Inevitables

TEATRO

Discépolo

Nueva edición del Ciclo Invocaciones en el Cultural San Martín, en el que un director contemporáneo retoma la obra de otro de la historia del teatro. Este año Maruja Bustamante invoca a Armando Discépolo. Adriano está desesperado por conseguir dinero: le debe a su madre por el PH que le dio para explotar y no hay prórroga. Quiere ser artista pero, mientras tanto, aprieta sin descanso a sus inquilinos: una francesa becada para investigar; la venezolana estilista atenta a su nariz, el paraguayo performer atormentado por el arte en periferia, la costarricense escort enamorada de uno de sus clientes; una uruguaya explotada que añora a su Montevideo natal; es ésta: nuestra Babilonia. Un embarazo, un aborto, una traición, unas mentiras, un rebusque ilegal, besos, arte y trabajo. Con Fernando Gonet, Yanina Gruden, Bárbara Massó, Alfredo Staffolani, Paula Staffolani y Belén Gatti. 

Sábado y domingo a las 18, en el Cultural San Martín, Sarmiento 1151. Entrada: $250.

Elogio de la pérdida Vol. 2

Elogio de la pérdida y otras presentaciones es un libro de Ariel Idez que reúne doce presentaciones imaginarias de libros apócrifos. El actor, director y dramaturgo Maximiliano de la Puente y el propio autor se proponen devolver algunas de esas presentaciones a su hábitat natural, la escena, a través de un conjunto de conferencias performáticas. Un libro compuesto al azar con las palabras formadas por un juego de mesa, un libro-folleto que cifra las chances de supervivencia de la humanidad, un paracaidista que escribe sus poesías en el aire y otros ejemplares extravagantes que son la excusa para reflexionar sobre el arte de presentar un libro. Con producción de Bettina Girotti y audiovisuales de Lorena Díaz.

Hoy y el domingo 9, a las 20, en el Centro Cultural Matienzo, Pringles 1249. Entrada: $200.


MÚSICA

Rumiante

“Yo soy yo, y temo ir a un lugar nuevo/ vos soy yo, temo que te vayas a un lugar nuevo”. Con estos versos comienza “Lugar nuevo”, y también el nuevo disco de Florencia Ruiz, compuesto por once temas que completan el trabajo número doce en una carrera discográfica que comienza con la edición de Centro (2000). Sucesor de Parte (2016), hecho a dúo con el Mono Fontana, Rumiante sólo está atribuido a Florencia, pero en la co-producción –y en esos teclados tan Jade– aparece claramente la firma del Mono. Seba Landro completa el grupo, co-produciendo el disco, y sumándose para las presentaciones en vivo con su bajo y programaciones a la guitarra y la voz de Ruiz y el sintetizador y el piano de Fontana. “Soy Rumiante por lo animal y sus tiempos para digerir”, es como Florencia presenta su nuevo disco. “Rumiante por el pensamiento que no se detiene ni de día ni de noche y me transforma en máquina que rumia canciones, que mastica en el aire los sonidos y las palabras y libera rumia para más rumia y más rumia. Por suerte la música además de amor es liberación”. 

FRANZ

“FRANZ existía antes de nacer”, escribe el bandoneonista Marcelo Nisinman presentando el primer disco de un quinteto cuyo curioso bautismo sale de la inicial del apellido de cada uno de sus integrantes. “Con Cristian Zárate nos venimos 'robando' ideas y partituras desde los comienzos de nuestras carreras, donde ya tocábamos junto a Pablo Agri y Daniel Falasca. A Mariano Rey lo conocí hace varios años. Faltaba juntarnos y seguir adelante con la música de Buenos Aires”, resume Nisinman sobre un sonido porteño que se completa con la Camerata Argentina, dirigida por Agri. Ademas de las obras firmadas por Nisinman y Zárate, el disco incluye temas de Mores, Piazzolla, y Gardel/Lattes.  


ONLINE

Viejo calavera

La ópera prima del boliviano (egresado de la FUC porteña) Kiro Russo, que compitió en la selección oficial del 19° Bafici y ahora puede verse en la plataforma Mubi, cruza constantemente las fronteras del documental y el cine de ficción para narrar la historia de Elder, un joven de la región minera de Oruro. Su padre ha muerto recientemente y el resto de la familia intenta “rescatarlo”, pero ya la primera secuencia lo encuentra alcoholizado y a punto de robar una billetera en una discoteca. Luego vendrá el trabajo en las profundidades de la tierra que, lejos de enderezar su vida, parece sumirlo aún más en la incertidumbre. Con un estilo visual que recuerda por momentos a Andrei Tarkovski y el empleo en el reparto de actores no profesionales, Russo alterna la descripción social con el viaje interno del protagonista. A pesar de las discusiones sindicales y la influencia de la política local, la película nunca derrapa en la banquina de la declamación o la explotación cinematográfica de la miseria.

Alta mar

Si los algoritmos de Netflix continúan disparando títulos de series españolas, la razón habrá que buscarla en su inesperado éxito en los mercados hispanohablantes. La última novedad, que ya está disponible en la plataforma, es otra producción de la compañía Bambú (la misma de Velvet, Las chicas del cable y Gran hotel), en busca de un nuevo éxito con esta historia ubicada a bordo de un transatlántico en los años 40. Mientras el navío circula por la ruta Madrid-Río de Janeiro una misteriosa pasajera es asesinada, conflicto central pero no excluyente de una trama que incluye suspenso, amistades traicionadas y, desde luego, romance. El argentino Eduardo Blanco interpreta al capitán del lujoso barco.


CINE

Rocketman

El título bien podría marcar el inicio de un nuevo universo superheroico, pero el único hombre de traje ajustado, extraños antifaces y poderes (musicales) especiales en Rocketman no es otro que Elton John. En realidad, el actor Taron Egerton disfrazado para la ocasión, una biopic oficial que sigue un camino bien diferente al de la exitosa Bohemian Rhapsody: el largometraje del actor y realizador británico Dexter Fletcher adopta los modos del musical bombástico y se deja llevar por el costado más glamoroso del compositor, pianista y cantante. Por supuesto, ahí están los traumas del pasado (“¿Cuándo me vas a abrazar”, se escucha como un eco lastimoso de la infancia) y algunos de los momentos más importantes de la vida y la carrera de la super estrella, los altos y los bajos. Ya la primera escena anticipa el orden extravagante de lo que vendrá: una ópera rock con obvias referencias a El mago de Oz y otras, menos evidentes, al universo del cineasta Ken Russell, todo bañado en brillos y purpurina.

Semana de cine italiano

Con la visita de realizadores e intérpretes, arranca el próximo jueves –en el Complejo Village Cines Recoleta– la sexta edición del encuentro cinematográfico anual con el cine más reciente fatto in Italia. Se podrán ver películas inéditas, de las cuales no está previsto un estreno comercial, como el drama romántico Ricordi?, de Valerio Mieli, La profezia dell'armadillo, adaptación de una novela gráfica dirigida por Emanuele Scaringi, y el documental de Nanni Moretti filmado en Chile Santiago Italia. En calidad de preestreno se proyectarán la potente Dogman, de Matteo Garrone, y Notti magiche, la más reciente película de Paolo Virzì. Programación, días y horarios en facebook.com/semanadecineitaliano/


TV

Nos4a2

No hace falta aclararlo, pero la nueva producción de fantasía y terror de la cadena AMC, basada en la novela homónima de Joe Hill, debe pronunciarse “Nosferatu”. El vampirismo literario y audiovisual nunca morirá, como las mismas criaturas dentadas y adictas a la hemoglobina, pero en esta ocasión el villano titular no chupa sangre, sino las almas de sus inocentes víctimas: niños y niñas a quienes engaña desde su Rolls Royce de los años 40, antes de llevarlos en un viaje misterioso a la tenebrosa Christmasland. Su némesis es la heroína de la serie, una estudiante de arte llamada Vic McQueen (la australiana Ashleigh Cummings), la única usuaria de un puentecito de madera que puede teletransportarla a través del tiempo y del espacio. La historia transcurre en un pequeño pueblo estadounidense, muy similar a aquellos que el padre de Hill –el mismísimo maestro del horror Stephen King– supo transformar en canteras inagotables de las peores pesadillas contemporáneas.

Lunes a las 22, por AMC.

Condor

Basada en la misma novela de James Grady que dio origen a uno de los thrillers políticos más recordados de los años 70, Los tres días del cóndor, la trama de esta serie producida por Paramount sigue los pasos de Joe Turner (Robert Redford antes, Max Irons ahora), un analista informático de la CIA que un buen día descubre un macabro plan terrorista que podría acabar con la vida de miles, tal vez millones de personas. Como en el film de Sydney Pollack, el asesinato de todos y cada uno de sus compañeros de trabajo da inicio a un cacería del hombre por el hombre en la cual el pobre Turner deberá afilar mucho sus instintos si es que desea sobrevivir.

Viernes a las 21, por Fox Premium Series.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ