La obra con Homero Manzi

En 1938 se filmó Puerta cerrada, dirigida por Luis Saslavsky y cuyas canciones estuvieron a cargo de Mario Maurano, Alfredo Malerba y Homero Manzi. Para esa película fue convocada Libertad Lamarque, como protagonista y algo más. Es que este melodrama estrenado el 1 de febrero de 1939 contenía dos canciones con letra de Manzi. Una era “Frou-Frou”, canción francesa adaptada al castellano por Homero, que Libertad en su papel de la cantante Nina Miranda, interpretó en una parte donde actúa una comedia musical. La otra, en una escena junto al gran cantante Agustín Irusta, era “Pianito de juguete” con música del pianista Alfredo Malerba, segundo esposo de Libertad.

Allí comenzó una relación profesional en la cual Libertad llevó a las películas y/o al disco 21 temas hasta el año 1945, en que grabó el tango “Fruta Amarga” de Manzi y Hugo Gutiérrez. Habría que esperar hasta 1966 para que, en un disco de doble duración, dejara grabado junto a su hija Mirtha Deluca la “Milonga Triste” de Piana y Manzi con la orquesta de Victor Buchino. En 1979 Libertad se unió al Mariachi América de Jesús Rodríguez para grabar un álbum llamado Tangos Rancheros. Allí incluyó “Malena”, una composición de Manzi junto a Lucio Demare. El gran Aníbal Troilo no se cansaba de alabar a Libertad. “La que mejor canta”; “La que mejor interpreta”; “La más musical”; “La más equilibrada”, se le escuchaba decir. Muchos de aquellos tangos, estrenados por Lamarque, serían interpretados por las más famosas orquestas de tango, inscribiéndolos como grandes éxitos de la historia. Muchos de ellos forman parte de los clásicos del género o, como dirían los estadounidenses, los grandes “standards” de nuestra música urbana.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ