ENCUESTA 2018: Marilina Bertoldi y el mejor disco argentino del año
Lo complejo, lo difícil y lo hermoso
Con Prender un fuego, la santafesina consolidó una propuesta fuerte, diversa, emocionante y representativa de esta época.
Imagen: Cecilia Salas

“No lo esperaba”, dice Marilina Bertoldi al enterarse de que Prender un fuego fue votado disco del año por sus colegas en la Encuesta del NO. “Ser elegida por otros artistas, que imagino hacen todos algo distinto a lo que yo hago artísticamente, tiene un gran mérito”, dice la música santafesina. Su tercer disco solista se aprecia como un viaje que hace pie en momentos, climas y emociones que fueron guiando a Marilina hasta lograr este corolario. Prender un fuego es crudo y rítmico; bailable y reflexivo. “No hay siempre una sola estética o un solo estilo, se viven distintas sensaciones y se transportan a las canciones de distinto modo. Quizás esa variedad y ese abanico de sonidos es lo que genera que lo escuchen algunas personas. Y lo más importante: que te pueda generar algo o inspirarte más allá de los géneros”, dice respecto al hecho de no pertenecer a una escena particular dentro del rock.

El contexto social pone de manifiesto lo innegable. Y no es un dato menor que por primera vez el disco de una artista mujer haya sido elegido. Pese a haber grabado grandes álbumes en lo que lleva saliendo la Encuesta de este suplemento, nunca antes había sido ganadora de esta categoría una mujer. Se celebra, entonces, esta ola feminista que da visibilidad y acceso a los talentos de las mujeres. “Creo en esta revolución. Soy una artista que lucha desde su arte por esa identificación. Tenemos algo para decir, tenemos una luz, un fuego. Nos vienen diciendo, indirectamente y de algún modo, que las mujeres no somos tan buenas como los hombres, sobre todo en el ambiente del rock. Obvio que nadie lo dice directamente pero las estadísticas lo demuestran y están bastante equivocados o equivocadas quienes lo dicen”, reflexiona.

Prender un fuego tuvo una génesis accidentada. Marilina lo grabó en su casa y, por un error de software, perdió el material logrado hasta ese momento, que era casi todo. Entonces decidió ir al estudio de Gustavo Cerati y grabar de forma orgánica junto a Brian Taylor y Guille Salort, manteniendo el toque natural. El resultado es este conjunto de canciones potentes que remiten a una estética noventosa, apoyado en cierto aura de Sheryl Crow e INXS.

En la voz de Marilina hay poder y contundencia. “Me siento una artista con toda la seguridad y todas las herramientas para dar materiales súper completos, nutritivos e inspiracionales para mucha gente. Y como mujer, la verdad es que tuve un trayecto muy complejo, muy difícil y muy hermoso; pero sobre todo difícil”, dice. Cuenta que fue duro notar las diferencias con muchos colegas hombres para acceder a las herramientas con las cuales hoy cuenta. Quizás por eso Prender un fuego tiene un peso distinto: “Representa una época, más allá de representarme muchísimo a mí”.

* Leé la entrevista completa a Marilina Bertoldi desde https://www.pagina12.com.ar/158122-hoy-tenemos-que-cuestionar-todo

* La distinción de Prender un fuego como “mejor disco argentino” está en el marco de la Encuesta del NO, donde lxs músicxs que fueron entrevistadxs durante el año eligieron lo que más disfrutaron de 2018.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ