La ampliación de la Línea E se había construido en 2015
Un subte inaugurado con cuatro años de retraso
El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, inauguró en 2019 una obra que estaba prácticamente terminada hace cuatro años, a la que solamente le faltaba la colocación de las vías. Así lo prueba un video difundido en las redes sociales.
Randazzo y Recalde en el túnel de la línea E en 2015: recién se inauguró en 2019.Randazzo y Recalde en el túnel de la línea E en 2015: recién se inauguró en 2019.Randazzo y Recalde en el túnel de la línea E en 2015: recién se inauguró en 2019.Randazzo y Recalde en el túnel de la línea E en 2015: recién se inauguró en 2019.Randazzo y Recalde en el túnel de la línea E en 2015: recién se inauguró en 2019.
Randazzo y Recalde en el túnel de la línea E en 2015: recién se inauguró en 2019. 
Imagen: Twitter Mariano Recalde

El gobierno porteño inauguró el lunes pasado la extensión de la Línea E de subte desde el Cabildo hasta Retiro. Se sumaron tres estaciones y unos dos kilómetros más de recorrido a lo largo de la avenida Leandro N. Alem. Con esta "inauguración" se agotaron las obras pendientes, algo que no sucedía desde la década del 70. 

Lo curioso es que a fines de mayo de 2015, Florencio Randazzo, entonces ministro del Interior y Transporte, recorrió las mismas obras, casi completas. Lo hizo junto con Mariano Recalde, candidato del kirchnerismo a jefe de Gobierno. El propio Recalde mostró en las últimas horas imágenes de aquella recorrida por la estación Correo Central, justo debajo del CCK.

En el video, Recalde recordó que el macrismo había prometido durante su primera campaña electoral construir diez kilómetros de subte por año pero en ocho años de gestión había hecho "menos que De la Rúa en tres”. El entonces titular de Aerolíneas Argentinas lanzó en aquel entonces una frase premonitoria: “Si hubo un presidente que se caracterizó por hacer poco fue De la Rúa; no me quiero imaginar lo que va a hacer (Mauricio) Macri si llega a esa responsabilidad”. Recalde ahora advirtió que la obra civil ya estaba terminada en 2015 y criticó "el oportunismo electoral". 

La extensión de la Línea E había sido comenzada por el Ministerio de Infraestuctura, con fondos de la Nación, en el final del primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. El proyecto se traspasó a la Ciudad cuando el Estado Nacional le cedió al gobierno porteño el subte. A partir de ahí, la obra casi terminada quedó virtualmente paralizada. El túnel y las estaciones estaban terminados y apenas faltaba colocar las vías y la señalización.

Tras la inauguración del lunes, el subte porteño solamente tiene en carpeta construir la estación Sáenz, en Nueva Pompeya, proyectada como la cabecera de la Línea E en el sur de la Ciudad, pero la obra no se inició. Mientras tanto también está pendiente la construcción de la línea F, contemplada por la ley 670 , sancionada por la Legislatura porteña, que debe unir Constitución con Plaza Italia, por las avenidas Entre Ríos, Callao y Las Heras.

En 1973, cuando se inauguró la estación José María Moreno, de la misma Línea E, la red de subtes frenó su expansión. Fue la última vez hasta ahora; en las últimas décadas siempre estuvo en expansión, con distintos grados de ejecución. 

El propio Macri inauguró estaciones de la Línea H, comenzada en la administración de Aníbal Ibarra, y luego extensiones de las líneas A y B, también iniciadas antes de 2007. De hecho, asumió a fines de ese año con la promesa de completar diez kilómetros por año y recién en 2013 se habilitó el tramo de Avenida Triunvirato entre Avenida de los Incas y la estación de tren Villa Urquiza de la Línea B: un kilómetro en seis años. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ