Ni llanto ni queja

Tras el 1-1 conseguido en Banfield el sábado por la noche con un hombre menos, el entrenador de Independiente Ariel Holan se mostró disconforme con el calendario que tiene que afrontar su equipo en el torneo local. “No lloro ni me quejo, porque cuando digo la verdad dicen que lloro y la única verdad es la realidad. Nosotros jugamos a tres días de un partido tremendo (el miércoles, 0-0 contra River en Avellaneda, por Copa Libertadores), no tuvimos la suerte de que nos pongan el domingo”, manifestó el DT, quien aprovechó para apuntar indirectamente al Millonario. En cuanto al encuentro, el ex Defensa y Justicia consideró que tras la “desafortunada” expulsión, les “costó hacer pie pero con una respuesta emocional en la segunda parte y ajustando detalles, merecimos ganar el partido”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ