El equipo del argentino venció a los Warriors de Stephen Curry

Nuevo look, buena defensa y tres puntos de Campazzo en el triunfo de Denver

Campazzo, con su nuevo look, conduciendo a los Nuggets.Campazzo, con su nuevo look, conduciendo a los Nuggets.Campazzo, con su nuevo look, conduciendo a los Nuggets.Campazzo, con su nuevo look, conduciendo a los Nuggets.Campazzo, con su nuevo look, conduciendo a los Nuggets.
Campazzo, con su nuevo look, conduciendo a los Nuggets. 
Imagen: AFP

Facundo Campazzo sigue sumando minutos y experiencia en la NBA, con tres puntos, una asistencia y una buena actuación defensiva en el triunfo de Denver Nuggets 114-104 sobre Golden State Warriors. El base argentino completó 12 minutos en el campo, dividido en dos entradas, la primera al final del primer cuarto y el inicio del segundo y la restante entre el cierre del tercero y el arranque del último parcial, aunque lo más llamativo de su presentación fue el nuevo look en el pelo, con un corte muy particular.

Hace unos días, el propio Campazzo había anticipado que se venía un paso por la peluquería en un Instagram Live que brindó para sus fanáticos. Pero en ese mensaje aclaró que todavía no se había animado porque no estaba seguro de poder explicarle el corte que quería al peluquero. "Quiero cortarme el pelo, lo necesito porque desde que me fui de Madrid no me lo corté. Puede aparecer el Facu de 2009 o 2010, el que era flogger”, bromeó el argentino, en referencia al look que lucía en aquellos primeros años en Peñarol. “No sé cómo decirle en inglés cómo me lo quiero cortar. Eso me detiene un poco a la hora de ir a la peluquería. Pensé en raparme y listo listo. Pero no, tengo que juntar valor, ir y decirle lo quiero así, en inglés”. completó. Dado el resultado, habrá que ver si realmente se pudo hacer entender...

Campazzo con su nuevo corte de pelo. (AFP)

Más allá de lo extradeportivo, Campazzo cumplió otra correcta actuación, consolidado en el rol que le asigna el entrenador Michael Malone. Su primera entrada se dio en el último minuto del primer cuarto, cuando colaboró en un atrape sobre Stephen Curry en la última jugada del parcial, que terminó en una pérdida de los Warriors. Poco después provocó una falta de ataque de Brad Wanameker y en la restante entrada generó otra de Damion Lee. En ataque, tomó tres lanzamientos externos, de los que convirtió uno sobre el cierre del tercer cuarto. Además, entregó una asistencia para un triple de Monte Morris.

Cuando promediaba el último cuarto, el argentino cometió tres faltas personales casi seguidas para llegar a cuatro en total, lo que determinó que Malone lo sentara en el banco, aunque esa situación también coincidió con el regreso de todos los titulares para cerrar el juego.

La figura de los Nuggets volvió a ser Nikola Jokic, que sumó un nuevo triple doble con 23 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias. Del otro lado, el mejor de los Warriors fue Curry, con 35 puntos y 11 rebotes, que resultaron insuficientes. Con el resultado que se dio en el Ball Arena, tanto Denver como Golden State quedaron en la mitad de la tabla con sies triunfos y seis caídas. El próximo partido de Denver será el domingo a las 22 ante Utah Jazz.


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ