"No están gobernando Brasil, están vendiendo Brasil"
El análisis de Lula sobre el presente y el futuro brasileño
Imagen: Ricardo Stuckert

La destitución de Dilma Rousseff se comenzó a gestar horas después de su ajustada victoria sobre el tucano Aécio Neves. Eso fue el comienzo de un proceso que incluyó el encarcelamiento y proscripción de Lula Da Silva . Solo queda en el recuerdo el Brasil que sorprendía al mundo y se codeaba de igual a igual con las principales potencias globales. “Tristeza não tem fim, felicidade sim”, dicen los versos de Antonio Carlos Jobim y Vinicius De Moraes.

--¿Hasta dónde puede llegar la degradación institucional y política de Brasil?

--Estoy asustado porque ellos transformaron el desmantelamiento de los derechos laborales y de la seguridad social, en conquistas. Tenemos hoy en Brasil más de 40 millones de personas trabajando en la informalidad. Tenemos un 12% de desempleado. Ellos dicen en la televisión que va a mejorar. Es como si el pueblo brasileño estuviera anestesiado. Por eso quiero salir de acá. Porque necesito ir a la calle para hablar con este pueblo y decirles la verdad sobre este gobierno y sobre estas personas que están gobernando Brasil. El proceso de privatización es peor de lo que Menem hizo en Argentina. Estas personas no están gobernando Brasil, están vendiendo Brasil.


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ