Cuando las consecuencias negativas del ajuste se presentan como una oportunidad
Si hay hambre que no se note
TV, prensa escrita e Internet han militado el ajuste macrista los últimos tres años.TV, prensa escrita e Internet han militado el ajuste macrista los últimos tres años.TV, prensa escrita e Internet han militado el ajuste macrista los últimos tres años.TV, prensa escrita e Internet han militado el ajuste macrista los últimos tres años.TV, prensa escrita e Internet han militado el ajuste macrista los últimos tres años.
TV, prensa escrita e Internet han militado el ajuste macrista los últimos tres años. 
Imagen: Captura de pantalla

Desde que Mauricio Macri llegó al Gobierno comenzó a verse, con el correr de los meses, cierta tendencia en los medios amigos a presentar la pérdida de poder adquisitivo como parte de las nuevas tendencias. En casi tres años de gobierno se sucedieron zócalos, informes televisivos, títulos de diarios en los que se habló de la nueva moda de suprimir el desayuno o las vacaciones; o las bondades de tener un trabajo de baja remuneración pero estable.

El discurso de los medios en los años del macrismo se orientó, en gran medida, a lo que el ingenio popular, vía redes sociales, bautizó como "militar el ajuste". Cada tanto aparece algún elogio de ello o de cosas como el emprendedurismo. Alguna vez, Andy Freire, que llegó a diputado porteño por el macrismo, habló de los beneficios de alquilar la terraza de una casa a terceros. Los años de la meritocracia dejan perlas como las que siguen.

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ