Después del "Macri ya fue", salió a decir que no le habla "nunca más"

Elisa Carrió y el corte de teléfono a Mauricio Macri

La gran "armadora" de Cambiemos apuesta a la renovación con Rodríguez Larreta y Vidal y da otro paso para jubilar a Macri, y a la pesada herencia de una gestión desastrosa. 
Imagen: NA

Elisa Carrió reapareció y volvió a agitar las aguas de Juntos Por el Cambio. Primero fue el apoyo a la designación de Daniel Rafecas como procurador general de la Nación. Luego vinieron las primeras declaraciones contra Mauricio Macri y la exhibición pública de su distanciamiento ("Macri me faltó el respeto, Macri ya fue"). Después, la reunión con foto con Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal en su chacra en Capilla del Señor. Ahora, una vez más, la líder de la Coalición Cívica volvió a manifestar públicamente su distanciamiento con el expresidente, reafirmando la estrategia política que viene tejiendo desde hace meses a favor de una renovación en Juntos Por el Cambio. "Macri me dijo 'tu única función es denunciar, es para lo único que servís’. Le corté el teléfono y después le dije que no le iba a hablar nunca más. Y así va a ser", advirtió Carrió, una de las fundadoras clave del espacio Cambiemos.

Elisa Carrió volvió a referirse al enojo que siente contra el ex presidente en una entrevista con el diario Clarín. Un enojo que la había llevado a asegurar, hace sólo un par de semanas, que su momento como líder de de Juntos por el Cambio ya había pasado. "Yo lo defendí y soporté lo que me costó hacer la alianza con él, pero hay lugares de los que no se vuelve: hay que tener respeto", afirmó, tajante, la exdiputada, luego de asegurar que no volvería a hablar con él nunca más. Durante la entrevista, Carrió también apuntó contra la presidenta del Pro, Patricia Bullrich -"no comparto el uso que Patricia hace de las marchas"-, reafirmó su apoyo a la candidatura de Rafecas a la Procuración General de la Nación -"Rafecas es un hombre preparado, yo tengo un buen concepto de él"-, e insistió en su objetivo de alejar la coalición opositora de los extremos -"Ahora están los libertarios, los no libertarios, y están todos los fanáticos. Y a ellos les digo que el fanatismo es un carácter. No es de izquierda ni de derecha".

"Carrió forma parte de un sector de la oposición que va por una renovación de Cambiemos. Ella quiere jubilar a Macri y reorganizar la oferta del espacio de cara al 2021, avalando el ascenso de figuras como Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. Sus palabras se inscriben en el debate que se está formando entre aquellos que buscan ampliar la coalición y aquellos que buscan recostarse sobre la figura de Mauricio Macri", evaluó el analista político Julio Burdman en charla con Página/12. Según este análisis, Carrió no resigna su rol de armadora y vuelve a tomar la posta en la formación de una coalición opositora que apueste a disputarle el poder al peronismo. Pero en esta ocasión, para poder hacerlo, resulta necesario "jubilar" a Macri -y a la pesada herencia de una gestión desastrosa- y renovar el espacio con figuras más "centristas", que puedan dialogar con votantes que se encuentren por afuera de la base dura del macrismo. 

"Lilita ya lo dijo: Macri ya fue. Y con eso se refiere a que el rol que Macri tenía que cumplir, como primer presidente que no es del PJ que termina su mandato sin sufrir un golpe de Estado, ya lo cumplió. Ya está", explicaron desde el entorno de la líder de la Coalición Cívica. En diálogo con Página/12, voceros de la fuerza de Carrió intentaron bajarle el tono a la pelea con Macri -"se pelearon más por cuestiones formales que de fondo, ella sintió que le faltó el respeto"-. Pero confirmaron que la exdiputada no creía que Macri debiera tener un "rol activo" en las próximas elecciones. Y que, en cambio, observaba con mayor agrado los liderazgos de figuras como Rodríguez Larreta y Vidal (con quienes se reunió hace dos semanas en su chacra de Capilla del Señor, en un claro gesto de rechazo al ex presidente). 

"Claro que lo apoyaría (a Larreta), como también apoyaría a María Eugenia (Vidal), a Fernando Sánchez, a Paula Oliveto. No tengo un candidato, pero sí voy a ser electora y voy a hacer campaña por todos, pero voy a apoyar a los decentes", sostuvo Carrió en la entrevista.

El armado político de Carrió tiene como objetivo alejar a la coalición opositora de los extremos -por eso se diferencia de figuras como Macri y Patricia Bullrich, a la vez que condena el "uso político" de las marchas en contra del gobierno-, estrategia política que dice reproducir en su vínculo con el oficialismo. De ahí su apoyo a la candidatura de Rafecas como procurador, postura que profundizó su distanciamiento con Macri y que volvió a defender durante la entrevista: "Hace seis meses yo me di cuenta del poder que va a tener el procurador y que le digo a Macri que Rafecas es un hombre preparado. Yo tengo un buen concepto de él. Y además, si el presidente Alberto Fernández lo propone a Rafecas, Rafecas no es kirchnerista y no es el candidato de Cristina", analizó.

Informe: María Cafferata.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ