Luego de las declaraciones del titular de la UTA
Solidaridad del Concejo con mujeres conductoras
Habrá una reunión con las empresas Movi, El Cacique y Rosario Bus para abordar la inclusión de mujeres al plantel de choferes.
Ediles recibieron ayer a conductoras del transporte de pasajeros.Ediles recibieron ayer a conductoras del transporte de pasajeros.Ediles recibieron ayer a conductoras del transporte de pasajeros.Ediles recibieron ayer a conductoras del transporte de pasajeros.Ediles recibieron ayer a conductoras del transporte de pasajeros.
Ediles recibieron ayer a conductoras del transporte de pasajeros. 

El Concejo Municipal repudió ayer las declaraciones de Manuel Cornejo, titular de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) por considerarlas retrógradas y en contra de la igualdad, y de los derechos adquiridos de las trabajadoras del transporte, en las que sostuvo que "el cuerpo de la mujer no está preparado para manejar un colectivo", en relación a la presentación de un amparo judicial por discriminación de género, presentado por un grupo de trabajadoras contra la firma Movi Rosario, solicitando que se incorporen a mujeres en la planta de la empresa. Paralelamente, la Comisión de Labor Parlamentaria recibió a mujeres conductoras de transporte urbano de pasajeros y convocó a una reunión a las empresas Movi, El Cacique y Rosario Bus, el Ente de la Movilidad de Rosario, y a concejales para abordar la problemática de la inclusión de mujeres al plantel de choferes.

La frase de Cornejo siguió sonando ayer en el Concejo. "Manifestaciones de esa naturaleza, provenientes de quienes deberían representar los intereses de las trabajadoras, no sólo perjudican su reclamo laboral sino que abonan a los prejuicios y estereotipos de género que conducen a reproducir las relaciones desiguales e injustas en perjuicio de las mujeres", dice el texto de la declaración aprobada por el Concejo, que expresa su solidaridad y acompañamiento a las conductoras que se encuentran reclamando en sede judicial por sus derechos, "así como a todas aquellas que luchan en distintos ámbitos por una ciudad más justa, libre e igualitaria" y aboga por el cumplimiento de la Ordenanza 7.981.

Las declaraciones de Cornejo "abonan a los prejuicios de género que

conducen a reproducir relaciones desiguales en perjuicio de mujeres".

La denuncia pública por discriminación de género contra la firma Movi Rosario realizada por un grupo de conductoras y la presentación por parte de éstas de un recurso de amparo en sede judicial contra la firma, a fin que se las mantenga en sus puestos de trabajo, pero también que se cumpla con una ordenanza Nº 7981 del año 2006, los pronunciamientos efectuados por el Concejo acompañando los reclamos de trabajadoras y el proceso legislativo en curso a fin de garantizar el cumplimiento de la normativa vigente, determinó que ayer los concejales recibieran a trabajadoras que impulsan el amparo en el juzgado laboral de la 10ª Nominación a cargo de María Deco.

"El caso -sostiene la resolución del Concejo- reviste una trascendencia social de gran escala por cuanto pone en debate acciones provenientes de empresas que se encuentran bajo la órbita del estado municipal y cuya responsabilidad es ineludible, que dejan al desnudo una clara vulneración del derecho a la igualdad en perjuicio de las mujeres en lo que refiere al acceso al trabajo en el Transporte Público de Pasajeros".

Se recordó que la Ordenanza Nº 7981 de 2006 estableció el Programa Mujeres Choferes del Transporte Urbano de Pasajeros en el ámbito de la Secretaría de Servicios Públicos y Medio Ambiente de Rosario con la finalidad de promover acciones positivas en pos de la inclusión de mujeres en el ámbito del Tup. "A pesar de tener más de 12 años de vigencia, la norma no ha sido cumplida, pese al incesante reclamo de las compañeras trabajadoras que vienen dando una lucha ejemplar para lograr el acceso a su derecho al trabajo", se remarcó. A lo que se suman las declaraciones del titular de la UTA, que "reproducen los estereotipos y prejuicios del modelo patriarcal".

El Concejo decidió unánimemente avanzar en el dictado de normas que acentúen la obligatoriedad de la incorporación en forma paritaria de mujeres al transporte de pasajeros así como en el establecimiento de sanciones ante el incumplimiento de esta obligación por parte de las empresas. Por estos motivos, los ediles entienden que puede resultar relevante en la causa judicial, ser convocados en audiencia pública o mediante la forma que la magistrada estime conducente, a los fines de  "contribuir a garantizar la interpretación más auténtica posible de la Ordenanza vigente".

Por otro lado, se realizó una audiencia en la Comisión de Labor Parlamentaria donde se recibió a mujeres conductoras de transporte urbano de pasajeros quienes manifestaron la situación de discriminación en el mercado laboral que sufren hace años. El Concejo resolvió convocar a una reunión a las empresas de transporte y funcionarios para abordar la problemática de la inclusión de mujeres al plantel de choferes del TUP  durante la semana que viene.

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ