Javkin habla de disfrutar el verano sin complicar la curva de contagios

Exitosa prueba piloto en los clubes y playas

A pesar de la alta afluencia de público durante todo el fin de semana, los espacios de esparcimiento vinculados al río funcionaron con protocolos y sin complicaciones. 
Círculos, burbujas, distancia, las claves del verano que se viene.Círculos, burbujas, distancia, las claves del verano que se viene.Círculos, burbujas, distancia, las claves del verano que se viene.Círculos, burbujas, distancia, las claves del verano que se viene.Círculos, burbujas, distancia, las claves del verano que se viene.
Círculos, burbujas, distancia, las claves del verano que se viene. 

De acuerdo a lo sucedido durante el fin de semana largo con la prueba piloto que el gobierno provincial decretó en la ciudad, la posibilidad de disfrutar de las playas públicas y de los clubes náuticos, respetando los protocolos establecidos, aparece como una opción concreta para la próxima temporada estival. "El balance es muy positivo, en términos de que está claro que vamos a convivir un tiempo donde tenemos que construir una especie de inteligencia colectiva para poder aprovechar el aire libre sin complicar la curva sanitaria. Eso tiene mucho que ver con mantener los protocolos de distanciamiento, de uso de barbijo, y de mantener cierta lógica de las burbujas sociales que compartimos", destacó ayer a Rosario/12 el intendente Pablo Javkin. La experiencia, agregó, le permitirá a los clubes probar protocolos y compartirlos con los demás de cara al verano. Mientras el resto de las instituciones ponen a punto las instalaciones e intensifican los trabajos para cumplir con las medidas diseñadas por el Ministerio de Salud, la habilitación para el uso de piletas y sectores recreativos se implementaría el primer fin de semana de diciembre. Al menos eso es lo previsto en la Municipalidad, aunque ayer desde la provincia la directora de Deportes Claudia Giaccone adelantó que cada Intendencia tendrá la posibilidad de hacerlo a partir del próximo sábado 28.

A partir de haber verificado una concreta mejora de los parámetros epidemiológicos y sanitarios en Rosario, el gobernador Omar Perotti decretó el viernes a la noche habilitar como prueba piloto la concurrencia de personas a las playas públicas y la de los clubes de la costa. Los considerandos del decreto 1445 señalaron que era conveniente realizarla ya que la experiencia servirá para determinar las medidas más convenientes para replicarla posteriormente en todo el territorio provincial. 

Pese al inconveniente de tener un solo punto en la ciudad donde se cruza al río debido a la bajante, que coincide además con la playa pública, Javkin consideró que era importante probar con la apertura de La Florida y de los clubes náuticos que, según indicó, funcionaron muy bien, compartiendo protocolos, incluso incorporando los círculos como los que se instalaron en el balneario pago. "Al tener mayor oferta evitamos las aglomeraciones, y eso nos permite que los protocolos se cumplan de mejor manera", apuntó el intendente. "Vamos a tener que promover la lógica del uso del aire libre en lugar de espacios cerrados con aire acondicionado y mala ventilación", agregó.

En la semana, dijo Javkin, continuarán analizando con las autoridades provinciales lo que viene por delante en el verano. "Creo que va a ser la estrategia más lógica y porque tenemos un desafío entre todos", manifestó el intendente. "Primero saber que no vamos a disfrutar de las cosas como lo hacíamos el año anterior, vamos a poder aprovecharlo con cuidados que ahora son importantísimos sostener, y que sostenidos a la vez podemos hacerlo. Ahí va a estar un planteo de inteligencia que nos permita, arriesgando lo menos posible, entender que el aire libre en el verano va a ser un factor a tomar en cuenta", argumentó.

Según Javkin, "los indicadores van mejorando, puntualmente lo venimos siguiendo, baja el número de casos, baja el R de contagios, aumenta el tiempo de duplicación, a partir de la última semana vemos una baja en la ocupación de camas. Mientras eso se sostenga, producto de la conducta y de cierta influencia del verano, vamos a poder promover el uso del aire libre porque evidentemente es el lugar donde menores riesgos tenemos si cumplimos con las pautas de cuidado". 

El jefe del Palacio de los Leones apuntó a "mantener los testeos y la experiencia de control de la curva que eviten no poder anticiparnos a lo que puede ser una eventual segunda ola, creo que vamos a convivir todavía un tiempo con transmisión comunitaria. Por supuesto que a medida que bajan los casos es más efectivo el sistema de rastreos, pero tenemos un tiempo delante de mucho trabajo, acá no terminó nada". 

El intendente remarcó: "Todavía estamos arriba de 400 casos, la tendencia es positiva, pero los números son complicados". De todos modos, Javkin dijo que "es importante decirle a la gente que es probable que si todo sale bien, y las vacunas evolucionan, sea el único verano que tengamos que pasar por esto, pero va ser un verano distinto y lo tenemos que tener en claro".

Respecto a la fiscalización del municipio en las playas públicas y en los embarcaderos, la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayru, destacó ante la consulta de este diario que no hubo mayores inconvenientes y se cumplieron todos los protocolos. "Hubo muchísima gente, pero la fotografía no fue la misma que hace 15 días cuando en el sector de los embarcaderos se veía gran cantidad de gente. El esquema que armamos funcionó, con el sistema de vallados, el ordenamiento, manteniendo el distanciamiento. la presencia constante, poniendo cupos a las filas que identifican a los paradores y estableciendo un horario límite para poder regresar antes de las 19", explicó.

La funcionaria precisó que de los tres días del fin de semana largo, tanto el domingo, pero particularmente ayer feriado, fueron las jornadas con mayor afluencia de gente que eligió cruzar a la isla para mitigar el calor. "Nosotros teníamos estipulado que hasta las 15 se podía cruzar, pero tuvimos que cortar a las 13 porque se terminaron la cantidad de tickets que tenía cada uno de los paradores", señaló Labayru. 

Además, los agentes controlaron la disposición de no poder cruzar llevando bebidas alcohólicas, mientras que en la Rambla Catalunya se realizaron barridos para evitar el consumo que no está permitido en ese sector. Allí, los controles con el acompañamiento de un móvil policial se realizaron en dos puntos fijos hasta las 4 de la mañana. "Hay una decisión firme de no permitir la venta ilegal e indiscriminada de alcohol", dijo la funcionaria, tras el operativo cerrojo que diseñaron el pasado jueves con el saldo de 67 personas detenidas, y se llevaron 30 autos y 20 motos al corralón.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ