Macri participó del lanzamiento del Prosur en Chile
El club de amigos de la derecha sudamericana
Siete presidentes de Sudamérica firmaron una declaración de constitución del difuso Prosur con el que buscan reemplazar a la Unasur. Venezuela fue excluida.
Macri, Duque, Bolsonaro y Piñera antes de la firma del documento.Macri, Duque, Bolsonaro y Piñera antes de la firma del documento.Macri, Duque, Bolsonaro y Piñera antes de la firma del documento.Macri, Duque, Bolsonaro y Piñera antes de la firma del documento.Macri, Duque, Bolsonaro y Piñera antes de la firma del documento.
Macri, Duque, Bolsonaro y Piñera antes de la firma del documento. 
Imagen: EFE

Siete presidentes sudamericanos, entre los que estuvo Mauricio Macri, lanzaron ayer en Santiago de Chile el Foro para el Progreso de América del Sur –Prosur–, un órgano con el que buscan reemplazar a la Unasur pero con una mirada de derecha, pro mercado y alineado con las políticas de Estados Unidos para la región. Del encuentro fue excluido Venezuela por lo que, en desacuerdo, no participaron los presidentes de Bolivia, Uruguay, Guyana y Surinam, aunque enviaron representantes. Macri instó a sus pares “ser realistas y pragmáticos para entender las circunstancias globales y regionales sin sesgos ideológicos”. El nuevo agrupamiento regional recibió críticas de la oposición y de grupos de diplomáticos en Argentina que ironizaron acerca de que “la propia ideología que sustenta la convocatoria podría denominarse Pronorte”. A través de las redes sociales, Macri pidió luego que se derogue la convocatoria a la elección de diputados del Parlasur de este año (ver aparte).  

“Nuestra región tiene mucho valor y potencial”, señaló Macri al hablar en el encuentro realizado en el Palacio de la Moneda, donde los presidentes firmaron algo que se llamó Declaración Presidencial sobre la Renovación y Fortalecimiento de la Integración de América del Sur. Los mandatarios buscan que el nuevo organismo reemplace la Unasur, formada en 2008 con una impronta progresista y de oposición a las directivas de Washington. La iniciativa del Prosur fue lanzada por los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Colombia, Iván Duque, y concretada pocos días después, sin muchas definiciones sobre el contenido del organismo más allá de que no tendrá sede, ni institucionalidad, ni demandará gastos fijos. 

Además de Macri, Piñera y Duque participaron los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro; de Ecuador, Lenin Moreno; de Paraguay, Mario Abdo Benítez; y de Perú, Martín Vizcarra. En algún momento se especuló con la presencia del autoproclamado presidente venezolano Juan Guaidó, pero finalmente quedó descartado debido al rechazo de Uruguay y Bolivia a semejante participación. Si bien Tabaré Vázquez y Evo Morales no estuvieron ayer en Chile, sin Guaidó al menos enviaron a representantes. Lo mismo Guyana y Surinam.

“Los cambios políticos en la región han apurado los deseos casi obsesivos de varios de nuestros gobernantes por complacer el Gran Hermano del Norte creando un organismo que sea una pata más en el hasta ahora fallido intento de invadir Venezuela”, sostuvieron en un comunicado un grupo de embajadores vinculados con el peronismo como Juan Carlos Olima, Federico Mirré, José Gutiérrez Maxwell, Hernán Patiño Mayer y Victorio Taccetti. “Deploramos la posición de nuestro gobierno que se aparta, de modo por demás inconsulto, de nuestra larga tradición en esta materia, explicitada históricamente por Luis María Drago, Hipólito Yrigoyen y Juan Domingo Perón”, concluyeron.  

Por otro lado, el grupo “Mundo Sur”, integrado por diplomáticos, académicos y dirigentes políticos, sindicales y sociales, emitió una declaración en la que enfatizó que Prosur “es una propuesta improvisada, balbuceada por el presidente de Chile luego de su visita a la Casa Blanca e impulsada a su pedido”. El comunicado que firman, entre otros, Jorge Taiana, Eduardo Valdés, Oscar Laborde, Guillermo Carmona, Roberto Baradel, Nicolás Trotta y Ana Jaramillo, consideró “imprescindible” que “todas las fuerzas democráticas tanto a nivel nacional como regional condenemos cualquier intento de injerencia externa y de uso de la fuerza en cualquier país de la región, y reafirmamos la vocación soberana de construcción de nuestra propia institucionalidad”. El PJ Nacional había emitido el jueves una declaración crítica similar.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ