Fue ejecutado por matar a un agente secreto durante una protesta en Shiraz

Horca para el luchador iraní Navid Afkari

Un ex campeón de lucha libre iraní atrapado en protestas contra el gobierno fue ejecutado  tras ser declarado culpable por cargos de asesinato en un juicio ampliamente criticado dentro y fuera del país por estar plagado de irregularidades. La muerte matutina por ahorcamiento de Navid Afkari, de 27 años, se produjo a pesar de los llamamientos internacionales para que Irán detuviera la ejecución o enfrentaría las consecuencias. Funcionarios estadounidenses, incluidos el presidente Donald Trump, y Amnistía Internacional, estaban entre los que pedían que se le perdonara."A los líderes de Irán, les agradecería enormemente que perdonaran la vida de este joven y no lo ejecutaran", tuiteó Trump el 3 de septiembre. "¡Gracias!" 

La ejecución fue confirmada por un funcionario judicial iraní y un abogado de familia que fueron citados en medios de comunicación iraníes e internacionales. Afkari, ex campeón nacional de la lucha grecorromana, fue acusado de matar a un hombre descripto como oficial de inteligencia durante las protestas antigubernamentales de agosto de 2018 en la ciudad de Shiraz. Fue juzgado tanto por el Tribunal Revolucionario de ideológica línea dura de Irán como por un tribunal penal ordinario en procedimientos descriptos como manifiestamente injustos y oscuros, con acceso limitado de la defensa a un abogado y poca transparencia. Fue declarado culpable de asesinato y actuar contra Dios y recibió dos condenas a muerte, que fueron confirmadas por el Tribunal Supremo de Irán.

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12

Traducción: Celita Doyhambéhère    

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ