Al menos 4 niños esperan pagos para acceder a intervenciones
Presentarán recursos de amparo para acceder a un autotrasplante 
Familias de pacientes oncológicos exigen respuestas urgentes para atender la emergencia en su salud. Piden más asistencia de la provincia.

Familiares y amigos de Daniel Oxandaburu se concentraron anoche en calle Mariano Boedo 87, al frente de la sede del CUCAI Salta, con velas y carteles. El objetivo fue solicitar que se pague el autotrasplante que precisa para buscar una alternativa de cura al mieloma múltiple que padece. Esto le evitaría volver a las sesiones de quimioterapia que debilitan su salud cada vez más.

La médica le dio hasta el jueves próximo para acceder a esta práctica. Sucede que con las sesiones de quimioterapia su médula, que estaba afectada en un 100%, logró erradicar las células malas en más de un 99%. Es preciso por ello que extraigan células madres para hacer el autotrasplante. Según se informó desde el CUCAI Salta, el problema pasa por la falta de partidas disponibles desde el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, que debe pagar el 50% del tratamiento. Ante la urgencia y la falta de respuestas, se indicó que presentarán recursos de amparo a la Justicia Federal y provincial.

En medio de la organización del evento la esposa de Daniel, Sandra Cabero, pudo conocer que hay al menos tres niños internados a la espera de sus trasplantes. En un flyer que se viralizó, se destacaron cuatro casos: el de Nacho González, un chico de 14 años que espera en el Hospital Posadas de Buenos Aires que se liberen los fondos para buscar a su donante de médula más compatible a nivel mundial. Para eso se precisan 600 mil pesos. Pero restaría conseguir un millón de pesos más para poder traer la médula a trasplantar hasta Argentina.

Se agregan también los casos de Alexis Cruz, Agustín Yumbay y Carlitos Martínez. Según se pudo conocer (los padres de los chicos no lograron llegar a la vigilia), en el caso de Alexis en abril se abrió el expediente para poder sacar una muestra de su médula. El trámite sigue en curso y sin novedad. Esto implica que continúe con una quimioterapia que debilita su salud. Agustín, por su parte, tiene la obra social Incluir Salud Profe que ya puso su parte del dinero para realizar los trámites del trasplante. El resto “tiene que ponerlo el INCUCAI”, una partida que debe bajar el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. Se desconoce si hay disponibilidad de partidas.

En el caso de Carlitos, su mamá contó a Salta/12 que están a la espera de que se concluyan las refacciones de la sala en la que deberá hacer el trasplante de médula. “Él ya tiene el donante y todo, pero el médico dijo que debemos esperar a que se termine la sala”. Las autoridades del Hospital Sor María Ludovica, de La Plata, le informaron que eso puede ocurrir en un mes. El nene tiene leucemia y espera con su madre alojado en la Casa del Hospital, en La Plata.

“No podemos esperar las transiciones”

Los y las participantes de la vigilia de anoche estimaron que estas dilaciones son resultado de las transiciones de gobierno a nivel nacional y provincial. No solo participaron aquellos que esperan trasplante, sino quienes tienen a sus hijos con problemas oncológicos.

Aproximadamente a mitad de año familiares de pacientes oncológicos salteños alertaron sobre la falta de drogas para seguir con los tratamientos de quimioterapia. Afirmaron que “llegó una primera tanda”, pero que ahora se están usando las drogas que otras familias dejan de usar. Ello ante la imposibilidad de conseguir las recetadas. Sostuvieron que aquellas sustancias que se usan para las quimioterapia con internación están con demoras de entrega. Ante ello, hay chicos “a los que les avanza la enfermedad sin que se inicie el tratamiento”.

“Hace cuatro años no era así, con Cristina”, destacó una mamá al sostener que en todo momento tenían a disposición lo necesario para las medicaciones de sus hijos e incluso los traslados.

Solicitaron que la provincia tome en cuenta la situación de gastos que tienen estas familias para que los subsidios sean automáticos una vez que los pacientes sin obra social ingresan al sistema por su patología. “Necesitamos viviendas adecuadas y hasta colchones de agua, porque lo primero que afectan estas drogas son los riñones”, describieron.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ