Por 24 horas, por la muerte de un trabajador en Castelar
El ferrocarril Sarmiento está de paro
Imagen: Bernardino Avila

Los trabajadores ferroviarios de la línea Sarmiento anunciaron un paro de 24 horas a partir de la medianoche de ayer por la muerte del operario Sebastián Carranza, quien falleció en la noche del lunes cuando hacia horas extras en la estación Castelar. La seccional de la Unión Ferroviaria, que encabeza Ruben “Pollo” Sobrero, responsabilizó al Gobierno y al titular de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, por exponer a los trabajadores a “trabajar sin lingas, ni arnés y, como siempre, violando las obligaciones empresarias indicadas en la Ley de Seguridad e Higiene”. 

“Me quedo un par de horas porque con la nena hay muchos gastos”, dijo Sebastián en la noche del lunes a sus compañeros antes de quedarse cumpliendo horas extras instalando cámaras en la estación Castelar. El operario del área de Telecomunicaciones tenía 30 años, estaba casado y tenía una hija de 1 año. “Un accidente no se puede evitar, la muerte de Sebastián sí. Lo que pasó es lamentable y previsible, porque para la empresa la seguridad es un gasto”, denunció Sobrero, en diálogo con FM En Tránsito, tras anunciar el paro de 24 horas con movilización a Castelar. 

El joven falleció luego de que uno de los techos de la estación en la que trabajaba cediera. Los compañeros acudieron rápidamente y fue trasladado a la sede de Bomberos de Morón para que le realizaran primeros auxilios, pero murió antes de ser atendido por personal médico. “Trenes Argentinos, Orfila y su jefatura son responsables”, denunció la seccional Oeste de la Unión Ferroviaria en un comunicado, donde resaltaron que en la estación Castelar solo hay servicio médico de atención hasta las 19 y permanece cerrada los domingos para todo el ramal.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ