Acusan a la madre del asesinato, ocurrido en el barrio de Flores
Una nena de 10 años degollada en la calle
La cámara de seguridad de un vecino grabó la llegada de la mujer y la niña, un forcejeo entre ambas, que se meten entre dos autos estacionados, y luego que la mujer se retira sola de la escena. La imputada padece serios problemas de salud.
La mujer fue detenida en las inmediaciones del crimen y le encontraron el DNI de la pequeña.La mujer fue detenida en las inmediaciones del crimen y le encontraron el DNI de la pequeña.La mujer fue detenida en las inmediaciones del crimen y le encontraron el DNI de la pequeña.La mujer fue detenida en las inmediaciones del crimen y le encontraron el DNI de la pequeña.La mujer fue detenida en las inmediaciones del crimen y le encontraron el DNI de la pequeña.
La mujer fue detenida en las inmediaciones del crimen y le encontraron el DNI de la pequeña. 
Imagen: Twitter

El miércoles a la noche una niña de diez años fue asesinada en una calle de Flores y por el crimen fue detenida su madre, acusada de haberla degollado. El hecho ocurrió a las 22, en Terrada y Bacacay, y pudo ser esclarecido por la filmación de una cámara de seguridad que brindó un vecino. La niña fue encontrada entre dos autos estacionados cuando todavía agonizaba pero murió en el lugar.

Según informaron fuentes policiales, el crimen ocurrió el miércoles, minutos después de las 22, en la calle Terrada al 200. Allí, entre dos automóviles, fue hallado el cuerpo de la nena que se cree vivía a la vuelta de ese lugar.

La detenida, de 48 años, pudo ser identificada por la grabación que aportó un vecino en donde se ve a la mujer llegar al lugar junto a la nena para luego irse sin ella. Al momento de la captura, la mujer tenía el DNI de la pequeña.

Los efectivos de la Unidad Criminalística de la Policía de la Ciudad que trabajaron en la escena del crimen encontraron también un cuchillo entre las pertenencias de la imputada. La mujer era víctima de violencia de género, según indican dos sumarios donde figura como damnificada por violencia y lesiones.

Algunos testigos contaron que escucharon forcejeos en la zona. “Estaba muy escondida entre medio de los dos autos. Se asomaba, como medio escondida. La nena se quiere salir de entre los autos y ella la vuelve a agarrar”, contó una vecina a Crónica TV. Otro vecino que declaró como testigo aseguró que en el lugar pudo ver a un hombre “llorando sacado” y a dos chicos más, una nena y un varón, que podrían ser integrantes de la familia.

Trascendió que el miércoles por la noche hubo una pelea familiar y que la mujer salió con la hija del departamento en el que vivían.

Sin embargo, el padre de la niña, que trabaja de encargado de un edificio de la zona, negó la pelea y declaró ante la policía que su esposa sufría depresión, angustia, ataques de pánico y delirios desde hace bastante tiempo y que este año, tras profundizar el tratamiento de la vista, a la mujer le habían detectado un tumor en el nervio óptico. Luego explicó que el viernes de la semana pasada habían ido al Hospital neuropsiquiátrico Alvear porque la mujer se había quedado sin medicación y estaba con ataques de pánico.

La médica que la atendió, según el relato del hombre, la medicó y le dijo que contemplaran la posibilidad de una internación, aunque fuera breve, pero ella habría dicho que se comprometía a tomar la medicación pero que no la internaran porque no quería perder a sus hijos (hay dos niños más en la familia, de 12 y de 8 años). 

El hombre habría dicho en su declaración ante efectivos policiales que la depresión de su mujer se debía a las enfermedades que padecía y al suicidio de su madre, ocurrido en 2012. Pero negó cualquier discusión familiar en la noche del miércoles. Aseguró que su pareja salió de casa con la niña “para ir a comprar alfajores” y desconoce qué pudo haber desencadenado el trágico hecho.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ