La receta de Steve Lean, joven catalizador y arquitecto musical del trap salido de España
"Rap, oscuridad y bajos fuertes"
Con 22 años, este barcelonés de origen uruguayo ayudó a caracterizar el sonido y la textura del último género urbano masivo.
"Cuando empecé a producir trap, muchos me decían que eso era una basura sin futuro", recuerda Steve Lean."Cuando empecé a producir trap, muchos me decían que eso era una basura sin futuro", recuerda Steve Lean."Cuando empecé a producir trap, muchos me decían que eso era una basura sin futuro", recuerda Steve Lean."Cuando empecé a producir trap, muchos me decían que eso era una basura sin futuro", recuerda Steve Lean."Cuando empecé a producir trap, muchos me decían que eso era una basura sin futuro", recuerda Steve Lean.
"Cuando empecé a producir trap, muchos me decían que eso era una basura sin futuro", recuerda Steve Lean. 
Imagen: Cecilia Salas

Steve Lean y Sticky M.A., dos de las figuras fundamentales de la música urbana española, publicaron este martes el video de Rockestar, adelanto de un mixtape conjunto del que aún no se sabe la fecha de salida ni el título. Pero no es la primera vez que el tándem une fuerzas: el primero ya se había encargado de la producción de Humo y alcohol, uno de los tracks de Las pegajosas aventuras de Sticky M.A. (2018), segundo disco en solitario del artista antiguamente llamado Manto, y compañero de fórmula de C. Tangana en el grupo Agorazein. No obstante, vía Twitter, ambos artífices advirtieron a fines del pasado invierno argentino que iban a firmar juntos un disco. La realización audiovisual del single, inspirada en la estética de los videos en formato VHS, salió a la luz una semana después de la revelación del corte promocional, que fue colgado en las plataformas musicales el 1º de febrero y es uno de los grandes sucesos sonoros de la escena trapera de la nación europea.

Mientras que el cantante madrileño todavía no actuó en Argentina (a diferencia de C. Tangana, quien este año pisará por segunda vez Buenos Aires para el Lollapalooza), Lean lo hizo en noviembre con un DJ set en la fiesta Sudan, celebrada en Niceto Club. “Podría haberlo hecho con PXXR GVNG, pero los dejé antes de que vinieran”, aclara. Previo a ese primer desembarco del grupo posteriormente conocido como Los Santos en esta orilla del Atlántico, en 2016, el productor barcelonés ya era considerado un joven prodigio de la inminente avanzada. Aunque hoy, tras enarbolar su sello en la realización de beats y bases, y con apenas 22 años, nadie tiene la menor duda de que fue el arquitecto musical del trap español. “Cuando comencé en esto, a los 10 años, nunca me imaginé que pasaría todo esto. Era un chavalito que quería que su música sirviera para que alguien la cantara”, recuerda. “Más tarde vino el trap, que descubrí gracias a Rocko, Waka Flocka Flame y Gucci Mane. Muchos me decían que eso era una basura sin futuro.”

Antes que a los videojuegos, Lean prefería jugar a mezclar en la computadora de su casa dancehall, reguetón, rap, salsa y hasta algún golpe de tambor candombero. Y es que el productor y DJ que cambió para siempre la historia de la música urbana española es, en realidad, de origen uruguayo; por lo que no fue fortuito el gran condimento latino que pulula en la escena. “Me parecía que sonaba como la música que pasaban en las radios o en Internet”, explica Esteban Correa, el nombre detrás del álter ego, quien eligió ese alias a los 14 años, mientras trabajaba como estafador informático. Si bien entre sus referentes en la producción musical están Lex Luger, Metro Boomin, Sonny Digital, DJ Plugg, Zaytoven y Drumma Boy, posiblemente su referente más evidente es Southside. Al punto de que esta institución del trap y el rap de Atlanta, que se puso al servicio de Drake, Jay-Z, Kanye West o Gucci Mane, no sólo lo reconoció como un pupilo, sino que también colaboraron juntos en pistas para PXXR GVNG y para el colectivo 808 State.

Aunque reconoce que en su temprana adolescencia nunca pensó en el futuro, todo cambió cuando Yung Beef lo ubicó por internet, tras devorarse los temas que colgó en Soundcloud, y comenzaron a componer juntos. “A partir de ese momento pensé que no estaba tan loco”, bromea Lean. “Pero fue él quien en parte ayudó a que se comprendiera que el productor es un integrante igual de importante en un grupo.” Aunque se piense lo contrario, este arquitecto sonoro charrúa, que lleva tatuada en su frente la tipografía de Bad, el disco de Michael Jackson, sigue hermanado con Los Santos. La razón que lo incentivó a tomar su propio camino fue la misma de los otros integrantes: llevar adelante una trayectoria personal, en la que destaca, por ejemplo, su labor en el flamante mixtape de Yung Beef: A.D.R.O.M.I.C.F.M.S. 4 (2018). “Necesitaba hacerlo”, se sincera, y la verdad es que tomó la mejor decisión porque hoy todos quieren sus beats. “Mi música es loca. Se basa en el rap, sonidos oscuros, y bajos fuertes”.

Desde estrellas de la música urbana latina como J Balvin, Fuego y Mala Rodríguez, hasta pesos pesados de la industria estadounidense de la talla de Offset (de Migos), Vybz Kartel o Lil Yachty, varios consiguieron reclutarlo para sus respectivos repertorios. “Me salieron propuestas muy importantes en Estados Unidos, con gente que está bien arriba”, desliza quien generó en España un espacio de relevancia para la producción musical, del que también disfrutan en la actualidad nombres del calibre de Alizzz y Enry-K. No obstante, más allá de codearse con la crema y nata del trap mundial, Steve Lean se ve a sí mismo como un trabajador autónomo que se siente agradecido por poder vivir de lo que le gusta. “Podría estar en la calle, ahora mismo, haciendo cualquier cosa o robando”, especula este asimismo amante de los DJ set, que prepara su primer disco propio. “Me apasiona lo que hago y me divierte. Amo este negocio. Estoy seguro de que vendrán cosas muy grandes.”

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ