Puntos principales del decreto que congela cuotas y suspende ejecuciones

Protección para deudores hipotecarios

El gobierno congeló la cuota de todos los créditos hipotecarios sobre viviendas únicas y los prendarios actualizados por UVA hasta el 30 de septiembre a raíz de la emergencia pública provocada por la expansión del coronavirus. Además, suspendió por el mismo plazo las ejecuciones hipotecarias, judiciales o extrajudiciales, en todo el territorio nacional, según figura en el decreto 319 publicado este domingo en el Boletín Oficial con la firma del presidente Alberto Fernández y todos los ministros.

Deudas por diferencias en el monto de las cuotas. El artículo 6 del decreto aclara que la diferencia entre la suma de dinero que hubiera debido abonarse según las cláusulas contractuales y lo que efectivamente corresponda abonar por aplicación del congelamiento podrán abonarse en al menos tres cuotas sin intereses, mensuales y consecutivas. La primera de esas cuotas vencerá en la misma fecha en que venza la cuota de octubre de este año. A su vez, se aclara que “si el número de cuotas pendientes del crédito con posterioridad al 30 de septiembre del corriente año, fueren menos de tres, la parte acreedora deberá otorgar el número de cuotas adicionales necesarias para cumplir con ese requisito”. “En ningún caso se aplicarán intereses moratorios, compensatorios, ni punitorios ni otras modalidades previstas en el contrato”, destaca la norma.

Deudas por falta de pago. El decreto establece en el artículo 7 que las deudas por falta de pago que se generen entre la publicación del decreto y el 30 de septiembre podrán abonarse también en tres cuotas sin intereses, mensuales y consecutivas con vencimiento, también, en el momento en que venza la cuota de octubre. En este caso sí, podrán aplicarse intereses compensatorios, los cuales no podrán exceder la tasa de interés para plazo fijo en pesos a 30 días que paga el Banco Nación, pero no podrán aplicarse intereses moratorios, punitorios ni ninguna otra penalidad.

En los considerandos del decreto se aclara que otros países que también están afectados por la expansión del coronavirus tomaron medidas similares. El 24 de marzo Estados Unidos dispuso la suspensión de todos los desalojos y las ejecuciones hipotecarias por 6 semanas. Italia y Francia directamente suspendieron el pago de las cuotas de las hipotecas, mientras que en Canadá los seis bancos más importantes del país anunciaron que ofrecerán aplazamientos en el plazo para el pago de deudas hipotecarias y créditos bancarios a sus clientes.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ