Gonzalo Martínez se empieza a despedir de los hinchas muy lejos de Núñez
“Este club es para quedarse a vivir”
El ex Huracán tiene todo acordado para incorporarse al Atlanta United de los Estados Unidos. “En el podio pongo esta Copa Libertadores porque jugué, fui partícipe e hice goles, y después los dos goles de volea a Boca”, destacó.
Martínez dejará de lucir el número diez en su pantalón y en la camiseta.Martínez dejará de lucir el número diez en su pantalón y en la camiseta.Martínez dejará de lucir el número diez en su pantalón y en la camiseta.Martínez dejará de lucir el número diez en su pantalón y en la camiseta.Martínez dejará de lucir el número diez en su pantalón y en la camiseta.
Martínez dejará de lucir el número diez en su pantalón y en la camiseta. 
Imagen: Prensa River

“Me cuesta irme de River porque es un club que me dio mucho y yo también creo que le devolví muchas alegrías”, expresó ayer Gonzalo Martínez desde Emiratos Arabes Unidos, en donde irá en busca del Mundial de Clubes (el debut será mañana frente al local Al Ain) en lo que sería su despedida del elenco millonario. El volante tendría todo acordado para jugar a partir de la próxima temporada en Atlanta United de Estados Unidos.

Y razón no le falta al jugador en cuanto a que “devolvió” mucho a los de Núñez. Dos Copas Argentina (2016 y 2017), una Supercopa (2017), dos Recopas Sudamericanas (2015 y 2016) y dos Libertadores (2015 y 2018), suma el ex Huracán desde que llegó a River en 2015. Además, como si los trofeos no bastasen, el zurdo se recibió de ídolo en los últimos Superclásicos, donde marcó cuatro goles, incluido el tanto que sentenció el 3-1 final de la Superfinal de vuelta jugada en Madrid. “En el podio pongo esta Copa Libertadores porque jugué, fui partícipe e hice goles y después pongo los dos goles de volea a Boca”, recordó Martínez al repasar su etapa en River durante una entrevista con el canal de televisión Fox Sports. Con la banda en la camiseta, el volante sumó 161 encuentros y marcó 33 goles; mientras que contra Boca, jugó 12 partidos (cinco triunfos, tres empates, cuatro derrotas) y marcó cuatro tantos, todos ellos durante los últimos seis Superclásicos.

  • El norte como destino. “La vida del futbolista es corta y hay que buscar nuevos caminos aunque este club es para quedarse a vivir”, consideró el ‘Pity’, quien llegó a River hace cuatro años tras destacarse en Huracán en una operación que rondó los cuatro millones de euros y ya tiene un pie y medio adentro de la MLS estadounidense, a donde sería transferido a cambio de 13,5 millones. Allí, en Atlanta United, último campeón del torneo, lo esperan varios viejos conocidos del fútbol nacional: Ezequiel Barco (ex Independiente), Héctor Villaba (ex San Lorenzo), Leandro González Pírez (ex River), el paraguayo Miguel Almirón (ex Lanús), Eric Remedi (ex Banfield) y Franco Escobar (ex Newell’s). Además, el Pity podría encontrarse en Atlanta con Guillermo Barros Schelotto, a quien viene de superar en la superfinal libertadora y es uno de los apuntados para ocupar el puesto del Gerardo Martino, que se hará cargo de la selección de México.
  • No tan loco. “El hincha de River está más loco que yo. Me da un poco de risa todo lo que hacen y lo disfruto con ellos”, indicó Martínez en referencia a la canción que se popularizó en su honor tras el gol que marcó en la Bombonera durante el 2-0 millonario por la Superliga en el mes de septiembre. Lejos en el tiempo quedó aquel festejo donde se llevó el dedo índice a la boca y le pidió “silencio” al público en el Monumental. Fue durante un 5-1 de River a Quilmes durante el inicio de su segundo año en el club, en el primer encuentro de 2016 e inmediatamente posterior a la caída por 3-0 frente a Barcelona en el Mundial de Clubes de fines de 2015, donde el ‘Pity’ ingresó en el segundo tiempo para intentar dar vuelta una historia que era irreversible.
  • La cabeza en Medio Oriente. “Este grupo me dio muchas alegrías. También pasamos tristezas y salimos adelante. A fin de año seguimos mentalizados y eso me llevó a mantener los pies acá”, aseguró Martínez a manera de cierre, sin dejar lugar a dudas de que su cabeza sólo piensa en rojo y blanco, bien lejos de la incipiente próxima temporada en el exterior y en busca de darle una última gran alegría a los hinchas.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ