Ordenó la desindexación de los enlaces que exhibían su pasado mediático  

Fallo inédito en el caso Natalia Denegri contra Google: la Justicia aplicó el "derecho al olvido"

Por primera vez en Argentina, y en medio del conflicto entre Google y Cristina Kirchner , la justicia reconoció lo que se conoce vulgarmente como “derecho al olvido” en un fallo a favor de Natalia Denegri. La conductora, productora y empresaria argentina había iniciado una acción judicial contra Google a efectos de obtener la desindexación de enlaces con contenidos, videos y notas publicitarias que la vincularan a la causa contra Guillermo Cóppola, en la que fue reconocida como víctima.

Este martes, los jueces Claudio Kiper, Liliana Abreut y José Benito Fajre de la Sala H de la Cámara Nacional en lo Civil confirmaron la sentencia de febrero del Juzgado Nacional de Primera Instancia de la Ciudad de Buenos Aires e hicieron lugar al pedido de Denegri para la desindexación de los enlaces que exhiban videos o imágenes de su pasado mediático, así como también cualquier reportaje televisivo en el que hubiera brindado información acerca de experiencias de su vida privada.

En el escrito, además, se reinvindicó la imagen de Denegri al reconocer que fue “víctima de una maniobra delictiva” en la que le implantaron pruebas falsas y la privaron de su libertad de manera ilícita. "Con la sentencia de la Cámara, se recupera el nombre y apellido de Denegri porque dice que Natalia no actuó por su voluntad en la causa, como testigo protegido, que fue lo que dijo el Juzgado de Primera Instancia, sino que fue metida en la causa contra su voluntad, bajo amenazas y extorsiones", explicó el abogado de la conductora, Martín Leguizamón.

Con este fallo, la Cámara retomó el debate entre el "derecho al honor y la protección de la intimidad" y la "libertad de expresión". Según expresó, los videos o imágenes que aparecen al introducir en el buscador las palabras “Natalia Denegri”, o “Natalia Denegri caso Cóppola”, “reproducen escenas de peleas o discusiones entre la actora y alguna otra circunstancial entrevistada, generalmente vinculada con el caso Cóppola” o “reportajes que sólo habrían logrado alguna notoriedad a raíz de la procacidad o chabacanería propiciada por el espacio televisivo del momento”. Por lo tanto, consideró, “no presentan interés periodístico alguno sino que su publicación sólo parece hallarse fundada en razones de morbosidad”.

Esos videos, que ya tienen más de 20 años de antigüedad, “exhiben escenas cuya oportuna relevancia estuvo claramente vinculada más con lo grotesco que con lo informativo” y por ello “carecen de interés periodístico y no hacen al interés general que pudo revestir el ‘caso Cóppola’ sino, más bien, a la parafernalia de contenidos excéntricos de nulo valor cultural o informativo, que cobraron notoriedad más por el culto al rating de ciertos programas, que por el interés social que podían despertar”, dice el fallo.

Lo que no se desindexará, aclaró la Cámara, son los enlaces con contenido meramente informativo en los que la demandante esté mencionada. "Es importante para la sociedad conocer que han existido este tipo de situaciones, por cierto repudiables", explicó el fallo sobre los enlaces que se enfocan en el caso Cóppola desde lo noticioso, entre ellas las que dan cuenta que Denegri "fue víctima de una maniobra delictiva, ya que le 'plantaron' droga en su departamento".  

Según explicó el abogado de la conductora, Martín Leguizamón, esta es la primera vez que se aplica el "Derecho al Olvido" en la Argentina y que esto sentará un precedente en la jurisprudencia nacional con respecto a la responsabilidad de los buscadores de internet.

"Estoy muy emocionada con el fallo"

"La verdad que estoy muy emocionada con el fallo de los jueces de la Sala H de la Cámara Nacional en lo Civil porque reconocieron el derecho al honor y la privacidad y dejaron bien en claro que yo fui una víctima de un proceso judicial armado en el que me implantaron pruebas, me privaron ilegalmente de mi libertad y se violaron mis derechos cuando sólo tenía 17 años", celebró Denegri, en diálogo con Página 12.

Actualmente, Denegri vive en Miami y se desempeña como empresaria gastronómica de una gran cadena de restaurantes del sur de la Florida. Además, es dueña de una Productora de contenidos cinematográficos por la que fue galardonada con 13 premios Emmy y presentadora de televisión en un programa periodístico-solidario para niños. También es embajadora de fundaciones solidarias por toda Latinoamérica y personalidad destacada por el Congreso de los Estados Unidos por sus labores humanitarias. 

“Esto llegó al punto que llegó por culpa del morbo de los medios, tanto de esa época como de ahora. ¿Sino cómo se explica que después de más de 20 años se siga hablando del tema?”, reflexionó la conductora desde Miami. “Lo que pretendo con esta demanda no es prohibirle a nadie que diga y haga lo que quiera, pero que Google no lo indexe porque no tiene carácter informativo de ningún tipo sino que se hace por morbosidad y para molestar”, agregó Denegri, quien confesó haber recibido extorsiones por parte de “algunos periodistas que subían las notas solo para pedirme dinero a cambio de que las quiten, porque sabe que me molestan”.

"Pasaron más de 20 años desde que ocurrió todo esto, creo que ya es tiempo de dar vuelta la página. Y gracias a este fallo no sólo podré lograrlo sino que el día de mañana mis hijos sabrán que fui víctima de mi entorno y de una terrible maniobra delictiva, y que nunca dejé de luchar", festejó. 

La suya, consideró Denegri, "es una historia de autosuperación". "Esto es lo que faltaba para dejar todo eso definitivamente en el pasado”, concluyó la empresaria, quien aprovechó para agradecerle a su abogado “por este fallo histórico para la Argentina y para mi vida”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ