Consiguió el aval para que revisen su procesamiento en Comodoro Py

Espionaje ilegal: Carlos Stornelli, con ayuda de un tribunal amigo

La Cámara Federal de Mar del Plata accedió, en plena feria judicial, a su pedido de que la Casación se expida sobre las decisiones del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. Para respaldar su sorpresiva medida los camaristas marplatenses argumentaron que el caso reviste gravedad institucional.
La Cámara Federal de Mar del Plata le abrió a Carlos Stornelli el camino para llevar la causa del espionaje ilegal a Comodoro Py.La Cámara Federal de Mar del Plata le abrió a Carlos Stornelli el camino para llevar la causa del espionaje ilegal a Comodoro Py.La Cámara Federal de Mar del Plata le abrió a Carlos Stornelli el camino para llevar la causa del espionaje ilegal a Comodoro Py.La Cámara Federal de Mar del Plata le abrió a Carlos Stornelli el camino para llevar la causa del espionaje ilegal a Comodoro Py.La Cámara Federal de Mar del Plata le abrió a Carlos Stornelli el camino para llevar la causa del espionaje ilegal a Comodoro Py.
La Cámara Federal de Mar del Plata le abrió a Carlos Stornelli el camino para llevar la causa del espionaje ilegal a Comodoro Py. 
Imagen: NA

La Cámara Federal de Mar del Plata sorprendió por conceder, en plena feria, los recursos para que el fiscal federal Carlos Stornelli llegue a la Cámara Federal de Casación para pelear el procesamiento que le dictó el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, por espionaje ilegal. Los camaristas marplatenses habilitaron de “manera excepcional” la instancia casatoria pedida por la defensa del fiscal y sostuvieron que se está ante un caso de gravedad institucional para hacer que el tema llegue al máximo tribunal penal del país.

Con esta decisión, Stornelli tiene vía libre para que la Casación Federal revise su situación en la causa que se instruye en Dolores. Después de una resolución de la Cámara de Mar del Plata del 11 de diciembre, Stornelli quedó con un procesamiento confirmado pero bastante beneficiado en su situación. Lo que sucede es que los camaristas ratificaron que debe continuar procesado por dos casos, pero repartieron faltas de mérito para otros, inclusive el del apriete al empresario Pedro Etchebest, que dio origen a la investigación a principios de 2019. Los dos casos que la Cámara marplatense dejó en pie son los que tienen a Stornelli como acusado de coordinar con Marcelo Sebastián D’Alessio para hacerle una cámara oculta al abogado José Manuel Ubeira y en el que el fiscal federal le pidió al falso abogado que hiciera maniobras para perjudicar a Jorge Castañón, nada más y nada menos que el exesposo de la pareja actual de Stornelli.

“En el marco de esta causa se debaten cuestiones que, por sus efectos y connotaciones sociales, efectivamente pueden suscitar una situación de gravedad institucional en el sentido de que todo aquello que se ha resuelto puede poseer aptitud, por sus efectos, de exceder el mero interés de las partes, para afectar de modo directo a la comunidad”, escribieron los jueces Bernardo Daniel Ribel y Eduardo Pablo Jiménez. El tercer integrante del tribunal, Alejandro Tazza, no firmó por estar de feria.

La Casación deberá decidir si analiza los planteos durante la feria o los deja para febrero. Junto con la situación de Stornelli, llegará también la revocatoria del procesamiento del periodista de Clarín Daniel Pedro Santoro y planteos de la defensa de Stornelli sobre la competencia del juzgado federal de Dolores para investigar los hechos que lo conectan con D’Alessio. En esas resoluciones, la Cámara de Mar del Plata también había desguazado parte de la causa de Ramos Padilla al sacarle los hechos vinculados al Gas Natural Licuado (GNL), que es la causa que les permitió a Stornelli y a Claudio Bonadio hacerse de la causa cuadernos, y a la llamada Mafia de los Contenedores. Varias de las partes que acusan a Stornelli, D'Alessio y compañía también interpusieron recursos para llegar a la Casación.

La premura del tribunal marplatense para habilitar una feria excepcional contrasta con lo que tardó en revisar los procesamientos: un poco más de once meses en el caso de Stornelli y 16, en el caso de Santoro. Además, en el caso de Stornelli, no está planteada ninguna cuestión vinculada con la libertad -- que justificaría su tratamiento durante la feria, ya que está procesado sin prisión preventiva. En el caso de D'Alessio, sí está detenido en el penal pero eso podría tramitar como un recurso de excarcelación, que no es el caso.

La Sala de Casación que habitualmente interviene en esta causa es la Sala II con la excepción del camarista Alejandro Slokar, a quien dos de sus colegas apartaron en 2019 por un pedido de Elisa Carrió, que alegó temor de parcialidad porque tres años antes había presentado una denuncia contra el juez en el Consejo de la Magistratura.  Esa Sala está integrada por Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci. El lugar de Slokar, en este caso, lo toma Daniel Petrone.

Los casadores que estén durante enero serán quienes deberán resolver si habilitan la feria. Las resoluciones de la Cámara de Mar del Plata deberán pasar dos filtros: primero el de la presidencia de la Cámara de Casación -- que hasta el 17 ocupa Gustavo Hornos y luego lo reemplaza hasta fin de mes Mariano Borinsky --y el de la presidencia de la Sala de Feria -- que hasta el próximo domingo está en cabeza de Liliana Catucci y después del propio Borinsky --. Por lo que resta de la semana, la Sala de feria estará conformada por Catucci, Juan Carlos Gemignani y Diego Barroetaveña. A partir del lunes, dejarán su lugar a Borinsky, Gemignani y Petrone.

La situación de Stornelli ante la Procuración General es delicada. Después de que la Cámara de Mar del Plata confirmara su procesamiento, el senador oficialista Oscar Parrilli insistió con un pedido de juicio político contra el fiscal. Según informó Página/12, la secretaría Disciplinaria del organismo que está a cargo interinamente de Eduardo Casal, quien fue un gran aliado de Stornelli en los más de ocho meses en los que se negó a presentarse a indagatoria, le pidió un descargo al fiscal. El pedido de Parrilli se suma a otro expediente que se instruye desde 2019 en la Procuración, pero que avanza a paso cansino.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ