Goleó 4-1 a Godoy Cruz en el inicio sin público de la Copa Superliga

Boca sigue ganando como si nada

El equipo de Russo se impuso con tantos de Buffarini, Salvio, Izquierdoz y Campuzano para debutar en un certamen donde el protagonista es el coronavirus.
Buffarini festeja el primer gol de Boca. El cordobés fue figura.Buffarini festeja el primer gol de Boca. El cordobés fue figura.Buffarini festeja el primer gol de Boca. El cordobés fue figura.Buffarini festeja el primer gol de Boca. El cordobés fue figura.Buffarini festeja el primer gol de Boca. El cordobés fue figura.
Buffarini festeja el primer gol de Boca. El cordobés fue figura. 
Imagen: NA

Como si el coronavirus no hubiese metido la cola, como sin darse cuenta que no había público en las tribunas, como no enterado de que River no se presentó a su partido. Como si nada, Boca sigue ganando. Este sábado fue 4-1 a Godoy Cruz en Mendoza por el debut en la Zona 1 de la Copa Superliga.

Las cinco victorias consecutivas de Boca en el fútbol local y los 370 minutos sin recibir goles de Esteban Andrada se topaban en Mendoza con la mini levantada de los locales, ganadores de sus últimos dos juegos. Pero más que nada, esas rachas debían superar las numerosas modificaciones que propuso Russo: Mas (por Fabra), Marcone (por Campuzano), Reynoso (por Tevez), Obando (por Villa) y Abila (por Soldano).

La visita tardó en acomodarse en el Malvinas Argentinas y pasó su primer zozobro al minuto de juego, tras un mal cálculo de Andrada en un córner que casi termina con gol en contra de Alonso, quien despejó con desperfecto y buena suerte (para Boca) por arriba del travesaño.

Aquel guiño del destino se trasladó de punta poco después, cuando Buffarini se encontró con un rebote en el área mendocina y sacó un violento remate para poner el 1-0. La jugada se había iniciado con un  pase flotado de Marcone (de buen partido) para el desborde de Salvio, cuyo centro terminó en el rebote que benefició al lateral xeneize, quien tuvo tiempo suficiente como para dominar y sacar el derechazo que fue a parar en la red, donde se encontraba la mayoría de los jugadores del Tomba que no estaban, en primer lugar, para impedirle rematar.

Lo mejor de Boca pasaba cuando se juntaban Bebelo Reynoso y Salvio por derecha, invitando a Buffarini a subir y mostrar su mejor imitación de lateral brasileño. Mientras que por los mendocinos, todo dependía de la inspiración de Brunetta, quien aan en soledad logró frotar la lámpara varias veces. Como a los 28, con un preciso centro que terminó en un gran cabezazo de Badaloni para poner el 1-1.


El de Badaloni fue recién el tercer gol que le convierten a Boca en nueve partidos desde que volvió Russo (los otros fueron en el 2-1 a Talleres y el 1-1 con Caracas por Copa Libertadores). Sin embargo, su valor en el marcador no duró demasiado. Dos minutos después, Buffarini atrapó un centro algo pasado de Obando dentro del área, esperó a que le pase Salvio y lo habiltó de cachetada. Y como si fuese cosa de todos los días, el ex Lanús definió con un ángulo cerrado al segundo palo del arquero para poner el 2-1.

La ausencia de público en las tribunas parecía reproducirse en la mitad de cancha, ya que ambos equipos pasaban sin obstáculos cuando se lo proponían. Si Boca se lo propuso en gran manera durante la primera parte, Godoy Cruz lo hizo al inicio de la segunda con un cabezazo de Badaloni apenas desviado y una bomba de larga distancia de Brunetta que pegó en el ángulo y dejó el arco temblando.

Pero eso fue todo para el local. Lo que siguió fue de Boca que, entre las malas decisiones de Abila y el nerviosismo de Obando a la hora de pisar zona de peligro, tuvo que esperar para estirar la ventaja. El encargado fue Carlos Izquierdoz, con una volea tras un rebote post córner a los 67.

De allí en más, Boca casi que se dedicó a intentar que Wanchope haga su gol cual partido despedida, pero el cuarto fue obra del ingresado Campuzano, quien cabeceó un centro de Villa que superó al voluntarioso Abila. Mientras, Godoy Cruz contaba los minutos hasta el final, uno que dictaminó que Russo y los suyos también quieren dar pelea en la Copa Superliga.

Síntesis

1 GODOY CRUZ: Rey; Carrasco, Herrera, D. Ortíz, Almeida; Freites, Cartagena, Henríquez, Alanís; Badaloni, Brunetta. DT: Sciacqua.

4 BOCA JUNIORS: Andrada; Buffarini, Izquierdoz, Alonso, Más; G. Fernández, Marcone; Salvio, Reynoso, Obando; Abila. DT: Russo.

Estadio: Godoy Cruz. Arbitro: Darío Herrera. Goles: 7m Buffarini (B), 28m Badaloni (GC), 30m Salvio (B); 67m Izquierdoz (B), 88m Campuzano (B). Cambios: 64m Pizarro por Henríquez (GC), 65m Villa por Obando (B), 71m Ayoví por Alanís (GC), 74m Merentiel por Freites (GC), 78m Capaldo por G. Fernández (B), 86m Campuzano por Salvio (B).

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ