Treparon 63 por ciento en lo que va del año

Fuerte crecimiento de los plazos fijos 

Imagen: Télam

Los depósitos a plazo fijo del sector privado superaron en los primeros días de agosto los 2 billones de pesos. Se trata de una suba de 63 por ciento en lo que va del año. La tendencia se aceleró a partir de mayo con las medidas del Banco Central en las que se impusieron piso de tasa de interés para este instrumento de ahorro en moneda local. Desde que comenzó el año los depósitos a plazo fijo del sector privado (es decir de cuentas de particulares y de empresas) treparon 793 mil millones de pesos.

Ahorro minorista

En el informe monetario de julio el Banco Central señaló que los depósitos a plazo exhibieron un crecimiento mensual de 7,4 por ciento a precios corrientes, lo que implicó un aumento de 4,7 por ciento a precios constantes.

“Si bien suavizaron su ritmo de expansión con respecto a mayo y junio, las tasas de crecimiento aún resultan históricamente elevadas, tanto en términos nominales como reales”, destacó el informe. “La evolución diaria de las colocaciones a plazo refleja el impacto positivo de la política de tasas mínimas de interés, que asegura una retribución positiva en términos reales para todos los depositantes del sector privado”, agregó la autoridad monetaria. 

Además, se detalló que, discriminando por el saldo del tipo de titular, se verifica una tendencia desde mediados de mayo a que ocurra un sostenido crecimiento tanto de las líneas de personas humanas como de personas jurídicas (empresas).

“En estas últimas se encuentran las prestadoras de servicios financieros, como los Fondos Comunes de Inversión de Money Market que incrementaron su patrimonio en este período, con una cartera invertida en algo más del 40 por ciento en colocaciones a plazo”.

En el caso de los ahorristas minoritas fue clave el piso de tasa del 33,06 por ciento para las colocaciones a plazo que impulsó la autoridad monetaria. Este rendimiento implica una tasa efectiva anual del 38,57 por ciento.

Préstamos subsidiados

El aumento de los plazos fijos con un piso de tasa de interés para proteger el ahorro minorista en moneda local se complementó con una política de créditos para pequeñas y medianas empresas con tasas subsidiadas. “Dentro de las líneas comerciales se destacan la línea a MiPyMEs y Prestadores de Servicios de Salud que acumuló al cierre de julio desembolsos por 343.777 millones a tasas inferiores al 24 por ciento, de los cuales 8300 millones correspondieron a prestadoras de servicios de salud”, remarcó la autoridad monetaria.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ