieros e inversiones en el terreno productivo que maneja el organismo previsional, fue muy afectado por la crisis cambiaria y de credibilidad en la política económica oficial. Medido en dólares, entre diciembre del 2017 y junio pasado su poder adquisitivo se redujo en un 30 por ciento, una descapitalización equivalente a unos 17.691 millones de dólares. Si la tendencia se extiende hasta agosto, la caída es del 55 por ciento, por un total de 29 mil millones de dólares. La causa del deterioro es la baja relativa de los bonos del Estado nacional y el derrape de las acciones, que en conjunto explican el 76,4 por ciento del FGS.

La estatización del sistema previsional implicó que el Estado se hiciera cargo del pago jubilaciones y de la recaudación de los aportes y contribuciones al sistema de seguridad social. Pero además, el sector público asumió la tenencia de un importante paquete de títulos públicos, participaciones accionarias en 44 compañías donde habían invertido las administradoras privadas y cuentas de ahorro que las firmas utilizaban para realizar operaciones financieras. El Fondo creció nominalmente en más de 30 veces desde 2009 y fue utilizado puntualmente durante el estallido de la crisis subprime y para encauzar diversos programas de inversión pública. El Gobierno de Cambiemos indicó en el acuerdo con el FMI que utilizará ese fondo contracíclico para cubrir gastos del sistema de seguridad social. Más allá de ese potencial desguace, el FGS, dirigido por el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, sufrió el impacto de la crisis cambiaria.

La Anses difundió ayer el informe del segundo trimestre del FGS, que ascendió a un total de 1371 billones de pesos, lo cual implica un crecimiento semestral del 14 por ciento, equivalente a 168.035 millones de pesos (en diciembre de 2017 el FGS era de 1202 billones). Esto supone una caída del poder adquisitivo, ya que la inflación de enero a junio medida por el Indec acumuló un 16 por ciento. El cálculo en dólares da un resultado mucho más negativo: el valor del FGS en diciembre de 2017 era de 65.357 millones de dólares y en junio, con el dólar rozando los 30 pesos, bajó a 46.351 millones. Representa una caída del 30 por ciento por un total de 18 mil millones de dólares. Ahora bien, si se supone que hasta agosto continuó una tendencia de leve caída del poder adquisitivo en pesos, con una inflación del 24,3 por ciento y un aumento del FGS desde diciembre del orden del 22 por ciento, el valor del fondo de la Anses, con un dólar a 40,50 pesos, desciende hasta los 36.181 millones de dólares. Esto implica una caída del 55 por ciento, equivalente a 29 mil millones de dólares.

Los bonos emitidos por el Estado nacional representan el 61,8 por ciento de las inversiones en cartera. En el segundo trimestre, el FGS suscribió el bono Dual 2019 por 455,8 millones de pesos y el Bono Nacional en pesos ajustable por CER 2025 por 26.050 millones de pesos. La Anses informó la compra de Letras del Tesoro en dólares, con lo cual la cartera de títulos públicos por moneda quedó compuesta de la siguiente manera: el 51 está nominada en pesos, el 48,6 en dólares y el 0,4 restante en Euros. “Se observa un incremento en la participación de títulos públicos en dólares, en comparación a los dos trimestres anteriores”, dijo el organismo.

Durante el segundo trimestre, los activos más castigados fueron las acciones de las empresas, afectadas por la crisis económica general. El valor del stock de estos títulos disminuyó un 18,7 por ciento en el trimestre. “Esta disminución estuvo en línea con la situación del mercado accionario local”, argumentó la Anses, y agregó que “comparando la evolución interanual de la cartera de acciones del Fondo con el índice Merval Argentina, las acciones en cartera del FGS crecieron un 20,3 por ciento mientras que el Merval aumentó un 15,4 por ciento en los últimos 12 meses”. Las compañías privadas en donde el FGS tiene mayor inversión en acciones son Banco Macro (31.141 millones de pesos); Telecom Argentina (25.448 millones); Grupo Financiero Galicia (25.147 millones); Ternium (15.894 millones) y Transportadora de Gas del Sur (13.081 millones pesos). Estas cinco empresas totalizan el 55,3 por ciento del total de la cartera de acciones.

Escriben hoy:
Escriben hoy:
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ