A través de Twitter criticó la denuncia contra Brandoni

Graciana Peñafort: "Del Lawfare se sale con más garantías"

Graciana Peñafort se explayó en Twitter. Graciana Peñafort se explayó en Twitter. Graciana Peñafort se explayó en Twitter. Graciana Peñafort se explayó en Twitter. Graciana Peñafort se explayó en Twitter. 
Graciana Peñafort se explayó en Twitter.  
Imagen: NA

Graciana Peñafort se pronunció hoy en contra de la querella al actor Luis Brandoni y contra el Tribunal Ético sobre Lawfare. Lo hizo a través de Twitter, donde recalcó que en la Argentina “hubo y hay Lawfare”, y pidió que se “aplique el régimen penal en los casos que corresponda”. Añadió que “del Lawfare se sale con más garantías, con más y mejor justicia y con un poder judicial más sano”.

La abogada, recientemente nombrada al frente del área de Asuntos Jurídicos del Senado, escribió un largo hilo en la red social, que definió como “polémico”, dado que “a muchos nos enojó lo que dijo Brandoni, porque sin duda fue una falta de respeto no solo a CFK sino a quienes votamos la fórmula Fernández –Fernández”, pero definió como “estupidez mayúscula y propia del macrismo” la denuncia penal. Sobre todo, “porque la única titular de esa acción es la propia CFK y no es ella quien formula la denuncia”. El actor estuvo en el acto de homenaje a Alberto Nisman el pasado sábado y fue captado por las cámaras de TV llamando supuestamente "asesina" a la actual vicepresidenta de la Nación. 

Más adelante se preguntó: “¿Justo nosotros, que somos el espacio que derogamos injurias y calumnias, vamos a hacer eso?” y “¿justo a estos jueces les vamos a pedir que tutelen la libertad de expresión? ¿En serio quieren criminalizar los dichos de alguien?”

Peñafort también dijo que “no entiendo el por qué” del Tribunal Ético contra el Lawfare. “Voy a ser clara en esto, en nuestro país, como en otros de la región hubo y hay Lawfare. Es decir persecución judicial y mediática por motivos políticos”, señaló respecto de algo que “he padecido en carne propia”. Agregó, por las dudas, que “no le tengo simpatía a los jueces y fiscales del Lawfare”, ni a los medios que hicieron “operaciones infames” ni “a los funcionarios del macrismo que impulsaron esas denuncias absurdas”.

Dicho lo cual, calificó al eventual tribunal como “una barbaridad que solo desvía la atención en un debate eterno e irresoluble. Porque el debate real es otro. Los funcionarios judiciales tienen un régimen disciplinario, el debate es que se les aplique realmente”. Y llamó a que se “aplique el régimen penal en los casos que corresponda”, incluso a los periodistas.

“Si usaste tu rol de periodista para extorsionar, serás penalmente responsable. Si publicaste información falsa deberás retractarte o el medio donde trabajas deberá dar derecho a réplica”, escribió en Twitter. “La sanción de las aberraciones que se cometieron para ejecutar el Lawfare merece algo más que respuestas simbólicas”, añadió. Y remarcó que la eventual condena del Tribunal Ético "solo pondrá a los culpables del Lawfare en el cómodo rol de víctimas, cuando no lo son”.

Aseguró que “en la Argentina existen tribunales y leyes y no admitimos ni tribunales populares ni nada que se le parezca”. "No es por ahí, no es violando las garantías que defendimos todos estos años. Y que muchos vamos a seguir defendiendo. No es así”, agregó más adelante.

“En lo personal, yo voy trabajar para que los que ejecutaron maniobras ilegales sean investigados conforme las leyes de mi país y sancionados, si correspondiese, después de un proceso con todas las garantías”, concluyó. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ