Recriminó al Poder Judicial por mantener el Lawfare

Cristina Kirchner acusó a la Corte Suprema de "extorsionar" al actual Gobierno 

En contraposición a los elogios esgrimidos a los poderes Ejecutivo y Legislativo durante el primer año de gestión del Frente de Todos, Cristina Fernández lanzó fuertes críticas al otro Poder del Estado, "representado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (...) que no hizo más que confirmar que fue desde allí, desde donde se encabezó y dirigió el proceso de Lawfare". 

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner difundió este miércoles una carta en la que lanzó duras críticas a la Corte Suprema de Justicia, a la que acusó de "encabezar y dirigir el proceso de Lawfare" y de garantizar la impunidad de los exfuncionarios de Cambiemos. 

En el documento, la expresidenta apuntó directamente contra los miembros de la Corte Suprema de la Nación "que no hizo más que confirmar que fue desde allí, desde donde se encabezó y dirigió el proceso de Lawfare. Esa articulación mediática-judicial para perseguir y encarcelar opositores, se desplegó en nuestro país con toda su intensidad desde la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia de la Nación y, lo que es peor: aún continúa", manifestó.

Y agregó: "Que a nadie se le ocurra tergiversar mis palabras con titulares diciendo que pretendemos una Justicia adicta. Todo lo contrario: somos la fuerza política que en el 2003, con el 22% de los votos, denunciamos la extorsión de lo que se conocía como la “mayoría automática de la Corte”, dando inicio a un proceso virtuoso que culminó con la Corte Suprema más independiente y prestigiosa de las últimas décadas".

En esa línea, recordó que "de aquella Corte, hoy no queda absolutamente nada. De los 4 miembros que propuso Néstor Kirchner, la Dra. Carmen Argibay (magistrada independiente si las hubo) falleció y el Dr. Zaffaroni, reconocido a nivel internacional como uno de los mejores penalistas del mundo, renunció al cumplir los 75 años de edad en cumplimiento de lo dispuesto por el artículo 99, inc. 4 de la Constitución Nacional y de la propia jurisprudencia de la Corte que integraba".

En cuanto a la renovación de la Corte Suprema que llevó adelante Cambiemos, denunció el intento de nombrar a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti como miembros del máximo tribunal.

"Lo más terrible de aquel episodio fue que quienes debían garantizar el cumplimiento de la Constitución y las leyes en todo el País, aceptaron ser designados por decreto sin cumplir lo que prescribe la Constitución Nacional y las leyes, que exigen un procedimiento determinado y preciso para cubrir las vacantes de la Corte", agregó y recordó que "Rosenkrantz, uno de los dueños del estudio jurídico cuya cartera de clientes esta conformada por los principales grupos empresarios argentinos y extranjeros en el país, fue designado Presidente" en 2018.

Más adelante, la actual vicepresidenta afirmó que "a nadie debería extrañarle entonces, no sólo que el Lawfare siga en su apogeo, sino que además, se proteja y garantice la impunidad a los funcionarios macristas que durante su gobierno no dejaron delito por cometer, saqueando y endeudando al país y persiguiendo, espiando y encarcelando a opositores políticos a su gobierno".

"Tampoco deberíamos extrañarnos si esta Corte, que consintió alegremente el mayor endeudamiento del que se tenga memoria a escala planetaria con el FMI, empieza a dictar fallos de neto corte económico para condicionar o extorsionar a este gobierno… O lo que es peor aún: para hacerlo fracasar", precisó y destacó que el Poder Judicial no va a elecciones y es "perpetuo".

En una clara alusión Ricardo Lorenzetti y Elena Highton de Nolasco, aunque sin mencionarlos, Fernández agregó que "la descripción de los hechos que protagonizaron los dos restantes miembros propuestos por Néstor (en 2003) para integrar la Corte, me eximen de mayores comentarios".

En un mensaje dirigido al expresidente del máximo tribunal, afirmó que "uno de ellos es el que se fotografiaba con el Juez brasileño Sergio Moro y con Claudio Bonadio. El primero -Sergio Moro- es el que sin pruebas metió preso al expresidente del Brasil, Inacio Lula Da Silva, impidiéndole ser candidato a presidente y posibilitando la llegada al poder de Jair Bolsonaro, quien lo premió designándolo, en un escándalo sin precedentes, como su Ministro de Justicia". Además, indicó que Lorenzetti en una reunión de jueces federales de Comodoro Py, "les aseguró que todas las instancias superiores les iban a confirmar y convalidar todas las decisiones de primera instancia que dictaran contra los dirigentes y exfuncionarios kirchneristas. Lawfare al palo".

En relación al fallecido juez federal Bonadio, enfatizó que "nunca rindió un examen para ser magistrado e integró la célebre lista de los 'jueces de la servilleta'", y que "se autodefinía como un practicante del 'derecho penal creativo'", al cual definió como "una aberración".

Por otro lado, apunto contra Highton de Nolasco al indicar que "no sólo no renunció a su cargo al cumplir los 75 años de edad -como lo hiciera el Dr. Zaffaroni-, sino que además recurrió a un juez de primera instancia para que le permitiera permanecer en el cargo en acuerdo con el Gobierno de Cambiemos -que no apeló aquella resolución judicial- y en abierta violación a la jurisprudencia de la misma Corte Suprema y a lo dispuesto por la Constitución Nacional".

Tras recordar que Macri intentó nombrar a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia a Rosenkrantz y a Rosatti como miembros de la Corte Suprema. Destacó que "lo más terrible de aquel episodio fue que quienes debían garantizar el cumplimiento de la Constitución y las leyes en todo el país, aceptaron ser designados por decreto".

"Por si todo ello fuera poco, en el año 2018, Carlos Rosenkrantz, uno de los dueños del estudio jurídico cuya cartera de clientes esta conformada por los principales grupos empresarios argentinos y extranjeros en el país, fue designado Presidente de la Corte Suprema Justicia de la Nación", agregó.

A su vez, la vicepresidenta le reprochó al máximo tribunal haber "convalidado" el endeudamiento con el FMI durante la gestión de Cambiemos y remarcó que a nadie "debería extrañarle entonces, no sólo que el Lawfare siga en su apogeo, sino que además, se proteja y garantice la impunidad a los funcionarios macristas que no dejaron delito por cometer, saqueando y endeudando al país y persiguiendo, espiando y encarcelando a opositores políticos a su gobierno".

A modo de conclusión, hizo hincapié en que el Poder Judicial es el único de los tres poderes del Estado que "no va a elecciones" y que "tiene la palabra final sobre las decisiones" del Ejecutivo y del Legislativo.

"Si además de todo eso, ese Poder sólo es ejercido por un puñado de funcionarios vitalicios que toleraron o protegieron la violación permanente de la Constitución y las leyes, y que tienen, además, en sus manos el ejercicio de la arbitrariedad a gusto y piacere, sin dar explicaciones a nadie ni estar sometidos a control alguno… Bueno… Si esto sigue sucediendo en nuestro país, estaremos muy lejos de construir la República y la Nación que, estoy segura, anhelamos la inmensa mayoría de los argentinos y las argentinas", expresó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ