Comunicado del ex president brasileño desde la cárcel de Curitiba

Lula le exigió a los Bolsonaro que respeten la democracia

De esta manera respondió a la amenaza que hizo el hijo de Jair Bolsonaro, el diputado Eduardo Bolsonaro, de tomar medidas usadas por la dictadura en Brasil "si la izquierda se radicaliza como en Chile."

El ex presidente y líder opositor preso Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que Brasil "necesita más democracia y no menos". De esta manera respondió a la amenaza que hizo el hijo de Jair Bolsonaro, el diputado federal Eduardo Bolsonaro, de tomar medidas usadas por la dictadura en Brasil "si la izquierda se radicaliza como en Chile". Sus declaraciones generaron un amplio rechazo en Brasil. De hecho, hasta su padre lo criticó. Al final, Bolsonaro junior tuvo que salir a pedir disculpas.

Desde la sede de la Policía Federal de Curitiba, Lula Da Silva, acusó al hijo de Bolsonaro de no respetar la democracia. "Lo que Brasil necesita es más democracia y no menos. El presidente y sus hijos necesitan respetar al pueblo brasileño y la opinión de todos", dijo Lula en un mensaje enviado a través de sus asesores de prensa. “Él no tiene que estar de acuerdo conmigo, debe respetar democráticamente la opinión de todos”, advirtió el expresidente. También aprovechó para criticar la política económica que está llevando el presidente de Brasil. "Bolsonaro habla pavadas para confundir mientras el ministro de Economía, Paulo Guedes, vende el país”, dijo el líder del Partido de los Trabajadores (PT).

En una entrevista televisada, Bolsonaro hijo había amenazó con que el gobierno de su padre podría instaurar el Acta Institucional 5 (AI-5). Esta es una medida implementada en 1968 por la dictadura militar brasileña (1964-1985),  eliminó los habeas corpus y permitió detener personas sin orden judicial y por tiempo indeterminado. Además con ella la dictadura cerró el Congreso e intervenino gobernaciones e intendencias. "Si la izquierda se radicaliza, una de las respuestas podría ser una nueva AI-5, a través de una legislación aprobada en plebiscito", afirmó el diputado, cuando le preguntaron por las movilizacion populares que se están dando en Chile, y sobre su posible efecto en Brasil. La medida fue adoptada por el dictador Arthur de Costa e Silva, el 13 de diciembre de 1968, abriendo uno de los periodos más oscuros del terrorismo de Estado en ese país.

Bolsonaro y sus hijos suelen reivindicar la dictadura militar brasileña, la paraguaya y la chilena. El presidente manifestó en varios ocasiones su admiración por el Jefe de la policía política del régimen, el fallecido coronel y torturador Carlos Alberto Brilhante Ustra. Sin embargo, esta vez salió a despegarse de las palabras de su hijo. "El que hable sobre eso está soñando. Eduardo es independiente, tiene 35 años y si dijo eso, lo lamento", reconoció Bolsonaro padre.

Eduardo Bolsonaro es el actual jefe del bloque de diputados del gobernante Partido Social Liberal (PSL). Llego al Congreso de Brasil luego de ser el candidato más votado en las elecciones de 2018. Recibió 1,8 millones de votos por el estado de San Pablo. Ya en anteriores declaraciones se quejó de que para la izquierda y parte de la prensa todos los problemas del país son por culpa del presidente. "Todo es culpa de Bolsonaro al parecer: fuego en Amazonia, algo que siempre ocurre; petróleo en el mar del nordeste... Dentro de poco el petróleo va a desaparecer y encontrarán otra cosa para atribuirle a Bolsonaro", ironizó el tercer hijo varón del presidente.

Las críticas a Eduardo Bolsonaro llegaron también desde su propia coalición de gobierno. El presidente de la Cámara de Diputados y segundo en la sucesión presidencial, el derechista Rodrigo Maia, del partido oficialista Demócratas, calificó de "repugnantes" sus declaraciones. "La apología reiterada a instrumentos de la dictadura es pasible de sanciones por parte de las instituciones democráticas brasileñas", dijo Maia. Desde la oposición también le llovieron recriminaciones. Los ex candidatos presidenciales en 2018 Fernando Haddad y Ciro Gomes, segundo y terceros en esa contienda, respectivamente, se declararon favorables a abrir un proceso de destitución en su contra.

Ante estas críticas, Bolsonaro junior tuvo que recular. "No existe ninguna posibilidad de que vuelva de AI-5", se corrigió en un vídeo publicado en sus redes sociales. "La oposición va a intentar usar mi declaración para llamarme dictador. Puede que haya sido una respuesta inoportuna, si volviera a hacerla la haría sin citar al AI-5, para evitar esa polémica", agregó.


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ