Subrayan que no hubo ninguna orden de parte del Gobierno nacional

La Secretaría de DDHH denunció a Larreta y a Santilli por la represión en la despedida de Maradona

La represión de la Policía de la Ciudad terminó con 11 personas imputadas, de las cuales 9 ya fueron liberadas.La represión de la Policía de la Ciudad terminó con 11 personas imputadas, de las cuales 9 ya fueron liberadas.La represión de la Policía de la Ciudad terminó con 11 personas imputadas, de las cuales 9 ya fueron liberadas.La represión de la Policía de la Ciudad terminó con 11 personas imputadas, de las cuales 9 ya fueron liberadas.La represión de la Policía de la Ciudad terminó con 11 personas imputadas, de las cuales 9 ya fueron liberadas.
La represión de la Policía de la Ciudad terminó con 11 personas imputadas, de las cuales 9 ya fueron liberadas. 
Imagen: Bernardino Avila

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación presentó una denuncia penal por los delitos de intimidación pública, abuso de autoridad y abandono de persona contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicejefe de la Ciudad, Diego Santilli, por la represión desatada por la Policía de la Ciudad durante el velorio de Diego Maradona.

La presentación judicial hecha por Horacio Pietragalla solicita que se investigue a las máximas autoridades porteñas por el violento accionar llevado adelante por efectivos policiales y aporta imágenes y videos de la represión que se registró en los alrededores de 9 de julio y Avenida de Mayo, cuando se expulsó por la fuerza a las miles de personas que formaban fila para llegar despedir a Maradona en la Casa Rosada. 

"La sistematicidad en el accionar y la violencia cometida por todos ellos da cuenta de una orden superior que dispuso la represión de esa forma: con balas de goma, gases, camiones hidrantes y detenciones arbitrarias", sostiene la presentación de la Secretaría de Derechos Humanos respecto del accionar de la fuerza de seguridad porteña. 

La denuncia subraya que no hubo ninguna orden de parte del Gobierno nacional de reprimir ni detener a los simpatizantes que habían concurrido al velorio de Maradona. La represión de la Policía de la Ciudad terminó con 11 personas imputadas presuntamente por “resistencia a la autoridad”, de las cuales 9 ya fueron liberadas.

El primero en marcar las diferencias entre el gobierno nacional y el porteño fue el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, quien ayer por la tarde publicó un tuit en el que pedía a Larreta y Santilli: "Frenen ya esta locura que lleva adelante la Policía de la Ciudad. Este homenaje popular no puede terminar en represión y corridas a quienes vienen a despedir a Maradona". De esa manera, se ponía de manifiesto la descordinación en el operativo de seguridad entre ambas jurisdicciones. 

Esta manaña, el presidente Alberto Fernández también marcó la diferencia del accionar de las fuerzas que respondían al Gobierno nacional y el porteño. Fernández lo hizo al señalar cómo se abordó el ingreso descontrolado de decenas de personas, integrantes de barrabravas, que terminaron copando el Patio de Las Palmeras. 

"Lo resolvimos muy rápido sin que hubiera balas de goma ni palazos. Lo resolvimos cerrando las puertas. La situación nunca estuvo fuera de control. El problema fue en la 9 de Julio, donde hubo una acción desmedida de la Policía de la Ciudad, es muy evidente", advirtió el mandatario en declaraciones a Radio Con Vos. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ