El operativo contra uno de los líderes de Al Qaeda ocurrió en Medio Oriente
Trump anunció la muerte del hijo de Bin Laden
Hamza Bin Laden, en una captura de video que publicó la CIA en noviembre de 2017. Hamza Bin Laden, en una captura de video que publicó la CIA en noviembre de 2017. Hamza Bin Laden, en una captura de video que publicó la CIA en noviembre de 2017. Hamza Bin Laden, en una captura de video que publicó la CIA en noviembre de 2017. Hamza Bin Laden, en una captura de video que publicó la CIA en noviembre de 2017. 
Hamza Bin Laden, en una captura de video que publicó la CIA en noviembre de 2017.  
Imagen: Télam

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que en una operación militar llevada a cabo en una región entre Afganistán y Pakistán fue muerto el hijo de Osama Bin Laden, Hamza Ben Laden. Trump informó a través de un comunicado sin precisar cómo y cuándo fue muerto quien era considerado uno de los principales líderes de la red Al Qaeda. En febrero pasado, el Departamento de Estado había ofrecido un millón de dólares por su cabeza.

En la declaración, de apenas tres párrafos, se informó que la muerte del hijo de Bin Laden "no solo priva a Al Qaeda de sus importantes habilidades de liderazgo y la conexión simbólica con su padre" sino que además socava importantes actividades operativas del grupo. El texto describe a Hamza Bin Laden como “responsable de planificar y tratar a varios grupos terroristas" dentro de la estructura de la red fundada por su padre. 

Varios funcionarios estadounidenses citados por la cadena de noticias CNN sospechaban que Hamza estaba muerto, basándose en informes de Inteligencia que señalaban que no se tenían noticias de él.

En 2015, Ayman al-Zawahri, la cabeza de Al Qaeda, había elogiado a Hamza a través de un video difundido en redes yihadistas. "Es el león de la guarida de Al Qaeda", había dicho entonces. Hamza tenía 30 años y al comienzo del gobierno de Trump fue catalogado como "terrorista global especialmente designado". 

La muerte de Hamza se confirma pocos días después del 18º aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001, que se cobraron tres mil vidas en Nueva York y Washington, y que perpetró la organización de Bin Laden. Su hijo había publicado mensajes de audio y video en los que llamaba a cometer ataques contra Estados Unidos. Para conmemorar un aniversario del 11 de septiembre, Al Qaeda usó una foto de él en su infancia superpuesta a una imagen de las Torres Gemelas, destruidas por los atentados con aviones.

La misteriosa vida de Hamza

Se cree que Hamza nació en 1989, el año de la retirada de las tropas soviéticas, en tiempos en que su padre se hizo popular entre los combatientes muyahidines. Sus primeras imágenes como adulto datan de 2017, cuando se publicó un video incautado por la CIA en la redada del 2 de mayo de 2011 en Abbottabad, Pakistán, cuando fue muerto Osama Bin Laden. Las imágenes son del heredero durante su casamiento.

En marzo último, el gobierno de Arabia Saudita anunció que revocaba la ciudadanía de Hamza, algo que ya había hecho con su padre en 1994. Osama había vuelto a Arabia tras su paso por Afaganistán, pero se volvió crítico del gobierno saudí por su apoyo a los Estados Unidos en la Guerra del Golfo, en 1991, y se instaló en Sudán para luego volver a Afganistán y de allí fugarse a Pakistán luego del 11 de septiembre. A partir de entonces, y por los casi diez años siguientes, que concluyeron con el ataque norteamericano que lo mató, Bin Laden no volvió a ver a su hijo.

"Fue como si hubiéramos sacado nuestros hígados y los hubiéramos dejado allí", escribió Hamza sobre la separación y reveló que su padre le había dejado un tasbih, el collar de cuentas musulmán. Ya era 2015 y aparecía como vocero de Al Qaeda.

Según la inteligencia norteamericana, Hamza y su madre siguieron a otros miembros de Al Qaeda hasta Pakistán y luego a Irán, donde otros miembros del grupo los escondieron. Más tarde, los miembros de Al Qaeda fueron puestos bajo custodia por Irán y durante ese tiempo, Hamza se casó.

Para marzo de 2010, abandonaron la custodia iraní y se fueron a la provincia paquistaní de Waziristán. Allí, Hamza solicitó entrenamiento con armas, según una carta de su padre. Su madre se fue a Abbottabad, donde se reunió con Osama en su escondite hasta que llegó el operativo militar que allanó el lugar y mató al líder de Al Qaeda y a su hijo Khalid, entre otros.

Hamza no fue ubicado en aquella redada y recién reapareció en agosto de 2015 como vocero de Al Qaeda pronunciando discursos y comentando las visitas de Trump a Arabia Saudita o la guerra en Siria.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ