Las alternativas en estudio para la nueva etapa del aislamiento social 

Coronavirus: una apertura de la cuarentena que será gradual y segmentada

Está descartado un levantamiento total del aislamiento. Se decidirá según la zona geográfica, la rama de actividad, la edad y, sobre todo, el uso de transporte.

El Poder Ejecutivo está trabajando en una serie de pautas para la nueva etapa de la cuarentena . Ayer hubo una reunión en Casa Rosada en la que participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Transporte, Mario Meoni; el de Producción, Matías Kulfas; la viceministra de Salud, Carla Vizzoti, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca. Ahí se empezaron a evaluar las propuestas, principalmente las que formularon la CGT y la UIA. En principio, hay un criterio que tiene que ver con zonas, es decir las modificaciones de la cuarentena en los lugares donde no circula el virus, o sea fuera de Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Chaco y Ushuaia. Habrá medidas para las zonas donde el virus no circula y medidas muy distintas para las zonas en las que circula. También se maneja la idea de turnos, o sea de escalonar los trabajos, para que no haya una hora pico en el transporte: está claro que todas las cosas no podrán terminar a las 18 o 19, produciendo aglomeraciones en subtes, trenes y colectivos. Se baraja también la posibilidad de alternar las salidas, de acuerdo al número de documento, como se hizo en algún momento con las patentes de los automóviles. Y, por supuesto, está claro que no habrá aflojamiento de la cuarentena para los mayores de 60 o 65, zona etaria de riesgo, y también que no se reiniciarán las clases en lo inmediato. Pero todo eso es sólo un esbozo: hay centenares de definiciones que deberán resolverse en los próximos días, sobre todo después de la reunión que hoy tendrá el gobierno con la CGT y la UIA. Lo que está claro es que las restricciones continuarán: “De mi boca no van a escuchar ‘se terminó la cuarentena’. Puedo hablarles de que la cuarentena entrará en una nueva etapa”, es la a frase del ministro de Salud, Ginés González García, que le pone marco a lo que secuderá a partir de la semana próxima.

¿Se extiende la cuarentena?

Estos son algunos de los puntos clave que se trabajan en Olivos y en la Casa Rosada:

* Se lograron resultados muy nítidos hasta el momento, por lo cual el criterio básico es, como dice Ginés, que “nos va mejor que a otros países porque tomamos las medidas antes que todos y tomamos todas las medidas juntas”. Un ejemplo es Francia, que empezó con una especie de aislamiento, pero dispuso suspender las clases después que la Argentina, cuando ya tenía miles de casos. Lo que dice el ministro es que el país adoptó medidas duras y en bloque e incluso antes del aislamiento obligatorio cerró fronteras, impidió los espectáculos públicos, incluyendo el fútbol, el cine y los teatros. Ante el hecho de que se hizo semejante esfuerzo, se irá relojeando el cambio de etapa de la cuarentena, día por día, para no arriesgar lo conseguido.

* El concepto de que la cuarentena no se levanta posiblemente se traduzca en que los cambios seguirán haciéndose como hasta ahora: por la vía de excepciones. Esto significa, zona geográfica por zona geográfica y actividad por actividad.

* El virus circula en Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco y Ushuaia. Fuera de esos lugares, casi no hay circulación. Por lo tanto habrá medidas de modificación de la cuarentena seguramente en todos los demás lugares, incluyendo el interior de la Provincia de Buenos que, salvo en grandes ciudades, no registra casos.

* Nada, de ninguna manera, incluirá modificaciones en los grupos de riesgo, los adultos mayores y quienes tienen antecedentes de problemas de salud. Desde ya, el lunes próximo no habrá cambios en los que tienen más de 60 o más de 65.

* También adelantó el presidente Alberto Fernández que no se reiniciarán las clases el lunes próximo. Arrancar con la actividad educativa significa que se mueve gran parte de la población y en un horario muy parecido. Queda para más adelante.

* Ni siquiera en esas zonas donde el virus circula poco se dejará de respetar el distanciamiento social. Es decir, no puede haber mucha gente en ningún lugar, en ningún comercio, en ninguna oficina.

* El criterio de manejarse de acuerdo a las zonas se expresó, por ejemplo, en la autorización para funcionar a las mineras o a las madereras, más allá de las suspicacias que puede despertar por su carácter extractivo: según el Ejecutivo, se autorizaron porque están alejadas de las áreas en las que circula el virus y no producen aglomeraciones en el transporte.

* El mismo razonamiento se podría usar respecto de las automotrices. No están en zonas que podrían producir una recarga en el transporte. No obstante, parece bastante claro que habrá un solo turno y que se estudiarán los horarios. Hay un elemento adicional que abarca a otras actividades industriales: la franja etaria. La gran mayoría de quienes trabajan en fábricas no están en las edades de riesgo.

* Una actividad decisiva, por la cantidad de personas que se mueven, es el comercio, aun en las seis zonas en las que circula el virus. Por supuesto que habrá una limitación, como ya está sucediendo, en la cantidad de personas que pueden estar dentro de un negocio. Pero, además, nuevamente la clave estará en los horarios: un ejemplo puede ser que cierren obligatoriamente a las 16 para que los empleados salgan en un horario distinto al de otras actividades. Y además, se va a intentar que al anochecer esté todo el mundo en su casa, de manera que sea más nítido el control.

* No da la impresión de que arranque el sistema judicial, aunque en la Casa Rosada afirman que la decisión es de la Corte Suprema. En el máximo tribunal afirman que resolverán cuando queden claros los parámetros que fije el gobierno. Por ejemplo, están en el aire los juicios orales, porque participan o asisten más personas de las que permite el espacio físico y también porque hay muchísimos casos en los que intervienen abogados, jueces o fiscales que tienen más de 60 años. El esquema parecido al de la feria judicial parece el más probable en una primera etapa.

* En la misma línea está todo lo que tiene que ver con el estado que funciona principalmente en las seis zonas que fueron calientes: no habrá apertura masiva, de ninguna manera. Se seguirá con un esquema parecido al actual, con funcionamiento de emergencia.

* La construcción es otra actividad que espera ponerse en movimiento. El criterio será el mismo: deberá evitarse el cuello de botella del transporte. Por lo tanto puede ser que se trabaje con bandas horarias y en determinadas zonas.

* El Ministerio de Transporte está trabajando las propuestas. PáginaI12 le preguntó a un altísimo funcionario sobre la posibilidad de que se permita la utilización del transporte público de forma segmentada: por terminación del DNI, como ocurrió hace años con los automóviles. “No lo descartamos, todo está en estudio”, contestó el funcionario.

Como se ve, en la nueva etapa de la cuarentena, van a primar los criterios por zona geográfica, por actividad, por edad y, sobre todo, por uso de transporte. El espíritu imperante es el siguiente y fue expresado por un ministro:

–“Si nos fue bien hasta ahora ¿por que vamos a abrir? Y se considera que no nos fue bien hasta ahora ¿por qué vamos a abrir?”

En la reunión que en la mañana del martes tendrá el gobierno con la UIA y la CGT se empezará a definir la letra chica de la nueva etapa. Pero el marco está graficado en el razonamiento del ministro: una apertura muy cuidadosa.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ