Se entregan como ayuda social 

Los bonos de San Carlos ya son de curso legal

Así lo confirmó su intendente, Hector Vargas. Aseguró que se utilizan para que el circulante de dinero quede en el pueblo, para reactivar el comercio y cuidar a los lugareños en la pandemia.
Se emitieron $300.000 en bonosSe emitieron $300.000 en bonosSe emitieron $300.000 en bonosSe emitieron $300.000 en bonosSe emitieron $300.000 en bonos
Se emitieron $300.000 en bonos 

El bono Sancarleño ya es una realidad, y circula desde el primero de julio en aquella localidad de los Valles Calchaquíes. Debido a la crisis reinante en todo el país, la caída de la recaudación y de la coparticipación, el municipio venía estudiando desde que se anunció la cuarentena, la posibilidad de emitir papeles de curso legal que impidan la fuga del poco dinero circulante.

Su intendente, Hector Vargas, dijo a Salta/12 que emitieron $300.000 en esas cuasi monedas y se entregan a personas que necesitan una ayuda del Estado municipal. Por eso mismo tomaron la decisión de imprimir esa cantidad, “que es lo que se da a través de la Secretaría de Acción Social durante un mes”.

De esa manera, el jefe comunal aseguró que el respaldo en dinero está garantizado para cuando los comerciantes, que son quienes reciben esos bonos, “vengan a cambiarlos por dinero para volver a comprar sus mercaderías”. 

El cambio del Sancarleño se hará por dinero en efectivo pero no genera intereses ni nigún tipo de ganancia a su portador.   

“Ese dinero está en Tesorería y no se va a tocar, por lo que no van a tener problema de cambiarlo”, dijo confiado Vargas, quien añadió que “la idea es poder ayudar a la gente que necesita mercadería o materiales, más en esta situación de crisis que ha generado la pandemia”.

Y fundamentó su decisión en tres ejes, poder conservar el circulante de dinero en el pueblo, cuidar al comerciante local, y proteger a los habitantes de San Carlos del virus SARS-CoV-2 . “Si no la gente sale, se va a Cafayate o Salta, se expone a contagiarse y se gasta la plata en otro lugar”.

Aunque aclaró que es una alternativa más y no una medida autoritaria, “porque es poco volumen de dinero, la gente puede seguir decidiendo, pero con los bonos nos aseguramos un consumo local seguro y que los pesos queden en el pueblo”.

“A veces la gente no tiene para comprar una garrafa de gas, o para la leche de los chicos, entonces le damos 600 bonos San Carleños y en lugar de irse a Cafayate a encargarlo lo compra en el negocio local”, ejemplificó el intendente, y afirmó que la medida tuvo mucha aceptación entre los comerciantes locales y los beneficiarios.

Por último, subrayó que el bono se utiliza en ayuda social como un aporte para la compra de elementos de primera necesidad, “es lo que pedimos, como con la pandemia, conciencia social y que no se utilice para otra cosa”.

La situación económica

El municipio de San Carlos no está exento de la caída en la coparticipación que llega desde el gobierno provincial, se estima que superó el 50% en mayo, con el consiguiente impacto que sufrieron sus arcas en materia de recaudación durante estos meses.

Sin embargo, el jefe comunal explicó que “con una administración muy cuidada y ayudas extraordinarias del ejecutivo provincial” pudieron hacer frente a todos los pagos y gastos hasta el momento, “ya pagamos sueldos, aguinaldo y los aumentos acordados con los gremios”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ