La lucha feminista atravesó ayer el centro rosarino
La gran marcha del M25
"Volvemos a encontrarnos para gritar ¡Basta de violencia machista!", fue una de las consignas que se impuso en la movilización.

La lucha feminista atravesó ayer el centro rosarino en una marcha masiva y colorida que tuvo un reclamo contundente: "¡Basta de violencia machista!". La movilización, que se extendió por más de siete cuadras, fue en conmemoración al 25 de noviembre, Día Internacional por la Erradicación de la Violencia hacia la Mujer y convocó a organizaciones feministas, sociales, barriales, políticas, sindicales y clubes. Ya en el Monumento Nacional a la Bandera, se replicó la performance Un violador en tu camino de las hermanas chilenas. También hubo show con el Colectivo de Mujeres Músicas.

"Es la primera vez que venimos a una marcha del 25N, creo que además de esto tenemos que pensar en qué hacemos en la vida cotidiada para terminar con las violencias hacia mujeres y disidencias", dijo Angela, mientras la plaza San Martín se iba llenando de glitter violeta, pañuelos verdes por el aborto legal, labiales fucsia, banderas de la diversidad sexual y wiphalas.

Candela y Luz van al Normal 1 y se reunieron como parte del centro de estudiantes para salir a marchar. "Avanzamos mucho a lo que era en años anteriores, pero todavía quedan una banda de cosas por hacer tanto en nuestras casas como en las calles. Venimos a pedir que se respeten nuestros derechos y que el Estado no mire para otro lado", señalaron.

Durante la movilización se leyeron decenas

Durante la movilización se leyeron y escucharon decenas de consignas en carteles y cánticos. "No es un caso aislado, se llama patriarcado"; "Se lo debemos a las pibas que nunca volvieron"; "Mientras haya un mujer sometida, no seré libre"; "Que ser mujer no nos cueste vida"; "La maternidad será deseada, o no será", rezaban algunos carteles, incluso sostenidos por niñas. Las militantes de ATE fueron más allá: "No queremos antiderechos en la Legislatura, #AmaliaGranata". Una bandera desplegó otro reclamo necesario: "Sin racismo nos queremos". 

Ya en el Monumento, se leyó la proclama que engloba los reclamos y exigencias:  "Las mujeres, travestis, trans, lesbianas, bisexuales, no binaries, originarias, indígenas y negras de todo el territorio plurinacional volvemos a encontrarnos para gritar ¡Basta de violencia machista!", comenzaron. "Retomando la lucha de las hermanas Mirabal, asesinadas por la dictadura de Trujillo en América Latina, somos nosotres quienes enfrentamos a los gobiernos de derecha y los golpes de estado pro imperialistas, racistas, patriarcales y eclesiásticos de la región. ¡Fuera el imperialismo de América Latina!", gritaron. "América Latina será toda feminista y antirracista. En la wiphala estamos todes", aseguraron.

También mencionaron la situación económica a diez días del término del gobierno macrista. "Somos nosotres les más vulnerades por las políticas de ajuste, tarifazos y aumento de la deuda externa que el gobierno de Macri nos deja. Luchamos porque culmina su gestión con el índice más alto de femicidios". Y aseguraron: "Patricia Bullrich miente, nos siguen matando", en relación al informe en el que la ministra de Seguridad de la Nación habló de una merma. Por eso, exigieron "la unificación de estadísticas reales sobre femicidios, transfemicidios y otras violencias". Al mismo tiempo, denunciaron "el presupuesto miserable de $11,36 por mujer". 

 

Según indicaron, en 2019 "fueron asesinadas 286 mujeres, y se cometieron 76 travesticidios. La provincia de Santa Fe tiene 37 femicidios y 16 en Rosario". En ese sentido exigen "declaración y presupuesto acorde para la Emergencia Nacional en Violencia de Género".

 

También se esperanzan: "Que el 2020 sea el año de aprobación del proyecto de ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito". Y exigieron "la implementación del protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo". Porque, aseguran que "la maternidad debe ser deseada. El embarazo forzado es tortura. Niñas no madres", reclamaron.

 

También exigieron "políticas públicas no heteronormadas, no biologicistas y no binarias en educación, salud, vivienda y acceso a la identidad de género. Luchamos porque las lesbianas queremos la visibilización social para dejar de ser víctimas de la violencia simbólica. Tenemos voz propia, queremos ser escuchadas y participar. Pedimos un trato digno, información y métodos de salud sexual apropiados".

 

En la proclama, reclamaron por la "producción pública de medicamento para el VIH/SIDA. VIHvas nos queremos"; también, "dispositivos adecuados de atención en violencia de género para personas con discapacidad/diversidad funcional/neurodiversidad".

La lucha, aseguraron, también es por "igual salario a igual trabajo; para decir basta de discriminación, racismo y acoso laboral. Trabajo para todes, salario igual a la canasta familiar, basta de precarización y pase a planta".

 

Al cierre de la lectura, todes les presentes personificaron la performance de las hermanas chilenas Un violador en tu camino, compuesta por el colectivo LasTesis. "El patriarcado es un juez que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que no ves... Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía. El violador eres tú", replicaron.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ