Opciones de calidad para ver en casa

Teatro en cuarentena

Desde salas oficiales como el Cervantes al circuito independiente, se multiplican las posibilidades de ver obras completas online, en algunos casos con charlas vía Instagram. 
El Cervantes compartirá este viernes a las 18 "Tadeys", que el año pasado marcó el debut de Diego Capusotto en el único teatro público nacional. El Cervantes compartirá este viernes a las 18 "Tadeys", que el año pasado marcó el debut de Diego Capusotto en el único teatro público nacional. El Cervantes compartirá este viernes a las 18 "Tadeys", que el año pasado marcó el debut de Diego Capusotto en el único teatro público nacional. El Cervantes compartirá este viernes a las 18 "Tadeys", que el año pasado marcó el debut de Diego Capusotto en el único teatro público nacional. El Cervantes compartirá este viernes a las 18 "Tadeys", que el año pasado marcó el debut de Diego Capusotto en el único teatro público nacional. 
El Cervantes compartirá este viernes a las 18 "Tadeys", que el año pasado marcó el debut de Diego Capusotto en el único teatro público nacional.  

El teatro es cuerpo. Cuerpo presente del espectador y del actor. Respiración, carcajada, aplauso. Ráfaga de perfumes ajenos. Fusión de sentimientos y sensaciones en el marco de esa presencia. Cuerpo colectivo. La imposibilidad de rebobinar, adelantar, saltear; la convención de quedarse en la butaca por más que no convenza. La imposibilidad, también, de verlo sin salir de casa. O de ver algo que ya pasó. No hay tecnología que pueda suplantar este ritual. Seguramente, en este contexto de pandemia y aislamiento, sea el arte que más desprotegido se encuentre. El que peores consecuencias afronte.

En la cuarentena, día tras día se liberan más títulos de libros y películas en la virtualidad, que se volvió el medio central en el acceso a la cultura. Un hecho curioso es que, a pesar de sus intrínsecas características, el teatro no se quedó atrás. Apenas comenzó el aislamiento obligatorio, artistas del circuito independiente comenzaron a ofrecer videos de sus obras. Lo mismo hicieron las salas de ese ámbito en sus redes sociales y el teatro oficial, con la diferencia de que en este caso hay un tiempo limitado para ir al encuentro de los espectáculos.

Del ámbito alternativo, una de las que tiró la primera piedra fue Timbre 4 . El fin de semana ofreció tres obras escritas y dirigidas por Claudio Tolcachir (El viento en un violín, Emilia y Dínamo), antecedidas por charlas vía Instagram y con entrada gratuita. La visualización era posible desde las 20 hasta el mediodía del día siguiente. En los próximos días, la compañía de Boedo ofrecerá La respiración, de Alfredo Sanzol, con dirección de Lautaro Perotti y un elenco encabezado por María Fiorentino y Julieta Vallina (viernes a las 20). Es la historia de una mujer de 40 años, madre de una hija, a quien su marido abandonó por otra mujer. El sábado será el turno de El Bululú, con Osqui Guzmán (a las 20). El domingo llegará Para mí sos hermosa, con destacada actuación de Paula Ransenberg, también directora (a las 18); y habrá un encuentro virtual con el elenco de la célebre La omisión de la familia Coleman (a las 20).

A estas opciones, la compañía -que ahora da la opción de un aporte voluntario del público- agregó una novedad: funciones en vivo. El viernes a las 18 será la de La guerra de las galaxias, de Federico Lehmann. Y el unipersonal Una, pautado para estrenar por estos días, se verá por primera vez el sábado a las 17 en el canal de YouTube de Timbre . Actúa Miriam Odorico -Memé en La omisión...-, y la dramaturgia y la dirección están a cargo de Giampaolo Samà. Los artistas son pareja y trabajarán desde su casa. “Una es un cuento de descomposición del yo. Un manifiesto a la vida, una vida que está marcada por una infinita diversidad de máscaras que llevamos. Una vida en la que por ahí no hay nada real, original, tras las última máscara. Quizás sólo somos la construcción de nuestro entorno, nos amoldamos según las circunstancias; creamos a quienes nos rodean de la misma forma que ellos nos crean a nosotros", anticipa Odorico. "Un celular y los ojos de quienes la vean serán testigos de esta nueva criatura. Cambia el medio. No sé cómo ni qué se verá... pero de eso habla la obra. Mi sentimiento será el mismo."

En la web de Teatro El Extranjero , los espectáculos permanecen online sólo en el horario programado, siempre a las 19. De aquí al domingo habrá un título por día. En orden cronológico se trata de Luis Ernesto llega vivo, de Fabián Casas, con dirección de Alejandro Lingenti; Tur (paisaje escénico 1), de Saeed Pezeshki; Mil Federicos, de Mariana Mazover; Shopping and fucking, de Mark Ravenhill, dirigida por Mariano Stolkiner; y Absurdo criollo, de Marcos Arano (también director) y Gabriel Graves. 

“Me resulta difícil ver teatro en video. Pero es una oportunidad para recordar y conectarse afectivamente con trabajos muy queridos”, expresa Ricardo Bartís. De los materiales que el Sportivo Teatral subió a YouTube conviene dar especial atención a La máquina idiota (2013-2015): por cuestiones de cercanía en el tiempo es el que presenta mejor calidad, y sus imágenes se deslizan como pinturas en la pantalla. Se trata de un espectáculo que versa, ante todo, sobre la condición del actor. Pone en escena a un grupo de actores muertos que viven enterrados en un anexo del Panteón de Actores de la Chacarita. También están disponibles De mal en peor (2005-2007) y La pesca (2008-2009), esta última con actuaciones de Sergio Boris, Carlos Defeo y Luis Machín.

En 2010, una obra sorprendió en el mundillo independiente. Un hueco  hacía funciones en el vestuario del club Estrella de Maldonado para 18 personas y obedecía a la búsqueda de una compañía admiradora de Cassavetes y que seguía los lineamientos del maestro Alejandro Catalán. El director del grupo, Juan Pablo Gómez -quien con los años continuó dando a la cartelera interesantes investigaciones formales- resumía aquella búsqueda con el concepto de “teatro material”. Resulta difícil recuperar el espíritu de aquella experiencia a través de un video, pero vale la pena aunque sea aproximarse.

Por su parte, Maruja Bustamante compartió en YouTube el link de la melancólica y luminosa El fin, que en 2019 ocupó el espacio del Centro Cultural Rojas invitando al desplazamiento del público. Es un monólogo de Giuliana Kiersz al que la directora sumó otros personajes y que trata de varios fines: el del mundo, el del amor, el de una etapa. La difusión de este material se enmarca en la campaña “El Rojas se acerca a las casas”, que incluye la visualización de las últimas obras que han pasado por el ciclo Operas Primas y de producciones elegidas en el Premio a la Nueva Dramaturgia Germán Rozenmacher. Bustamante también entregó a los espectadores el link de otra de sus últimas obras, Discépolo: las casas , capítulo del ciclo "Invocaciones" del Centro Cultural San Martín, en el cual se reviven grandes figuras de la disciplina.

Los mansos  (2005-2008) es la obra que Alejandro Tantanian eligió compartir, sobre motivos de El idiota, de Fiódor Dostoyevski. No es de sus producciones más recientes, pero sí de las "más queridas", cuenta a este diario. “Hay en ese material –en contenido y tono- algo que para mí es propicio para este momento. La figura de Myshkin, protagonista de la novela, plantea el desafío de enfrentar lo bueno y lo malo de aquellas personas con las que se encuentra: una suerte de espejo que no todos toleran. Algo de esto que nos está pasando nos obliga a retirarnos hacia nosotros mismos", reflexiona el director.

Quienes busquen una opción más ligada al movimiento pueden clickear en Frenta , de Belén Coluccio (interpretación y dirección), presente en la plataforma Vimeo. Abreva en la danza y la performance para indagar en la imprecisión, la incomodidad, los cuerpos y las preguntas que el movimiento formula. La perspectiva de género, necesaria para estos tiempos, está presente en Los golpes de Clara , unipersonal de Carolina Guevara, que enfoca en la violencia de manera novedosa y delicada. Claudia Quiroga también escribe y dirige en la línea feminista y liberó Peregrina . El sitio Nodal aportó el link de Sudado , con dirección de Jorge Eiro. Los más curiosos pueden bucear, además, por la página del CELCIT,  que aloja numerosas entrevistas e imágenes de montajes.

El ámbito oficial está actuando en la misma dirección. El Cervantes compartirá este viernes a las 18 Tadeys, que el año pasado marcó el debut de Diego Capusotto en el único teatro público nacional, junto a un elenco notable. La obra escrita y dirigida por Analía Couceyro y Albertina Carri está basada en la novela póstuma de Osvaldo Lamborghini y recorre temas como el poder, el género, la propiedad de los cuerpos. “Cultura en casa ” se llama la iniciativa del Ministerio de Cultura porteño que ofrece las obras del Complejo Teatral Buenos Aires, entre otras propuestas, con actualización diaria. Incluye, además, videos de directores y actores brindando introducciones. Otros audiovisuales muestran desde el primer encuentro de un grupo de trabajo hasta el día de estreno, pasando por ensayos, la construcción de escenografías, pruebas de vestuario, montajes técnicos y backstage de funciones.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ