SALUD 
Un espacio que imita la guardia de un hospital
La Universidad de La Matanza cuenta con un Centro de Simulación Clínica en el que profesores y alumnos realizan prácticas mediante maniquíes monitoreados a través de cámaras.

La Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) inauguró un Centro de Simulación Clínica (CSC), que cuenta con ocho consultorios equipados con maniquíes que representan reacciones humanas.

Durante la inauguración de las instalaciones, el rector Daniel Martínez destacó que “es maravilloso que los alumnos puedan trabajar y ver las distintas situaciones que se pueden presentar en el hospital” y remarcó que se trata de “la primera vez que hay una obra como esta en una universidad pública”.

“Hoy es un día donde siento satisfacción por el lugar donde trabajamos. No todos tenemos la posibilidad de hacer de lo que nos gusta y las obras como estas nos incentivan”, afirmó Martínez en diálogo con el Suplemento Universidad.

En cada uno de los boxes del CSC, los docentes pueden disponer diversos escenarios médicos, desde los más simples hasta los más complejos, para que los alumnos trabajen en su diagnóstico y resolución.

Por un lado, los practicantes se pueden encontrar con escenarios de consultorios externos, pero también hay simuladores de alto rendimiento adulto, obstétrico y neonatal. En cada uno de estos espacios, los profesores pueden ejecutar sonidos cardíacos y respiratorios en los muñecos, así como variar sus valores clínicos desde una sala de comando.

Por su parte, la decana del Departamento de Ciencias de la Salud de la UNLaM, Fabiana Lartigue, resaltó la importancia de contar con instalaciones que permitan a los alumnos realizar prácticas.

“Este Centro es fundamental porque, si bien es simulado, tiene características muy parecidas a la realidad y permite que los estudiantes cuenten con prácticas previas y no actúen directamente sobre el paciente”, explicó a este Suplemento.

Actualmente, más de sesenta docentes de Ciencias de la Salud recibe una capacitación técnica por parte de la Universidad para que puedan desempeñarse correctamente y aprovechar el mayor potencial del Centro de Simulación.

La nueva área genera la sensación de estar ingresando a la guardia de uno de los hospitales mejor equipados del país. Entre las aulas y los pasillos tradicionales, donde los estudiantes y docentes realizan sus clases, se construyó una sala con gabinetes para que aquellos que cursan carreras de Ciencias de la Salud realicen prácticas con elementos de alta tecnología.

El Centro de Simulación cuenta con ocho espacios similares a consultorios médicos equipados con maniquíes que simulan reacciones humanas y que están monitoreados a través de cámaras por los profesores desde un centro de control.

Entre las carreras que se cursan en el Departamento de Ciencias de la Salud figuran Enfermería, Medicina, Nutrición y Kinesiología y Fisiatría.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ