Protestaron frente a la casa de Padoan

Trabajadores de Vicentin reclamaron por el pago de sus sueldos

La compañía amenaza con cerrar la unidad productiva y dejar sin trabajo a 430 personas. El conflicto podría extenderse a otras unidades del Grupo.

Las protestas de los trabajadores de la Algodonera Avellaneda no cesan. Los empleados de la empresa que forma parte del grupo Vicentin se movilizan frente a la casa de Alberto Padoan, una de las cabezas de la cerealera santafesina, para reclamar el pago adeudado de sus salarios . La compañía, por su parte, amenaza con cerrar la unidad productiva y dejar sin trabajo a 430 personas.

El conflicto laboral que se mantiene abierto desde febrero tiene como principal exigencia que la empresa complete la parte atrasada de los salarios y actualice remuneraciones que varían entre 20 y 25 mil pesos por mes.

“El Gobierno pagó una parte de los sueldos con el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción pero la empresa no completó su parte. Ahora, en medio del conflicto prefirieron no pedir el nuevo ATP para que no cobren nada. Es un castigo que busca que cesen en sus derechos”, asegura a Página/12, Carlos Zamboni, abogado laboralista de la Federación Aceitera.

Si bien la empresa plantea que el conflicto se inscribe en una discusión de encuadramiento sindical entre textiles y aceiteros, los trabajadores sostienen que es un argumento para desviar el foco de la cuestión . “La realidad es que el sindicato de textiles no avaló la huelga de los trabajadores que decidieron afiliarse al Sindicato de Aceiteros y Desmotadores de algodón. Pero más allá de eso el conflicto es salarial y viene desde febrero”, indicó Zamboni.

Según explicó a Página/12 el ministro de Trabajo de la provincia de Santa Fe, Roberto Sukerman, Vicentin “está queriendo tapar con un árbol el bosque: “La empresa plantea que no se sienta a negociar con los trabajadores porque Aceiteros no los pueden representar. Lo que tiene que ver con un conflicto de encuadramiento ya lo enviamos al ministerio de Trabajo de la Nación que es el órgano competente para dilucidar la cuestión. Pero, por otro lado, está el reclamo genuino de los trabajadores por sus sueldos.

En ese sentido, Carlos Zamboni indica que “probablemente este conflicto se extienda a otras unidades productivas del Grupo Vicentin”.

Los empleados de la Algodonera ubicada en Reconquista denunciaron la semana pasada hostigamiento por parte de las fuerza de seguridad local a las que acusan de actuar como “fuerza de choque" de Vicentin. "El amedrentamiento policial ocurrió en la localidad de Avellaneda, en las cercanías de la planta Buyanor, también del grupo Vicentin. Patrulleros se dirigieron hacia el pequeño grupo de diez obreros, quienes cumplían con todas las medidas sanitarias y de distanciamiento correspondientes a la Fase 5 vigente en la provincia. Los agentes policiales los interrogaron, reclamaron datos personales, les sacaron fotos y les impidieron continuar con la actividad de difusión", relataron desde el Sindicato de Aceiteros y Desmotadores de la zona.

Las movilizaciones y protestas se mantienen todos los días en los domicilios de Sergio Nardelli y Alejandro Padoan, directores del Grupo. Desde el ministerio de trabajo provincial aseguraron que de ninguna manera van a avalar que se criminalice la protesta social. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ