Se renovó el protocolo de sesiones virtuales

Principio de acuerdo en Diputados 

Se pondrán hacer sesiones presenciales cuando lo requieran más de una decena de legisladores.

Las idas y vueltas entre el oficialismo y Juntos por el Cambio para trabajar en Diputados llegaron a su fin y el Frente de Todos podrá avanzar con su agenda legislativa. El titular del cuerpo, Sergio Massa, acordó con los jefes de bloque seguir sesionando de manera remota por 30 días hábiles más. Igualmente, el macrismo tendrá la posibilidad de convocar a sesiones presenciales, si lo requieren al menos diez diputados.

El acuerdo contempla que los legisladores que integren los grupos de riesgo puedan trabajar por videoconferencia, en caso de que se convoque a una sesión presencial. También podrán hacerlo quienes lo soliciten por "nota fundada" a la Presidencia de la Cámara baja. Este protocolo también incluye el trabajo de comisiones, donde comenzarán a tratar en las próximas semanas la reforma judicial, el Presupuesto 2021 y la actualización de la fórmula jubilatoria.

En una reunión de Labor Parlamentaria, las principales espadas de la Cámara baja se reencontraron una semana después del show opositor en el recinto. Los diputados del macrismo bajaron al Salón de Honor a las 19 con el acuerdo ya conversado con Massa. El tigrense llamó al titular del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, a las 17. El radical le comentó que estaban dispuestos a avanzar en la renovación del protocolo para sesiones a distancia para tratar temas "previamente acordados" y los "polémicos de forma presencial".

El protocolo indica que "la Honorable Cámara de Diputados deberá arbitrar los medios para la realización" de sesiones presenciales, en caso de que se la solicite. Con esto, se mudaría el Congreso y se generaría un nuevo recinto en el que se cumplan las normas sanitarias para que se pueda sesionar en medio de la pandemia. En cuanto a esto, aun no hay definiciones sobre dónde se sesionaría. Desde Juntos por el Cambio hablan del estadio Movistar Arena, en Villa Crespo, y el oficialismo ve con buenos ojos la idea de trabajar en un estadio de fútbol en el conurbano bonaerense.

Los temas que la bancada amarilla va a querer tratar en forma presencial son tres: Reforma judicial, Presupuesto 2021 y la nueva fórmula para actualizar las jubilaciones. El impuesto a las grandes fortunas divide las aguas en la alianza opositora y para no dejar expuestas sus diferencias buscarán un tratamiento de forma virtual, más aun sabiendo que el Frente de Todos cuenta con los aliados necesarios para la aprobación.

En el interbloque que conduce Negri confían que la reforma judicial y Presupuesto 2021 van a tener un trabajo de comisiones de seis semanas, aproximadamente. Con esto, habría que hacer una nueva renovación del protocolo para tratar estos temas.

Sergio Massa y Mario Negri volvieron a hablar recién este martes. La última vez que se vieron no llegaron a un acuerdo para continuar con las sesiones en el marco de la pandemia, con las medidas sanitarias que la situación amerita, aunque lo intentaron varias veces. El macrismo insistía con tratar solamente de forma telemática los temas previamente acordados entre los bloques mayoritarios. El oficialismo no aceptó que la oposición le imponga la agenda y todo terminó en un show montado por Juntos por el Cambio en el recinto acusando al Frente de Todos de "cerrar el Congreso".

Esto siguió con Juntos por el Cambio judicializando la sesión de la semana pasada en la que sancionó la ley para ayudar al turismo y se aprobó el proyecto que aumenta las multas por la pesca ilegal en el Mar Argentino. Los jefes de bloque de JpC presentaron un amparo para impugnar lo trabajado, con la firma de los jefes de bloque del espacio Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (CC). Sin embargo, este tema "no se tocó" en la reunión de este martes, según deslizaron fuentes parlamentarias a este diario. "Continúa el camino legal", agregaron, con ánimos de que no prospere.

El tono de la reunión de ayer fue distinto. "Plena armonía", dijo a Página/12 un diputado que participó del encuentro, respecto al tono de la semana pasada. "No entiendo, le presentaron a los macristas lo mismo de la semana pasada, pero con mejor tono y ahora dijeron que sí", se quejaba en los pasillos del Palacio Legislativo un diputado que no responde a ninguno de los principales bloques de la Cámara baja.

En el acuerdo también estuvo presente el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y su vice, Cecilia Moreau. Por el Interbloque Federal participó Alejandro "Topo" Rodríguez. También se acercaron al primer piso del Congreso Nicolás Del Caño (PTS), Romina Del Plá (PO), José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo), Luis Di Giacomo (Juntos Somos Río Negro). Se conectaron por vía remota el mendocino Alfredo Cornejo, Eduardo Bali Bucca, del bloque Justicialista, Alma Sapag (MPN), entre otros.

Con este nuevo acuerdo el Frente de Todos podrá avanzar por el próximo mes y medio con su agenda legislativa. Los gritos que se escucharon la semana pasada se transformaron en saludos, sonrisas y acuerdos entre los principales jefes de bloque. Así las cosas, la Cámara de Diputados tiene el camino allanado para seguir con su trabajo, esta vez, en consenso con todos los bloques.

Informe: Antonio Riccobene

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ