Retracción de la demanda de servicios públicos en marzo
En su peor nivel de los últimos siete años

La demanda de servicios públicos registró en marzo su mayor contracción en siete años. Con un retroceso del 6,0 por ciento frente al mismo mes del año pasado el indicador alcanzó sus niveles más bajos desde 2012, cuando comenzó a ser difundido por el Indec. La onceava caída consecutiva registrada por los guarismos oficiales revela el efecto de los aumentos de tarifas en un contexto recesivo. El deterioro en la capacidad de compra de los trabajadores y la destrucción de empleo se expresan en el ajuste de los viajes en transporte público, el uso de autopistas y la demanda de electricidad, gas y agua. Las cifras mensuales arrojaron una merma de 1,4 por ciento que revierte de raíz la mejora insinuada en el primer bimestre. 

La caída más significativa del indicador fue entre los vehículos pasantes pagos por peajes. La contracción alcanzó al 12,2 por ciento. Las concesionarias de peajes se vieron beneficiadas en marzo por un incremento que autorizó el Ministerio de Transporte. La medida afecta a las autopistas Ezeiza-Cañuelas y Riccheri, y alcanzó en promedio el 45 por ciento. Junto con el alza en los peajes, la retracción se explica por el incremento en los combustibles y el desplome en la demanda interna. La merma en la cantidad de vehículos pasantes por peajes en las rutas nacionales alcanzó en marzo al 26 por ciento en términos interanuales. En las trazas cordobesas la baja fue del 21,9 por ciento y en las santafesinas llegó al 11,3 por ciento. En los peajes en accesos a la Ciudad de Buenos Aires, por su parte, se registró una caída del 8,2 por ciento mientras que las cabinas en las autopistas porteñas contabilizaron una reducción del 8,8 por ciento. 

El bloque del indicador referido al transporte de pasajeros registró en marzo una caída de 4,9 por ciento frente al mismo período del año anterior. Durante un mes donde terminó de implementarse el aumentos escalonado en los pasajes, el uso de los colectivos urbanos cayó 11 por ciento. Los trenes y subtes, por su parte, registraron retrocesos de 6,7 y 7,5 por ciento, respectivamente. Se realizaron durante marzo 19,6 millones de viajes menos en transporte público de colectivos, trenes y subtes que durante el mismo mes del año pasado. 

 Durante marzo comenzó a regir el aumento del 33 por ciento en el valor agregado de distribución. La suba impactó en una nueva escalada del 14 por ciento promedio en las boletas. Asimismo, ese mes se registró el aumento de 27 por ciento en marzo para el servicio de agua. Con esos nuevos parámetros, la demanda de energía eléctrica, gas y agua registró una caída de 8,9 por ciento.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ