La ministra de Derechos Humanos de Bolsonaro dice tener un título "bíblico"
Abogada por mandato divino

La polémica ministra de Familia y Derechos Humanos del gobierno de Jair Bolsonaro, Damares Alves, quedó en el ojo de la tormenta luego de que se confirmara que la funcionaria no tiene título de abogada, a pesar de que ella misma se vanagloriaba de contar con uno. En medio de los cuestionamientos, la pastora aseguró que su título tiene que ver más bien con lo religioso. “A diferencia del maestro secular, que necesita ir a una universidad para hacer una maestría, en las iglesias cristianas se llama maestro a todo aquel que se dedica a la enseñanza bíblica ", dijo para defenderse de las críticas la ministra que saltó a la fama al decir que “los niños visten azul y las niñas rosa”. 

La ministra, quien en su primer discurso dejó en claro el rumbo que tendrá su gestión contra la comunidad LGTBI, es denunciada además por haber sustraído a una familia indígena de Mato Grosso a una niña de seis años de edad que hoy presenta como su hija adoptiva. En ese momento, también adujo sus títulos “divinos” para llevar a cabo la adopción de manera ilegal, de acuerdo a los testimonios de los indígenas. 

Lulu nació el 20 de mayo de 1998, según una investigación de la revista Época, que cuenta que fue criada por la abuela paterna, Tanumakaru. Según detalla la nota, de acuerdo a sus relatos Lulu dejó la aldea bajo el pretexto de hacer un tratamiento dental en la ciudad y nunca más volvió. Los indígenas cuentan que Damas y Márcia Suzuki, amiga y brazo derecho de la ministra, se presentaron como misioneras en la aldea.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ