Garantía para niñas y niños
Se lanzó la tarjeta alimentaria en Santa Fe
La tarjeta AlimentarLa tarjeta AlimentarLa tarjeta AlimentarLa tarjeta AlimentarLa tarjeta Alimentar
La tarjeta Alimentar 

"No puede haber hambre en la Argentina: eso es una regla, no un debate". Con esas palabras Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación, presentó ayer en Rosario la Tarjeta Alimentaria junto al gobernador Omar Perotti, en el marco del programa Argentina Contra el Hambre. A partir de la firma del acuerdo para su implementación en la provincia, el beneficio llegará al territorio a partir de febrero, alcanzando a casi 110.000 familias en todo Santa Fe y a cerca de 60.000 en el Gran Rosario

El funcionario nacional estuvo ayer en la ciudad para brindar detalles y contestar consultas de los intendentes y jefes comunales que tendrán un rol importante a la hora de poner en marcha la distribución de los plásticos. "Estamos hoy en la provincia de Santa Fe poniendo en marcha una política de estado, que excede a un partido, a una idea y a un tiempo", aseguró Arroyo. En una primera exposición, el ministro dio a conocer cómo funcionará el beneficio: "Se trata de una tarjeta emitida por el Banco de la Nación Argentina, que no permite extraer dinero del cajero sino que solamente funciona para la compra de alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas".

A quién le corresponde la tarjeta alimentaria

El programa alcanzará a tres tipos de beneficiarios: madres que tienen chicos menores de seis añosmujeres a partir del tercer mes de embarazo; y personas con discapacidadEn todos los casos serán para aquellos que ya reciben la Asignación Universal por Hijo, sin que eso implique reemplazarla o suplantar alguna de las políticas sociales vigentes, ni tampoco es excluyente con otros planes sociales. Por ese motivo, para poder individualizar a las personas que accederán a la tarjeta, el Ministerio de Desarrollo Social utiliza la base de datos de ANSES y luego transfiere esa información a la provincia y a cada municipio y comuna. 

De acuerdo a lo que detalló Arroyo, en Santa Fe son más de 200.000 los chicos a los que asistirá el programa mediante la emisión de cerca de 110.000 tarjetas que estarán a nombre de sus madres. Las montos a utilizar serán dos: 4.000 pesos para las mamás que tienen un solo hijo/a menor de seis años; y 6.000 pesos para quienes tengan dos o más niños. "Hoy firmamos el convenio con el gobernador y apuntamos a que a partir de febrero el reparto de tarjetas esté en marcha en toda la provincia", adelantó el ministro nacional. Además, precisó que la recarga de saldo se concretará el tercer viernes de cada mes, y que en caso de que el usuario no haya consumido todo el crédito, el saldo se mantendrá durante el mes siguiente, acumulándose con los nuevos 4.000 o 6.000 pesos mensuales. Sin embargo, si durante 60 días no se utiliza la tarjeta, el dinero volverá al Ministerio de Desarrollo Social, ya que entienden que si en ese tiempo no se compró nada es porque la tarjeta no está activa. 

Cómo obtenerla

En cuanto a la manera de obtener el beneficio, el funcionario aclaró que no es necesario realizar ningún trámite ni habrá intermediarios: "La entrega la hace directamente el banco". Un dato importante que dio a conocer, es que como único requisito para poder recibir la tarjeta, la madre o beneficiario debe realizar obligatoriamente dos cursos, de dos horas cada uno: uno de buena nutrición sobre la canasta básica saludable, para fomentar el consumo de leche, carnes, verduras y frutas; y otro sobre el cuidado de la salud de los menores. "Al completar el curso se le entrega un certificado que lo extiende la provincia y el municipio, y con ese certificado el beneficiario podrá retirar la tarjeta", detalló Arroyo. En ese marco, explicó que la metodología será distinta de acuerdo a cada localidad: "En las comunas o municipios chicos, donde es menor la cantidad de tarjetas a entregar, la provincia debe organizar junto a las autoridades locales la realización de los dos cursos, y luego entregar el certificado para que la persona pueda ir a la sucursal bancaria más cercana a su localidad. En el caso de ciudades más grandes, como Rosario, se llevarán a cabo operativos en clubes o auditorios, donde se dictarán los cursos e inmediatamente después se entregarán las tarjetas".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ