Detectan 13 casos nuevos en Santa Fe: 7 son de Rosario

Ningún oficio ni lugar está a salvo del virus

El contagio de dos profesionales del Sanatorio Británico, dos peluqueras y una clienta, y de 4 embarcados ilustran el avance de la pandemia en la ciudad 

La pandemia en Rosario mostró en las últimas horas la forma en la que el covid-19 avanza en el tejido social e interpela la responsabilidad ciudadana. Dos profesionales de salud en un sanatorio privado, contagiados por una paciente que llegó para una cirugía, dos peluqueras y una clienta en el centro, la tripulación de un barco anclado, y dos policías de la URII fueron casos paradigmáticos entre los más recientes. Las autoridades sanitarias reportaron que en la provincia de Santa Fe se detectaron 13 casos nuevos de coronavirus, de los cuales en Rosario corresponden 7, todos derivados de los seis grupos de contagio ya en estudio. Ahora la ciudad acumula 171 casos positivos desde que se declaró la pandemia. En Santa Fe, la cuenta llegó a 539 casos. Hay 23 pacientes internados en sala general por este virus, y otros 2, más delicados, en terapia intensiva.

Un barco draga, el ALP Catamarca, de la empresa Siglo XXI, ancló a la altura de Villa Gobernador Gálvez, en el marco de servicios que brinda para el puerto de Rosario. Desde allí se comunicó que al menos un tripulante de la embarcación contrajo covid-19 positivo. Edgardo Arriega, del gremio de Dragado Balizamiento, sostuvo que los contagiados son 4 tripulantes en ese barco al que definió como "una draga pirata", con un trasfondo de conflicto gremial y precarización laboral de esos trabajadores. 

La draga quedó bajo vigilancia, y su tripulación en cuarentena. De los cuatro infectados, dos fueron internados en un sanatorio privado y otros dos, sin cobertura social, en el hospital Carrasco. Desde la Secretaría de Salud municipal se informó que uno de los embarcados reside en Rosario.

Cuando el jueves 2 arribó desde Villa Constitución una paciente al sanatorio Británico con un cuadro de abdomen agudo para una cirugía urgente, nadie preveía aún lo que desencadenaría más tarde. El esposo de esta mujer, en tanto, se había sometido al test covid-19 y había dado positivo. Fue uno de los 21 casos que se detectaron en esa ciudad. Eso hizo que la Dirección de Epidemiología provincial contactara al entorno estrecho de ese hombre, y así avisaron al centro médico de Paraguay y Wheelwright que aquella paciente podría estar contagiada. En el sanatorio analizaron a la mujer, asintomática hasta entonces, y el test dio positivo de coronavirus. Antes, aislaron en cuarentena a 57 profesionales primero, y a otros 4 después, que habían tomado contacto con la paciente infectada.

Ayer desde el Sanatorio Británico se informó que de los 61 contactos aislados y sometidos a análisis, solo dos arrojaron resultado positivo de covid-19. La directora médica, Alejandra Matteaccio, explicó que la Dirección de Epidemiología realiza el seguimiento telefónico de los agentes de medicina que cumplen el aislamiento en sus domicilios. "De la totalidad del personal hisopado, solo dos agentes del equipo de salud han presentado PCR positiva para SARS-CoV-2, estando ambos asintomáticos y permaneciendo en aislamiento. Destacamos que el personal de contacto estrecho, por asistencia directa de la paciente ha tenido hisopados negativos, encontrándose todos en buen estado de salud en sus domicilios y reintegrándose a sus actividades habituales al cumplimentarse los 14 días de aislamiento de acuerdo a los protocolos en vigencia", detalló la dirección del sanatorio ayer por la tarde. 

Asimismo, la paciente de Villa Constitución que originó el foco continúa internada en el área Covid del establecimiento. "Presenta buena evolución médica de su cuadro respiratorio, y está a la espera de la evolución de su patología de base", indicaron de manera oficial.

El otro contagio en cadena que se conoció ayer fue el de dos jóvenes peluqueras que trabajan juntas en un local del centro rosarino que, ante la situación declarada, tuvo que cerrar de manera transitoria. El primer fin de semana del mes, ambas mujeres participaron de una reunión de amigos, tal como permite la fase actual de cuarentena para encuentros afectivos y familiares. Allí se contagiaron el virus de una de las personas que participó de aquella cita. Como ninguna de las dos acusó síntomas de la enfermedad, ambas continuaron trabajando en la peluquería durante casi toda la semana pasada. Atendieron a unas 12 clientas, de las cuales una de ellas ya arrojó resultado positivo de covid-19. Las otras clientas fueron notificadas según el protocolo y aisladas por 14 días.

Enzo Sagasti, de la Cámara de Titulares de Salones de Peluquería, habló en nombre de la situación y destacó que sus colegas "no se contagiaron trabajando, sino en una reunión social fuera de su trabajo. Siendo asintómaticas fueron a trabajar 4 días en la semana y cuando una presentó síntomas la peluquería se cerró, se hizo trazabilidad, se detectó que ellas habían sido contagiadas por otra persona", aclaró. Sagasti lamentó, además, algunas expresiones hostiles que circularon en redes sociales contra las peluqueras. "Están sufriendo el escarnio social, un señalamiento injusto, porque hay que entender que en Rosario iban a ocurrir contagios así, tarde o temprano", señaló el referente de las peluquerías de la ciudad.

El virus también caló en la tropa policial. A un suboficial del Cuerpo de Guardia de Infantería de Unidad Regional II se le confirmó este fin de semana que ha contraído la enfermedad junto con dos miembros de su familia. Lo mismo ocurrió con un agente de la comisaría de la localidad de Zavalla. Por lo tanto, las autoridades sanitarias indagaron en el entorno de ambos efectivos y procedieron al aislamiento preventivo de un total de 20 agentes policiales.

 

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ