Nueva ofensiva para suspender las PASO convocadas para dentro de 45 días
El Gobierno no quiere saber nada con votar
El ministro Frigerio sacó el tema en la reunión de gabinete. El titular de la UCR aseguró que “lo sensato” sería suspenderlas. Presentaron un proyecto.
La suspensión de las PASO se conversó en la reunión de gabinete.La suspensión de las PASO se conversó en la reunión de gabinete.La suspensión de las PASO se conversó en la reunión de gabinete.La suspensión de las PASO se conversó en la reunión de gabinete.La suspensión de las PASO se conversó en la reunión de gabinete.
La suspensión de las PASO se conversó en la reunión de gabinete. 
Imagen: Télam

El Gobierno insiste con suspender las PASO, pese a que reconoce que no tiene los votos en el Congreso. Primero había sido el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, el que había sugerido que se suspendieran o se eliminaran las PASO por su costo y porque pocos espacios disputan realmente una interna. Ayer, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, insistió con el tema en la reunión de gabinete. Y el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, aseguró que “lo sensato” sería suspenderlas. No obstante, en la Rosada aseguraron a este diario que no tienen las mayorías necesarias para modificar las elecciones del 11 de agosto. Sin tener en cuenta eso, el oficialismo ya presentó un proyecto en Diputados para suspender las elecciones. 

Si no tienen los votos, entonces, ¿para qué el Gobierno agita este tema? “Para sentar posición”, dicen algunos. Sobre las PASO, llueven las especulaciones. Hay quien dice que el macrismo necesitaría evitar esa instancia, dado que se avecina una derrota que polarizaría aún más los resultados de octubre donde los ciudadanos “votarían en primera vuelta como si fuera la segunda”. Otro problema es Roberto Lavagna que, según los análisis del oficialismo, mordería parte de sus votos. También existen quienes creen que en octubre la economía podría estar mejor que en agosto y, entonces, la suspensión de las PASO les daría tiempo para mejorar sus números en la elección.

Otros en el oficialismo, más optimistas, sostienen que las PASO adelantarán otras actitudes de los votantes en favor del oficialismo y que los votos de Lavagna en agosto irán a Juntos por el Cambio en octubre y en el ballottage, recibirán los de José Luis Espert. Está claro: son todas especulaciones.

Lo cierto es que el Gobierno viene batiendo el parche para suspender las PASO. Ayer lo apuntaló Cornejo en un tuit: “Creo necesario revisar la utilidad de las PASO en estas elecciones. Es sensato suspenderlas en los cargos y provincias que no hay competencia interna. El Congreso debería trabajar en eso, para cuidar el dinero público que debe ser prioridad de una buena administración del Estado”, afirmó el titular de la UCR.

Según trascendió el mismo tema surgió en la reunión de Gabinete, en donde Frigerio hizo un informe ante el presidente Mauricio Macri de lo que costarán las primarias. Los números no difirieron de los que había difundido públicamente el secretario de Asuntos Políticos: 4300 millones de pesos es la cifra que hizo circular el Gobierno. Se trata de un 40 por ciento del presupuesto total para las elecciones, que llega a 10.600 millones de pesos. Según quienes asistieron, Frigerio sostuvo que solo el 5 por ciento de las candidaturas se pondrán en juego en las PASO. El ministro del Interior recordó que Juntos por el Cambio tiene 13 internas para diputados y solo tres para senadores. Y aseguró que los otros frentes tienen menos candidatos que van a primarias. En rigor, en 17 de las 24 provincias habrá alguna interna en diputados o senadores.  

Lo curioso es que, pese a tanto interés del Gobierno por instalar el tema, admiten que no pueden hacer mucho para cambiarlo. “No se puede hacer por DNU. Tiene que ser una ley, con mayoría especial. Y, la verdad, no se ve el clima político como para suspenderlas. Estamos en minoría en el Congreso”, aseguraron quienes estudian el tema. 

Lo mismo había afirmado hace una semana Adrián Pérez. El secretario de Asuntos Políticos recordó que las PASO están vigentes por una ley de 2009 y que solo otra ley con mayorías especiales podría derogarla (o suspenderlas por única vez). El Ejecutivo, por la Constitución, tiene prohibido legislar en materia electoral con un DNU. Pérez insistió con la idea del costo desmesurado, uno de los argumentos que más repite el oficialismo: dijo que era “una gran encuesta nacional muy cara, porque los partidos presentan una lista única y el objetivo de las PASO de dirimir las internas no se produce”.

En tanto, la diputada radical Gabriela Burgos –que responde al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales– presentó ayer un proyecto para reformular la ley actual y permitir que, cuando no existan listas que compitan para cargos nacionales, las PASO se suspenderán. Y si “existe más de una lista para algunos de los cargos en disputa, solo se realizarán las elecciones en el distrito correspondiente para definir solo esas categorías y no para el restante de cargos nacionales”, indicó la legisladora en un comunicado.

“Es necesario no gastar los fondos públicos cuando no sea de utilidad y se obligue a la ciudadanía a emitir un sufragio que no decide nada”, sostuvo Burgos, en línea con el argumento oficial.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ