El flamante ministro de Salud advirtió que solo quedan 377 respiradores disponibles

Coronavirus en Chile: el gobierno amenaza con usar "más fuerza" en la cuarentena 

El ministro de Salud destacó que quedan menos de 400 respiradores en el país y hay más de 1700 personas en terapia intensiva. El ministro de Salud destacó que quedan menos de 400 respiradores en el país y hay más de 1700 personas en terapia intensiva. El ministro de Salud destacó que quedan menos de 400 respiradores en el país y hay más de 1700 personas en terapia intensiva. El ministro de Salud destacó que quedan menos de 400 respiradores en el país y hay más de 1700 personas en terapia intensiva. El ministro de Salud destacó que quedan menos de 400 respiradores en el país y hay más de 1700 personas en terapia intensiva. 
El ministro de Salud destacó que quedan menos de 400 respiradores en el país y hay más de 1700 personas en terapia intensiva.  
Imagen: EFE

El Ministerio de Salud de Chile informó que en las últimas 24 horas se reportaron 21 muertos por coronavirus y que el total de fallecidos por esta enfermedad asciende a 3383. El país sumó 5013 nuevos contagios desde ayer, con lo que ya hay 184.449 personas afectadas. Esto representa a algo más del 1por ciento de la población en un país de 19,1 millones de habitantes. Para peor: se computarán más de 30 mil casos que no se habían contabilizado, lo cual eleva la cifra y la proporción.

"Seguimos viviendo una situación delicada", afirmó el ministro Enrique Paris, quien pidió a los chilenos que "se mantengan en sus casas". El funcionario, que asumió el último sábado, señaló que hay 1727 personas en unidades de cuidados críticos y que quedan en el país 377 respiradores disponibles. "Si la gente no entiende por la razón, obviamente vamos a tener que aplicar más fuerza", remarcó en declaraciones radiales.

En Santiago de Chile y zonas aledañas rige una cuarentena total desde hace un mes para tratar de aplacar la curva, que se disparó a partir de mayo. No obstante, y de acuerdo a los datos  de una encuesta reciente, el 72 por ciento de los habitantes de Santiago admitió haber roto la cuarentena, si bien el 80 por ciento de ellos pidió permiso previo para salir a las calles.

El titular de la cartera de Salud comparó la situación de Santiago con Valparaíso, que entró en la noche del pasado viernes en cuarentena, e informó que desde que comenzó esta semana, la movilidad en esa ciudad portuaria disminuyó en un 65 por ciento, mientras que en la capital ésta sigue siendo "muy alta".

A su vez, se informó la muerte del alcalde de la comuna de Til Til, Nelson Orellana, quien estaba contagiado de Covid-19 desde el pasado 29 de mayo y falleció por un paro cardíaco durante una intervención quirúrgica. El ministro Paris aclaró, sin embargo, que no podía saber si el coronavirus había influido o no en la muerte del funcionario, quien tenía una enfermedad de base.

En tanto, el diputado oficialista de la pinochetista Unión Democrática Independiente (UDI) Patricio Melero, aseguró al canal Meganoticias que “el alcalde no falleció de Covid-19, sino que de un infarto al corazón”.

Por su parte, el jefe de epidemiología del Ministerio de Salud, Rafael Arao, anunció que mañana se sumará un número inusual al total de contagiados nacional, ya que agregarán 31.412 casos que no habían sido notificados en los meses anteriores. "Esto es habitual en una situación como la que estamos viviendo, en una pandemia, y volveremos a hacer todos los ajustes que sean necesarios en el futuro en la medida en que detectamos situaciones como ésta”, explicó el especialista. De esta manera, mañana el país tendrá unos 215 mil casos de contagio. En los últimos días se había suscitado una polémica por la metodología para computar los decesos.

"La ciudad y su sistema hospitalario no aguantan otro mes con estos niveles de contagios y el país no puede resignarse a la alta mortalidad que traen apareados”, advirtió Espacio Público, un centro de estudios independiente, en un documento publicado. En el texto, propone que “el Gran Santiago debe entrar en hibernación, sí, como una ciudad dormida”.

En este contexto, el gobierno conservador de Sebastián Piñera se apresta a tratar en el Congreso un proyecto para aumentar de 65 mil a 100 mil pesos chilenos (unos 129 dólares), el Ingreso Familiar de Emergencia, un subsidio estatal a las familias más vulnerables. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ